Trump: «El movimiento que iniciamos apenas está comenzando»

La consigna “America first” determinó la forma de gobierno de Donald Trump, que abogó por los intereses de EE. UU. y buscó fortalecer el aparato económico.

Luego de cuatro años al frente de la Casa Blanca y con la premisa «America first» como forma de gobierno, Donald Trump dio su discurso se despedida. Durante sus palabras lanzó una frase sobre los tiempos por venir: «El movimiento que iniciamos apenas está comenzando».

Casi 20 minutos duró el discurso donde hizo el recuento de hechos como la firma de los Acuerdos de Abraham para la pacificación del Medio Oriente, la salida de tratados perjudiciales para Estados Unidos, la recuperación del mercado de valores, el desarrollo de vacunas contra el COVID-19 en solo meses y los paquetes de ayuda para los afectados por la pandemia.

«Con el apoyo y las oraciones del pueblo estadounidense, logramos más de lo que nadie creyó posible. Nadie pensó que ni siquiera podríamos acercarnos», dijo.

Trump cierra sus cuatro años de gobierno con una pandemia que no había afectado al planeta de esta manera en los últimos 100 años. Las consecuencias económicas han sido trágicas para muchos países del mundo y fue algo que no dejó de mencionar en su discurso, allí recordó que las ayudas alcanzaron 4000 millones de dólares, con apoyo a 50 millones de empleos y reducción de la tasa de desempleo.

Las cifras oficiales lo dejan por sentado. El Departamento de Trabajo informó en mayo de 2020 que la tasa de desempleo tuvo una disminución «histórica» de 14,7 % a 13,3 %, indicó Infobae. Se recuperaron 2,5 millones de puestos de trabajo.

El siguiente mes, la tasa cayó a 11,1 %, es decir, 5 millones de empleos volvieron a ver luz. En agosto, el desempleo bajó a 8,4% que se tradujeron en 1,8 millones de empleos, entre públicos y privados de acuerdo a France24.

«Reconstruimos la base de fabricación estadounidense, abrimos miles de nuevas fábricas y recuperamos la hermosa frase: Made in the USA», aseveró.

América primero

«Estoy especialmente orgulloso de ser el primer presidente en décadas que no ha iniciado nuevas guerras», continuó.

Trump deja la Casa Blanca con un récord histórico por convertirse en el único mandatario de EE. UU. en no comenzar un conflicto armado desde 1980. En contraste, promovió los acuerdos de paz en el mundo árabe. Emiratos Árabes Unidos (EAU) y Baréin reconocieron a Israel en un acuerdo que no ocurría desde 1994 cuando lo hizo Jordania.

Sudán también aceptó reconocer a Israel por mediación de Estados Unidos. Dos meses más tarde se unió la región de Magreb: Marruecos, junto con el territorio de Sahara Occidental. Los logros en política exterior de Donald Trump mostraron un perfil más diplomático que apegado a la guerra.

«Borramos el califato de ISIS y acabamos con la miserable vida de su fundador y líder, al Baghdadi. Nos enfrentamos al opresivo régimen iraní y matamos al principal terrorista del mundo, el carnicero iraní Qasem Soleimani», sumó en su discurso.

Entre sus menciones estuvo la Asociación Transpacífica y el Acuerdo Climático de París. Acuerdos que ya no tienen en sus filas a Estados Unidos por ser perjudiciales para la economía del país. Por ejemplo, el acuerdo climático beneficiaba a China y luego de varios años no trajo resultados concretos. China sigue siendo el país más contaminante.

«Revitalizamos nuestras alianzas y unimos a las naciones del mundo para enfrentar a China como nunca antes», recordó Trump por la imposición de sanciones al régimen comunista de ese país.

El legado de los cuatro años

«Este, espero, será nuestro mayor legado: juntos, volvemos a poner al pueblo estadounidense a cargo de nuestro país», ese fue su mensaje predominante.

Trump no dejó de lado la necesidad de mantener la libertad de expresión sobre la mesa. El tema ha sido álgido en los últimos días por la censura impuesta en las redes sociales desde asalto al Capitolio. El CEO de Twitter, Jack Dorsey lo dijo: lo que comenzó con Trump, «será mucho más grande que una sola cuenta».

«En el centro de esta herencia también se encuentra una firme creencia en la libertad de expresión, la libertad de expresión y el debate abierto. Solo si olvidamos quiénes somos y cómo llegamos aquí, podríamos permitir que se lleve a cabo la censura política y las listas negras en Estados Unidos. Ni siquiera es pensable», afirmó Trump.

Agradeció a su gabinete, entre los que incluyó al vicepresidente saliente Mike Pence, a las Fuerzas Armada y al Servicio Secreto de Estados Unidos.

«Sobre todo, quiero agradecer al pueblo estadounidense. Servir como su presidente ha sido un honor indescriptible. Gracias por este extraordinario privilegio. Y eso es lo que es: un gran privilegio y un gran honor», completó.

Trump deja la presidencia para dar paso a Joe Biden. A partir del 20 de enero, fecha establecida en la ley estadounidense, Biden asumirá un nuevo mandato de cuatro años para alcanzar nuevo logros o no, de acuerdo a sus promesas de campaña.

Fuente: Oriana Rivas – PanAm Post

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios