Solidaridad, el sindicato que impulsó Vox, el preferido por los transportistas en el último mes

Cuenta ya con 400 afiliaciones de éste sector. El sindicato aglutina en cuatro meses 10.600 adhesiones y representación en 40 secciones sindicales.

Cuatro meses después de que el sindicato Solidaridad que impulsó Vox viera la luz ha ido aumentando su número de afiliación y cuenta ya, según ha podido saber LA RAZÓN, con un total de 10.600 afiliados. El sindicato que lidera Rodrigo Alonso, desde su nacimiento, ha fijado gran importancia en incentivar la afiliación. Las nuevas adhesiones proceden de todo tipo de sectores pero los que más predominan pertenecen a la seguridad privada, la sanidad y el transporte. También es muy representativo el sector secundario, destacan fuentes del sindicato.

Sector del transporte

En concreto, el mayor número de afiliaciones del sector del transporte se dio estas navidades tras el caos de los miles de camiones que quedaron atrapados en Reino Unido por la crisis de la nueva cepa del coronavirus impidiéndoles volver a sus hogares en las fiestas. El inesperado cierre de fronteras y el corte de las comunicaciones para atravesar el Canal de la Mancha dejó a miles de camiones de toda Europa atrapados en el Reino Unido. Muchos camioneros incluso desconocían cuál era el punto exacto para realizarse la PCR. El sector también se ha visto afectado por el temporal Filomena e incluso la pandemia. En total suman ya unos 400 transportistas los trabajadores que han confiado en el sindicato Solidaridad, la mayoría de ellos se han incorporado en el último mes.

El sindicato continúa su expansión y cuenta ya con una representación sindical de casi 40 secciones sindicales, varias de ellas en grandes empresas y siguen expandiéndose, destacan.

Las principales fuentes de ingresos del sindicato son la cuota de afiliación que cuenta con una general de 5 euros y otra reducida de 3 euros para parados o jubilados. Según recogen los estatutos del sindicato, al afiliado que se encuentre en situación de desempleo, «se le permitirá una moratoria en el pago de la cuota ordinaria de seis meses, teniendo derecho al uso del asesoramiento sindical». El uso de los servicios del Sindicato, así como todas las prestaciones que se establezcan en el mismo, solamente se concederán a los afiliados que paguen la cuota establecida por la Asamblea General.

Fuente: C.S. Macías – La Razón