Caso Nisman, el thriller argentino que sigue sin desenlace 6 años después

Mil dudas siguen sobre la mesa en cuanto al deceso de quien, cuatro días antes de aparecer muerto, había acusado a Cristina Fernández de Kirchner, de encubrir a terroristas.

Han pasado seis años desde que un disparo puso patas arriba a Argentina y desconcertó al mundo. Y, como una suerte de ‘thriller‘, la muerte de Alberto Nisman integra ya la lista de misterios de un país en el que la pregunta de si el fiscal se mató o lo mataron –y de ser así quién fue– continúa vigente.

Mil dudas siguen sobre la mesa en cuanto al deceso de quien, cuatro días antes de aparecer muerto, había acusado a la entonces presidente y hoy vicepresidente, Cristina Fernández de Kirchner, de encubrir a terroristas. Denuncia cuyos detalles iba a explicar en el Congreso de la Nación.

«Y 24 horas antes aparece suicidado, como les gustó decir de manera grotesca, cuando la palabra correcta era ‘aparece asesinado’, con un tiro en la cabeza», cuenta a EFE Manuel Romero Victorica, abogado de las dos hijas del fiscal hasta que a fines de 2018, su madre, la jueza Sandra Arroyo Salgado, decidió retirarlas como querellantes tras alegar que habían recibido amenazas.

Un homicida según la justicia

Si bien la Justicia determinó en 2018, basándose en un informe pericial, que dos personas golpearon, drogaron y asesinaron a Nisman, pero sin establecer quiénes, y que ese suceso fue «directa consecuencia» de la denuncia que había hecho, aquel fallo es cuestionado por sectores que acusan al Poder Judicial de estar politizado, ya que el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019) defendía la teoría del homicidio.

Incluso el actual jefe de Estado, Alberto Fernández, que antes de imaginar que sería elegido por Cristina Fernández como candidato a presidente, tras años enemistados, dijo que había sido un homicidio, ahora opina lo contrario.

«En el caso Nisman yo estoy convencido de que fue un suicidio; después de dudarlo mucho eh, no voy a mentir», señaló el mandatario a Radio 10 hace menos de tres semanas, y reiteró sus críticas a la justicia, que «va cambiando de acuerdo al momento político».

Para Romero Victorica, hay un 70 % del país que confía en el fallo judicial y un 30 %, «que son seguidores del partido kirchnerista básicamente», que sostiene la idea del suicidio: «En las manos del fiscal Nisman, les guste o no a este 30 %, no había residuos de disparo de arma de fuego», subraya.

Un caso de impacto

Un día como hoy pero de 2015, Sara Garfunkel, madre del malogrado procurador, alertaba al número de emergencias de que había hallado a su hijo, de 51 años, tirado en el baño de su apartamento, en Buenos Aires, rodeado de sangre. «Se habrá golpeado, no sé, se cayó», acertó a decir la mujer.

Arrancaba así el caso de mayor impacto de la historia reciente argentina: la muerte de quien había acusado a la presidente de haber querido encubrir, con la firma en 2013 de un convenio con Irán y a cambio de mejorar la relación comercial con ese país, a los iraníes imputados por el mayor atentado cometido en Argentina, algo que ella siempre negó justificando que el acuerdo –que nunca entró en vigor– solo buscaba impulsar una investigación conjunta del suceso.

Tanto ese ataque, contra la sede de la mutualista judía AMIA en 1994, que dejó 85 muertes, como la muerte del fiscal que lo investigaba siguen sin estar resueltos. Más aún: ambas causas arrancaron plagadas de irregularidades y han recorrido hasta hoy un sinfín de idas y vueltas.

«Es inaceptable para el devenir institucional de cualquier país democrático que el paso del tiempo consolide la impunidad de las causas judiciales y que las sospechas, las dudas y las especulaciones se instalen y entorpezcan el camino hacia la verdad», expresó este lunes la AMIA, y exigió que la Justicia actúe con «celeridad y de manera imparcial» con la muerte del fiscal.

Hoy, como cada 18 de enero, se convocó a una manifestación en Buenos Aires para conmemorar la figura del fiscal y clamar que «no fue un suicidio», sino un «magnicidio», aunque esta vez, por la pandemia, se llamó a acudir con mascarilla y respetando la distancia social.

¿Se sabrá la verdad?

En torno a la muerte de Nisman, el paso del tiempo parece alejar la posibilidad de que se sepa, y sea aceptado por la mayoría de la ciudadanía, qué es lo que pasó.

Mientras la causa por el presunto encubrimiento del atentado ha avanzado, con Cristina Fernández entre los procesados, el caso por la muerte de Nisman –del que en el último año apenas se han conocido novedades– tiene como imputados a los custodios del fiscal, por no protegerlo y a su asesor informático, Diego Lagomarsino, como «partícipe primario del homicidio», porque era suya el arma que acabó con su vida.

Ese colaborador reconoció que prestó a Nisman la pistola porque él mismo se la pidió para proteger a sus hijas.

«No van a conseguir ninguna prueba del asesinato, de que exista un autor, simplemente porque nadie lo mató. Nisman se suicidó», afirma a EFE Pablo Duggan, autor del libro ¿Quién mató a Nisman?.

Para el también periodista, que asegura que es «totalmente falso» que no hubiera restos de pólvora en la mano del fiscal, el informe en el que se basó la justicia para fallar que fue un homicidio fue una «pericia absurda de Gendarmería» cuyos autores nunca fueron convocados a declarar.

«Yo lo que celebro de este aniversario es que ya muy poca gente agita la bandera del asesinato de Nisman, que es una bandera política», agrega Duggan.

En su opinión, el fiscal tenía miedo de que lo echaran del cargo y decidió, aunque sin pruebas, denunciar a la presidente, porque esa mediática acusación le permitiría mantenerse en el puesto.

«Era un tipo muy narcisista, que pasó en 4 días de estar en la gloria a ir al desastre . Creo que él sabía que terminaba preso, por sus temas económicos de corrupción que iban a salir a la luz cuando él cayera en desgracia, más el tema emocional con sus hijas y todos los conflictos que se le venían encima… (que) me parece que lo decidieron a suicidarse», asevera.

De forma paralela, en otra causa se investigan presuntas maniobras de lavado de dinero en el entorno del fallecido, tras hallarse una cuenta en Estados Unidos que la madre y la hermana de Nisman y Lagomarsino compartían supuestamente con el fiscal.

Críticas a la postura del presidente

Diputado desde 2015 por el ahora opositor Juntos por el Cambio, Waldo Wolff era vicepresidente de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas al momento de morir el fiscal, con quien mantenía una relación profesional. Y desde entonces es una de las voces más visibles de la explicación del homicidio.

«El presidente ha hecho de la palabra un felpudo. Hace no mucho tiempo decía que el memorándum con Irán era un delito y que la muerte del fiscal era un homicidio, y ahora dice que el memorándum fue un error político y que la muerte fue un suicidio», reprocha.

«Es un hombre que ha cambiado de parecer en función de su conveniencia», lamenta.

Wolff, autor de Asesinaron al fiscal Nisman. Yo fui testigo, descarta que legalmente se vaya a saber qué pasó, al considerar que desde el poder se busca «lograr la impunidad».

«Hay cosas que son innegables. La responsabilidad de cuidar al fiscal Nisman era del Gobierno, porque estaba con custodia del ámbito federal y le liberaron (de Policía) la zona», concluye.

Estos son los principales hechos que marcaron el caso:

1997

Julio.- El fiscal Alberto Nisman se suma a la investigación del caso por el atentado contra la mutualista judía AMIA, en Buenos Aires, que en 1994 dejó 85 muertos.

2015

14 de enero.- Nisman denuncia a la presidente Cristina Fernández y al canciller Héctor Timerman por una presunta negociación para encubrir a los iraníes acusados del atentado contra la AMIA.

18 de enero.- Nisman es hallado muerto en su apartamento de Buenos Aires, con un tiro en la cabeza.

20 de enero.- La fiscal de la investigación, Viviana Fein, comienza los interrogatorios del caso, que califica inicialmente de «muerte dudosa».

21 de enero.- Se desvela que el secretario de Seguridad, Sergio Berni, estuvo en el domicilio donde se halló muerto al fiscal antes de la llegada del juez de guardia.

22 de enero.- La presidente argentina afirma que hay una «operación contra el Gobierno» y pone en duda la tesis del suicidio.

28 de enero.- El colaborador que le prestó el arma que acabó con la vida de Nisman, Diego Lagomarsino, revela que el fiscal le dijo que no iba a utilizar la pistola y que se la pidió porque temía por su integridad.

5 de febrero.- El exjefe de Operaciones de la Secretaría de Inteligencia de Argentina, Antonio «Jaime» Stiuso, uno de los hombres más poderosos de los servicios secretos argentinos, es señalado por el Gobierno como instigador de una maniobra de desestabilización. Al parecer, Nisman tenía una llamada desde uno de los móviles de Stiuso.

10 de febrero.- La justicia informa del hallazgo de ADN distinto a Nisman en su casa. El Gobierno vuelve a la tesis de que el fiscal se quitó la vida, que había cambiado después de que Fernández la pusiera en duda al apuntar a una operación de los servicios de inteligencia.

18 de febrero.- Stiuso declara por la muerte de Nisman. Masiva movilización en Buenos Aires para pedir el esclarecimiento del caso de la muerte de Nisman.

4 de marzo.- Hallan 1,73 gramos de alcohol en el cuerpo de Nisman. La exesposa del fiscal Sandra Arroyo Salgado afirma que el procurador fue asesinado.

9 de marzo.- Allanan la casa de Lagomarsino. Arroyo Salgado cuestiona la tarea de la fiscal Viviana Fein.

17 de marzo.- Rechazan el alejamiento de Fein en la causa, que había solicitado Arroyo Salgado.

12 de mayo.- La Cámara Federal de Casación Penal cierra formalmente la denuncia penal de Nisman contra Fernández.

27 de agosto.- Dictan embargo de bienes de la madre y la hermana de Nisman y de Lagomarsino, dentro de una investigación por una cuenta bancaria en Estados Unidos que compartían con Nisman.

17 de diciembre.- La jueza Fabiana Palmaghini desplaza a la fiscal Fein de la conducción de la causa por la muerte de Nisman.

2016

15 de enero.- El presidente Mauricio Macri ordena desclasificar información relacionada con la muerte de Nisman.

25 de febrero.- El fiscal Ricardo Sáenz presenta un dictamen en el que asegura que Nisman fue asesinado y solicita que la investigación del caso quede a cargo de la justicia federal.

29 de febrero.- Stiuso se presenta a declarar ante la Justicia como testigo para explicar qué tipo de contactos mantuvo con Nisman.

1 de marzo.- La jueza Palmaghini se declara incompetente para investigar la muerte de Nisman luego de tomar declaración a Stiuso y pide que el caso pase al fuero federal.

16 de junio.- La Cámara de Casación determina que no hay pruebas de que Nisman fuera asesinado y ordena que la causa regrese a la Justicia ordinaria.

21 de septiembre.- La Corte Suprema resuelve que la justicia federal, con mayores competencias que la ordinaria, investigue la muerte de Nisman.

29 de diciembre.- La Cámara Federal de Casación Penal ordena que se investigue la denuncia de Nisman contra Fernández.

2017

1 de febrero.- El juez Ariel Lijo delega en el fiscal Gerardo Pollicita la investigación por la denuncia de Nisman contra Fernández.

29 de marzo.- La Cámara de Casación Federal convalida nueva junta de peritos en la causa por la muerte de Nisman.

31 de mayo.- El juez Claudio Bonadio queda a cargo de la investigación por la denuncia de Nisman contra Fernández.

31 de julio.- La Cámara de Casación Federal convalida a un perito tecnológico propuesto por las hijas del fiscal.

14 de agosto.- La Cámara Federal rechaza un pedido de recusación de la defensa de Fernández contra el juez Bonadio.

15 de agosto.- La Corte Suprema rechaza un recurso de recusación de Timerman en la causa por la denuncia de Nisman.

12 de septiembre.- La Corte Suprema no hace lugar a un recurso de Lagomarsino para pedir la nulidad de la junta interdisciplinaria médico, legal y criminalística en la causa por la muerte de Nisman.

13 de septiembre.- La Cámara Federal de Casación ratifica al juez Ercolini al frente de la causa.

9 de octubre.- El juez Bonadio cita a indagatoria a Fernández, Timerman, Carlos Zannini y otros 12 imputados y les prohíbe la salida del país.

26 de octubre.- Se presenta a indagatoria Fernández ante el juez Bonadio.

7 de diciembre.- El juez Bonadio dispone el procesamiento con prisión preventiva de Fernández, con fueros parlamentarios por ser senadora electa, y otros imputados.

 

21 de diciembre.- La Cámara Federal ratifica el procesamiento y prisión preventiva contra Fernández.

26 de diciembre.- El juez Julián Ercolini procesa a Lagomarsino como partícipe necesario del delito de homicidio simple agravado por el uso de armas.

2018

5 de marzo.- El juez Bonadio eleva a juicio oral la causa contra Fernández, Timerman, Zannini y otros imputados por la denuncia de Nisman.

24 de marzo.- Carlos Zanini y Luis D’Elía recuperan la libertad.

25 de abril.- La Cámara Federal de Casación rechaza recursos contra la confirmación de procesamientos en el caso Nisman.

1 de junio.- La Cámara Federal confirma que la muerte de Nisman se trató de un homicidio.

21 de diciembre.- Tras haber recibido amenazas, la exmujer de Nisman y jueza federal, Sandra Arroyo Salgado, renuncia a la querella que mantenía en la causa que investigaba la muerte de su exmarido como un asesinato.

2019

18 de enero.- El Gobierno de Mauricio Macri reitera su «compromiso» de «buscar la verdad» y «hacer justicia» por la muerte de Nisman.

18 de marzo.- Osvaldo Hugo Raffo, el forense que afirmó que a Nisman lo asesinaron, es encontrado muerto de un balazo en la cabeza. «No soporto más los dolores que me aquejan. No se culpe a nadie de mi muerte. Dios me perdone», se podía leer en uno de los escritos encontrados en su casa.

10 de diciembre.- Tras vencer a Macri en los comicios de octubre, el peronista Alberto Fernández asume la Presidencia argentina con Cristina como vicepresidente.

26 de diciembre.- La ministra de Seguridad del nuevo Gobierno, Sabina Frederic, afirma que revisará junto a la justicia el peritaje que determinó el asesinato del fiscal por parte de dos personas.

2020

1 de enero.- Netflix estrena una serie documental sobre la muerte de Nisman, titulada El fiscal, la presidenta y el espía, que cuenta con numerosos entrevistados, entre ellos el nuevo presidente, Fernández.

10 de enero.- Mohsen Rabbani, uno de los exaltos cargos iraníes imputados por la autoría intelectual del atentado de 1994 a la AMIA, sostiene en una entrevista radiofónica que a Nisman lo mataron.

31 de diciembre.- Tras haber dicho en el pasado que se trató de un homicidio, Alberto Fernández afirma estar convencido de que el fiscal se suicidó.

2021

14 de enero.- La justicia argentina vuelve a ordenar el embargo de las cuentas bancarias de la madre y la hermana de Alberto Nisman, así como de Diego Lagomarsino.

Fuente: PanAm Post/EFE

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios