Caballo de Troya de la “Emigración”

Es mucho más grave de lo que parece, tapado en los falsos humanitarismos populistas, este goteo incesante de invasores a Europa, desde el Sur y el Este, que incide en la inveterada y cristiana Europa.

El plan es tan satánico como sus inspiradores e «hijos de la viuda” o mejor dicho,  en frase del mismo Cristo, “hijos del diablo” (Jn.8), o sea,  el poder Oculto que, como hijos del padre de la Mentira, están manejando los hilos subterráneos de la economía, la política, la subversión nacional y vaticana, los medios de comunicación.  Y todo ello dinamitando el orden divino, para implantar su dictadura (perdón, tiranía) del N.O.M. o Nuevo Orden Mundial, coincidente (¡Oh, qué casualidad!) con el Novus Ordo Missae, falsificador de la pureza dogmática de la Santa Misa, ya canonizada y codificada, por S. Pio V (Trento) como exenta de todo error herético y autorizada por ello, para todos los siglos, sin permiso de ninguna otra autoridad eclesiástica.

Pues hasta en eso se han infiltrado los masones, desde el mismo Vaticano, para dar gusto a los protestantes, traduciéndola a su gusto con ambigüedades doctrinales, supresiones católicas y hasta herejías camufladas en eufemismos que, bien examinados, chocan con el dogma católico, la liturgia, la libertad religiosa subjetiva y la eclesiología.

A lo que iba: la infiltración de razas, credos y “culturas” foráneas pretende según el plan Kalergi, acabar con la raza blanca europea, fusionar credos, deteriorar la familia cristiana, cuna primera de la formación de católicos y personas de digno futuro, borrar fronteras y en esencia, crear un rebaño manejable con el mestizaje de todo magma humano, no para humanizar, sino para hominizar, creando hormiguero anónimo, al mando tiránico de la economía controlada, hasta en el fichero personal, para que nadie se oponga en el pensamiento colectivista, político y hasta artístico.

Los ”Protocolos de los Sabios de Sión” (léanlos si pueden encontrarlos) se están cumpliendo al pie de la letra, desde hace dos siglos o algo más, para llevar al mundo a la tiranía anticristiana masónica del Sionismo talmúdico (opuesto al Decálogo divino) y por ello, destronar al Reinado de Cristo, arrinconando todo sabor sobrenatural.

Como bien dice Gil de la Pisa en su gran análisis “La piedra roseta de la ciencia política”, tras todo fenómeno antihumano (guerras, crímenes de Estado, golpes de Estado, hambrunas…) hay que pensar en estos hilos secretos masónicos, bien resumidos en uno de sus artículos programáticos del dominio mundial de esos “Protocolos”: “Somos invencibles, porque somos invisibles” . ¿Más claro?

Ya hacía 94 años que los masones estaban esperando un Concilio como el Vaticano II, porque no lo pudieron hacer en el Vaticano l (1870) al ser descubiertos por el gran Papa Pio IX y les dio con la sartén en las narices.  Tuvieron que esperar a encontrar un Papa (celebrado y llorado por la masonería) Juan XXIII, para convocar un Concilio (no dogmático), el primero en la historia católica en 2000 años, para tergiversar la Tradición Católica en varios puntos, que en un artículo como éste no puedo explicar.  De ahí la desobediencia de Monseñor Lefebvre, con toda razón.

En resumen, sobre esta invasión peligrosísima para Europa y el mundo: Si las autoridades occidentales, llamadas democráticas, no ponen filtros, fronteras, frenos legales y graves castigos a la ilegalidad migratoria, no nos extrañemos que no tardando, nos pisen en el cuello las fuerzas satánicas del fanatismo, los falsos derechos humanos (¿para quién?), o de la tiranía financiera masónica.

«Por la caridad mal entendida, viene la peste” -dicen en mi pueblo.

(Les invito a que lean el libro ”ADIÓS, EUROPA», del conde Richard Kalergi, escrito por Gerd Honsik, historiador alemán, poeta y humanista:  «La raza aristocrática judía” es el plan del mayor racismo mundial).

Artículo-opinión del Padre D. Jesús Calvo Pérez,

Párroco de Villamuñio (León).

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios