Calvente demandará a Iglesias por inventarse un acoso sexual

Fuentes del partido morado revelan que el letrado se está planteando acudir a los tribunales para defender su derecho al honor tras la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid.

El exabogado de Podemos José Manuel Calvente está barajando acudir a los tribunales para defender su derecho al honor después de que la Audiencia Provincial de Madrid haya confirmado el archivo de la querella presentada por Marta Flor por presunto acoso sexual, laboral, hostigamiento, coacciones y lesiones. Según las fuentes de Podemos consultadas por Vozpópuli, el letrado todavía no ha decidido la vía de su demanda, pero sí se está planeando pedir responsabilidades a Pablo Iglesias y a otros dirigentes por sus acusaciones en los últimos meses.

El pasado lunes, el propio Calvente lanzó un comunicado en el que confirmó que la Audiencia Provincial había rechazado en un auto dictado el pasado 18 de diciembre el recurso de apelación interpuesto por Flor, ratificando así la decisión adoptada el 28 de julio por el juzgado de instrucción número 32 de Madrid.

La Audiencia de Madrid consideró que, teniendo en cuenta el relato de los hechos recogidos en la querella, la declaración de Calvente y las conversaciones mantenidas entre ambos por WhatsApp, Telegram o correos electrónicos y otros documentos que obran en la causa, «debe compartirse el sobreseimiento provisional acordado por la juez ‘a quo’, al no haberse acreditado indiciariamente la comisión de ninguno de los delitos imputados», según los extractos del auto destacados por el exabogado de Podemos. En concreto, la Audiencia estimó que «en el presente caso no se reproduce en modo alguno de lo actuado el elemento nuclear del tipo, a saber, la solicitud del querellado a la querellante de ‘un favor sexual'».

Iglesias y el «acoso sexual muy grave»

Calvente fue despedido por Podemos hace un año, tras una polémica que llegó a los medios de comunicación y acusaciones de acoso sexual que pronunciaron miembros destacados del partido. Entre ellos del propio secretario general, Pablo Iglesias, quien desde el Congreso habló el 6 de diciembre de 2019 de “acoso sexual muy grave”, después de retar a los abogados cesados acudir a los tribunales si, tal y como ellos afirmaban, el partido había actuado de manera delictiva en la reforma de la nueva sede, la contratación de la campaña electoral y los sueldos recibidos por miembros de la cúpula morada.

Después de aquellas acusaciones, se generó una enorme polémica sobre las acusaciones de los abogados cesados, hasta que el Tribunal de Cuentas y luego el juzgado número 42 de Madrid decidieron abrir una investigación por financiación ilegal en la que se encuentra imputado Podemos. Mientras, Calvente llegó a un acuerdo extrajudicial con Podemos tras la admisión del partido de que el despido era improcedente.

Ya entonces, fuentes de Podemos consideraban «muy probable» que el abogado insistiera para pedir una «defensa del derecho al honor» ante las acusaciones recibidas. Estas fuentes mantienen ahora, en conversación con Vozpópuli, que el letrado quiere reclamar esa defensa: está estudiando la mejor opción procesal y también las personas contra las que actuar.

Según fuentes de Podemos, Calvente está barajando demandar a Iglesias y ampliar su acción legal a otros miembros del partido

Rectificación o indemnización

Según ha podido saber este diario de fuentes de Podemos, Calvente está barajando demandar a Iglesias y ampliar su acción legal a otros miembros del partido. Todavía se desconocen el nombre de las personas a las que pedirá una rectificación o una indemnización, pero podría tratarse de figuras de primera fila de la formación y trabajadores de la sala de máquina del partido.

Cabe destacar que, además de Podemos, también se encuentran imputados en la causa que instruye el juez Juan José Escalonilla el jefe de campaña electoral Juanma Del Olmo, el tesorero Daniel de Frutos y la gerente Rocío Val. Durante la instrucción del caso Neurona, otros dirigentes de Podemos como Rafa Mayoral (muy cercano a la gerente Val) acusaron al magistrado de hacer una «utilización política» de la causa que investiga la financiación ilegal de su partido y de hacer «cosas muy raras».

Calvente ya barajó antes del verano interponer una querella por el “montaje” que, en su opinión, organizó la cúpula del partido para despedirle mientras investigaba internamente supuestas irregularidades. El letrado esperaba que la decisión de la magistrada titular del Juzgado de Instrucción número 32 de Madrid. Ahora, con la sentencia de la Audiencia Provincial, el exabogado de Podemos tiene el camino libre para activar la demanda. Mientras tanto denunció una campaña de acoso «perversa» en las redes sociales contra él, que consideró impulsada por su ex partido.

Fuente: Luca Costantini – VozPópuli

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios