Podemos se queda mudo tras el dictamen de la Fiscalía que le implica en delitos

La propia Fiscalía, pese a su cercanía a Dolores Delgado, se ve obligada a reconocer que existen «indicios de delito» en el partido de Pablo Iglesias por sus manejos con Neurona.

Podemos ha enmudecido en las últimas horas tras conocerse que la Fiscalía mantiene su imputación y, sobre todo, que «existen indicios racionales de delito» referidos a la contratación mercantil Neurona, por el que se habría pagado 363.000 euros para que realizara labores de consultoría política con motivo de las elecciones generales de 2019, una relación plagada de sospechas avaladas por el anterior equipo jurídico de la formación.

La Fiscalía, a quien se supone la mayor benevolencia hacia Podemos por su dependencia de Dolores Delgado, muy poco proclive a darle problemas a Iglesias, no ha tenido más remedio que reconocer en su auto,  que los hechos «son susceptibles de ser incardinados en un delito de falsedad en documento mercantil y un delito electoral», tal y como señaló el Tribunal de Cuentas en sus conclusiones.

Como para compensar, y con una evidente paradoja de difícil encaje, según explican fuentes jurídicas a ESdiario, la Fiscalía asegura no ver delito de financiación irregular, según consta en el informe firmado por la fiscal Lorena Álvarez Taboada, que no obstante sostiene la necesidad de que el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid, con Juan José Escalonilla al frente, mantenga la condición de Podemos como imputado.

Pero hasta en esa conclusión, se perciben más matices técnicos que realidades penales: la propia Fiscal ve indicios de delito, pero discute que ese tipo de abusos puedan cargarse a personas jurídicas y no a físicas: es decir, que si se confirmara el delito, el responsable tendría que ser los administradores personales del partido y no el partido en sí mismo.

Pero hasta en esa conclusión, se perciben más matices técnicos que realidades penales: la propia Fiscal ve indicios de delito, pero discute que ese tipo de abusos puedan cargarse a personas jurídicas y no a físicas: es decir, que si se confirmara el delito, el responsable tendría que ser los administradores personales del partido y no el partido en sí mismo.

El partido, hasta este momento, no ha hecho ninguna valoración formal, limitándose su reacción  a un simple tuit de su diputado Jaume Asens en el que juega a la confusión para intentar salvar los muebles y, de paso, ataca a don Juan Carlos.

Los detalles del informe de la UDEF

Los contratos con la consultora vinculada a un amigo de Juan Carlos Monedero, se rubricaron por parte de las altas esferas de la formación, con Juanma del Olmo, responsable de la campaña electoral, como máximo responsable y planean las dudas sobre la posibilidad de que Echenique estuviera al corriente de todos los movimientos que ahora se le achacan, una vez que su papel ya era el de portavoz, por lo que no se descarta que todo fuera una maniobra para poder sacarlo de la dirección del partido.

Hasta el Fiscal ve posibles delitos, solo duda de si el responsable es el partido o sus dirigentes

Según el informe de la UDEF, EcheniqueDaniel de Frutos, uno de los administradores de la coalición electoral Unidas Podemos, y Carolina Alonso, diputada de Podemos en la Asamblea de Madrid, figuran como apoderados de una cuenta en Triodos Bank de la que es titular Podemos y desde la que se ordenó transferir 2.420 euros a Neurona el pasado 28 de enero.

La UDEF refleja otras transferencias de dinero, entre las que destaca una efectuada desde una cuenta en Caixa Credit Enginyers, de la que es titular Unidas Podemos y constan De Frutos y el otro administrador electoral, Carlos García Ramos, como apoderados. Desde ahí se ingresaron 363.000 euros a Neurona, el valor total del contrato por los servicios electorales, en tres tandas: dos envíos de 100.000 euros cada uno realizados el 9 y el 23 de abril de 2019 y un tercero del 9 de mayo de ese año por 163.000 euros.

Desde otras tres cuentas de esa misma entidad se hicieron más ingresos a Neurona: uno de 38.720 euros el 21 de mayo de 2019 desde una de la que es titular Unidas Podemos y apoderados Jorge Antonio del Rey y Miguel Montero; otro de 4.000 euros el 20 de noviembre de ese año desde una de Unidas Podemos en la que son apoderados De Frutos y García Ramos; y dos por un total de 17.303 euros ordenados el 9 de octubre y el 18 de diciembre del año pasado desde una de Podemos en la que figuran De Frutos y Denis Thomas Maguire.

Fuente: Yolanda Lorenzo – EsDiario