Iglesias, contra los medios: «De contrapoder, nada. Son los brazos mediáticos del poder»

«Si en la estructura de propiedad de un medio están los bancos, están empresas del Ibex 35 o fondos como BlackRock, de contrapoder, nada: son los brazos mediáticos del poder»

El vicepresidente segundo del Gobierno y líder de Podemos, Pablo Iglesias continúa con su particular campaña de crítica y presión a la prensa, afirmando este domingo que «una buena parte de los poderes mediáticos son expresiones de poder». «Si en la estructura de propiedad de un medio están los bancos, están empresas del Ibex 35 o fondos como BlackRock, de contrapoder, nada: son los brazos mediáticos del poder«, dice en una entrevista de InfoLibre, junto con eldiario.es, y añade que «en España hay una estructura de concentración del poder mediático enorme en manos de empresas privadas con intereses privados«.

Iglesias ha acusado al comisario Villarejo de no ser un operador policial legítimo porque es «fundamentalmente» un operador mediático. Se refiere así a las informaciones publicadas sobre él y el caso de su exasesora Dina Bousselham, a quien le desapareció el teléfono móvil y una tarjeta micro-SD con contenido privado, que implicaba a Iglesias y que acabó en manos del vicepresidente. «Hay gente en España que piensa que a nosotros nos han financiado dictaduras terribles o que cuando escucha el nombre Dina no piensa en una víctima de las cloacas o de espionaje. Incluso periodistas de izquierdas dicen: ‘Dina, involucrada en un turbio caso…».

El vicepresidente considera que esa no era «una operación jurídica: era mediática y política». «De lo que se trataba es de que durante muchísimos meses hubiera tertulias de televisión, de radio, portadas de periódicos, generando un nuevo escándalo en torno a Unidas Podemos, que es un modus operandi que hemos conocido en los últimos siete años. El daño ya está hecho. ¿Quién lo repara? «.

Iglesias «se guardó la tarjeta en su poder, sin decírselo a su propietaria, aun cuando ambos eran personas cercanas y pese al conocimiento que tenía de la desaparición de los objetos de Dina desde noviembre de 2015″, explicaba el juez de la Audiencia NacionalManuel García Castellón, quien atribuye al líder de Unidas Podemos los delitos de revelación de secretos, daños informáticos y denuncia falsa.

Contra el silencio inquisitorial que pretenden imponer Iglesias y Podemos

Sostiene Iglesias que «Villarejo ha trabajado para empresas del Ibex 35 y fundamentalmente con medios de comunicación». «Su trabajo es básicamente destruir a los adversarios y le contrataban para eso. La imagen que representa lo que es Villarejo no es el presunto apuñalamiento sino Villarejo tomando café con Mauricio Casals o con Ferreras, con Eduardo Inda o Esteban Urreiztieta. Eso significa Villarejo, porque el daño mediático es irreparable, independientemente de que los jueces digan que aquí no hay nada», considera.

«Si la información es un derecho, no puede ser solamente un privilegio de los millonarios. Que solamente los millonarios puedan tener medios»

«Yo sé que decir esto ofende a muchos, pero es que es la puñetera verdad. (…) Alguien puede decir: ‘No, pero estos grandes conglomerados económicos jamás cuestionarían que los profesionales digan lo que les dé la gana, aunque afecte a sus intereses‘. Ese planteamiento es muy naif y no se lo cree nadie», lamenta el vicepresidente que además ha querido proponer su modelo de periodismo basado en el liberalismo y que hubiera medios de comunicación públicos, privados, pero también comunitarios.

«Si la información es un derecho, no puede ser solamente un privilegio de los millonarios. Que solamente los millonarios puedan tener televisiones, radios o periódicos. Lo lógico es que algo tan importante para la democracia no pueda ser solamente un privilegio de los ricos«, ha expresado. Para ello, el líder de Podemos ha señalado que habría que establecer límites a que un banco se pueda comprar un medio de comunicación porque, «si no, ¿ese medio de comunicación puede hablar contra el banco?».

Así, según Iglesias, «habría que establecer límites, como siempre se ha hecho en la historia del capitalismo, a estructuras de monopolios y oligopolios, a que grandísimos poderes económicos puedan tener brazos mediáticos que se pueden comprar». De este modo, los medios se atreverían a decir determinadas cosas sin que «de ello dependiera su sueldo, su hipoteca o la vida de su familia».

«Proteger la libertad de los profesionales de la información es una cuestión de pura salud democrática. ¿Por quién está amenazada esa libertad? ¿Por cargos públicos de los partidos o por grandes propietarios, por empresas del Ibex 35 o por bancos o por fondos de inversión? Yo creo que la respuesta es evidente«, ha reiterado.

Pero no solo ha hablado contra los medios de comunicación, sino que Iglesias ha mantenido que nacionalizaría compañías farmacéuticas si eso sirviera para «asegurar que el derecho a la salud se garantiza» y ha mostrado su rechazo a que «se puedan hacer negocios» y conseguir «grandes beneficios» con las vacunas contra el coronavirus «a costa de la salud pública».

 

En este sentido, el líder de Podemos ha reivindicado «la lección fundamental» que, en su opinión, ha dejado la pandemia, con una apuesta por lo público frente al sector privado. «Me parece inaceptable que se puedan hacer negocios y grandes beneficios a costa de la salud pública», ha lamentado y ha afirmado que «España tendría que haber más empresas públicas» porque, a su juicio, «apostar por lo público» se ha revelado «como una necesidad. «Es terrible que vivamos una situación en la que haya compañías privadas que nos puedan decir hasta dónde llegan y hasta dónde no en función del dinero«, ha sentenciado.

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios