Lo que Iglesias -Podemos- no quiere que Calvente cuente al Congreso

El PSOE salva a Unidas Podemos de defenderse en el Parlamento de las acusaciones de financiación ilegal del ex abogado de la formación morada.

El PSOE salvará hoy a Unidas Podemos de tener que responder en sede parlamentaria ante las acusaciones que el ex abogado de la formación morada José Manuel Calvente pudiese realizar en el Congreso de los Diputados sobre las presuntas irregularidades cometidas por el partido del vicepresidente segundo, Pablo Iglesias, en relación al «caso Neurona» que investiga un juez de Madrid.

El PP quería que Calvente diera cuenta de la presunta financiación ilegal del partido en la Cámara en la comisión de Calidad Democrática, para ejemplificar a los diputados sobre las represalias que suelen sufrir aquellos ciudadanos que denuncian corrupción. Una votación que los populares ya trataron de elevar en 2020 y que fue vetada por ambos grupos. Ahora, fuentes de los dos partidos del Gobierno confirman a este diario que la posición no variará y dado que PSOE y Unidas Podemos tienen mayoría en la mesa de la Comisión, la iniciativa no prosperará. Desde Podemos justifican que se trataría de una mera declaración del ex abogado que dio lugar a un «caso fake, sin pruebas», mientras que en el PP entienden que el partido emprendió contra él un «grave proceso de hostigamiento y represalia personal y laboral».

Hasta el momento Calvente ha comparecido en siete ocasiones ante la Justicia: en la Audiencia Nacional, en la que apuntó la responsabilidad de Pablo Iglesias en una denuncia falsa; en dos juzgados de Madrid, en los que se defendió de una falsa acusación de acoso sexual; y en otros dos juzgados de lo social por su despido improcedente y el de su ex compañera Mónica Carmona. También declaró ante la Fiscalía por una denuncia de Vox contra los fiscales del «caso Tándem»; y ante el magistrado Juan José Escalonilla, que mantiene imputado a Podemos como persona jurídica.

En la Audiencia Nacional

El ex abogado de Podemos describió de forma «minuciosa”, según indica el juez Manuel García Castellón en la exposición razonaba que elevó el 7 de octubre ante el Tribunal Supremo contra Iglesias, «cómo se orquestó y desarrolló el ardid» que sirvió para denunciar de forma «falsa» a «OKDiario». La intervención de Calvente aportó pruebas, completa el magistrado en el auto, de que Iglesias habría usado «fraudulentamente» una denuncia «para tratar de lograr algún tipo de ventaja electoral, pese a conocer el carácter falsario de las acusaciones».

Financiación ilegal

Calvente también declaró en el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid tras su denuncia de la presunta financiación irregular de Podemos. Escalonilla confirmó los indicios que apuntó Calvente sobre la contratación de la consultora mexicana Neurona Consulting de los que se desprende «la presunta comisión de un delito de financiación ilegal del que Podemos puede ser responsable penal».

Denuncias por acoso sexual

El ex coordinador jurídico de Podemos considera que Pablo Iglesias pudo haberle difamado tras asegurar en el Congreso de los Diputados que había sido expulsado de Podemos por un caso de acoso sexual y laboral a una compañera. Dos juzgados de Madrid han confirmado que la acusación fue falsa.

Juicios laborales

El juzgado de lo Social número 10 de Barcelona confirmó que Podemos despidió de forma improcedente a Calvente, que también declaró como testigo en el juicio laboral de su ex compañera Mónica Carmona. Finalmente, testificó ante la Fiscalía de Madrid tras una denuncia de Vox contra los fiscales del «caso Tándem».

Fuente: Tono Calleja/Ainhoa Martínez/Rocío Esteban – La Razón

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios