TVE: Un vídeo manipulador contra el documental crítico con el Gobierno

No hay un hilo conductor ni una voz en ‘off’ que nos cuente lo que pasa. Es un conjunto de imágenes de archivo agavilladas con prisa para contrarrestar el efecto del documental ‘La vida sigue’ de Jenaro Castro.

Un escándalo en Televisión Española (TVE). Ocurrió en la noche del lunes al martes de esta semana. Algunos periodistas en las redes y algunos medios ya han informado sobre el caso. Pero, por si no lo saben, se lo cuento: el prestigioso programa Documentos TV de La 2 emitía un documental titulado La vida sigue dirigido por el periodista de la casa Jenaro Castro. Hasta ahí, todo normal. Sin embargo, en TVE emitieron previamente un vídeo de cinco minutos, firmado por los Servicios Informativos, que pasará a la antología de las manipulaciones

La mera emisión de esas imágenes, algo completamente fuera de lo común, ya supone un ejemplo de mala praxis profesional en la televisión que pagamos todos. Pero lo mejor del caso, sin duda alguna, es fijarse con detalle en ese vídeo de cinco minutos. Un vídeo manipulador que sin duda alguna estaba pensado y destinado para contrarrestar el efecto del documental posterior, porque Castro y su equipo recogen fuertes (y sólidas) críticas al Gobierno por su gestión de la pandemia.  

El vídeo empieza así, de súbito, sin anunciarse, casi como si fuera parte del programa posterior, aunque realmente no lo es, porque Documentos TV empieza después con su sintonía habitual. Así, estamos ya ante un ente extraño, aparecido en la programación por arte de ensalmo, sin que nadie lo esperase, como si fuera un OVNI que nos emboba por la sorpresa que nos causa. Firman esta pieza histórica los Servicios Informativos de TVE, pero no aparecen rúbricas de periodistas concretos, lo que ya de de por sí es más que sospechoso. 

No hay siquiera una voz en off que nos cuente algo, lo que refuerza ese sospechoso anonimato de la pieza y apunta a que se construyó con ciertas prisas, porque había que meter algo que combatiera el documental que venía luego

Componen el vídeo de marras una serie de imágenes de archivo sacadas de los Telediarios, de En Portada y de Informe SemanalAl menos los hacedores de tamaño documento audiovisual no tiraron de imágenes de La Sexta Noche o Cuarto Milenio. Algo es algo. Todo son imágenes y unos pocos rótulos que nos guían. No hay siquiera una voz en off que nos cuente algo, lo que refuerza las sospechas sobre el anonimato de la pieza y apunta también a que se construyó con ciertas prisas, porque había que insertar algo que combatiera el documental que venía luego. 

Esos rótulos sin autoría conocida y aderezados por música de suspense que no pega demasiado van en orden cronológico. Empiezan por «se cumple un año de la alerta de Wuhan», rescatan los telediarios del 11 y 13 de marzo con Pedro Sánchez como estrella invitada, pasamos a abril, luego viene mayo, después viene junio y zas, ahí llega la maravilla, el salto sin red, la gloriosa manipulación.

Nada de cómo el propio Gobierno alentó la vuelta a la calle y los viajes en verano y cómo luego volvieron a subir los casos. Nada, en suma, de la segunda ola del virus (…) Nada concreto, tampoco, sobre la tercera ola

Porque lo que era un vídeo cronológico de pronto se transforma y da un gran salto hasta diciembre, cuando nos muestra un anuncio de Salvador Illa sobre vacunación, a Felipe VI hablando en su discurso navideño y, cómo no, a la mítica Araceli y a otros ancianos cuando les inoculan la vacuna. Nada de julio, agosto, septiembre, octubre y noviembre. Nada de cómo el propio Gobierno alentó la vuelta a la calle y los viajes en verano y cómo luego volvieron a subir los contagios exponencialmente. Nada, en suma, de la segunda ola del virus. 

Lo mejor, en todo caso, viene al final, como en las mejores obras. Resulta que después de la vacunación, ahora sí, otra vez en orden cronológico, el vídeo manipulador pasa a enero. Ahí esos Servicios Informativos firmantes nos enseñan ese corte inigualable del inimitable Fernando Simón recordando que en las navidades lo pasamos demasiado bien y ahora lo pagaríamos. Nada concreto, tampoco, sobre la tercera ola, más allá de esa sugerencia simonita de que los ciudadanos somos los culpables. 

Como colofón, otro corte abrupto. Un nuevo rótulo mágico nos dice que «los sanitarios se siguen mereciendo el aplauso» y nos muestra bellas imágenes de archivo de los aplausos en los balcones y terrazas. Así termina este vídeo sin firma ni voz ni hilo conductor. Lo que sí tenía esta pieza antológica es una clara intención: compensar las críticas, esas sí fundamentadas y bien contadas, que incluía el documental posterior.

Si pueden, no se pierdan La vida sigue, la obra de Castro, y juzguen si les parece acertada o no. Pero les advierto que si acuden a la página web de TVE encontrarán también, al principio de Documentos TV, esta burda manipulación que se emitió antes y que, como ya se ha dicho, está en la historia de las manipulaciones más obscenas. 

Fuente: Alberto Lardiés – VozPópuli

Comparte esta página: