Un ex JEMAD propone una ‘mili civil’ de varias semanas para los jóvenes españoles

Fernando García Sánchez plantea imitar el modelo implantado por Macron en Francia para cubrir el déficit en cultura de seguridad en nuestro país.

¿Debe volver la ‘mili’ en España? ¿Tendría que ser un servicio militar obligatorio, o más bien un tiempo para colaborar en tareas comunitarias sin vinculación con lo militar? Este es un debate que algunos militares de alto rango veteranos han planteado en alguna ocasión, sobre todo a raíz de iniciativas en esta dirección que han surgido en países de nuestro entorno.

Sobre este asunto se ha pronunciado recientemente el almirante general de la Armada retirado Fernando García Sánchez, quien fue Jefe del Estado Mayor de la Defensa (JEMAD) entre el 31 de diciembre de 2011 (cuando llegó Mariano Rajoy a La Moncloa y nombró a Pedro Morenés ministro de Defensa) y marzo de 2017, cuando María Dolores de Cospedal lo relevó por Fernando Alejandre, del Ejército de Tierra.

El almirante general (r) García Sánchez es autor de un artículo (“De la Estrategia a las Capacidades”) que se incluye en el último número de ‘Cuadernos de Estrategia Naval’, publicación de la Escuela de Guerra Naval de la Armada.

Entre otras reflexiones, este antiguo JEMAD trata un punto que define como “Seguridad Integral”, a cuenta de lo que la actual Estrategia de Seguridad Nacional define como “un proyecto compartido de todos y para todos”, de lo que según García Sánchez “podríamos inferir que, como españoles, tenemos algo que hacer por la Seguridad, es decir existe una parte de responsabilidad individual en la seguridad ‘de todos’ y por otro lado que esta Seguridad es algo integral, ‘para todos’”.

Más formación en cultura de Seguridad

Este almirante general retirado apunta, al analizar ese concepto, el primer déficit de capacidad al que se enfrentan las Fuerzas Armadas españolas: un déficit en “la cultura de Seguridad de nuestra sociedad”. Añade que “no cabe duda que superar este déficit obliga a una inversión en formación, educación y cultura a nivel nacional que las Fuerzas Armadas y la Armada deben promover”.

¿Cómo se podría superar ese déficit? Según el almirante general García Sánchez, con “una inversión en formación, educación y cultura a nivel nacional que las Fuerzas Armadas y la Armada deben promover”.

Para potenciar entre las nuevas generaciones la Cultura de Seguridad, Fernando García Sánchez apunta a dos vías:

— “No sería excesivo apostar por una mayor presencia de la Seguridad en los programas educativos en todos los niveles de enseñanza y en el desarrollo de un Servicio Nacional Universal al estilo del que el presidente francés Macron está desarrollando en Francia”.

Es decir, por un lado, se trataría de incluir más contenidos sobre seguridad y defensa en los currículos de la enseñanza reglada. Por otro, se trataría de poner en marcha una ‘mili civil’, con mayor o menor vinculación directa con el ámbito militar.

Así es la nueva ‘mili’ francesa

El ex JEMAD hace referencia directa al Service National Universel (SNU), que fue una promesa electoral de Emmanuel Macron antes de llegar a la Presidencia de la República, y que se está desarrollando desde 2018.

Este proyecto se ha ido probando con un pequeño número de voluntarios: jóvenes de en torno a 16 años, que al acabar el curso escolar marchan a una especie de campamentos en los que coinciden y se mezclan con otros jóvenes de todos los puntos de Francia.

Visten un uniforme, izan cada mañana la bandera mientras cantan el himno nacional y reciben clases sobre defensa, los valores de la república, desarrollo sostenible, participan en debates sobre la igualdad entre hombres y mujeres, se forman en primeros auxilios, visitan monumentos, realizan actividades físicas al aire libre….

El objetivo de todo ello es aumentar la cohesión interna de la sociedad y favorecer el compromiso cívico de los jóvenes.

Los planes pasan por que ya en 2021 este sistema movilice a unos 150.000 jóvenes, 400.000 en 2022, hasta convertirlo en unos años (como tarde, en 2026) en cuatro semanas de formación obligatorias que tendrían que realizar cada año unos 800.000 jóvenes franceses.

Ese mes de ‘mili’ a los 16 ó 17 años se complementaría, para quienes quisieran, con otra fase hasta los 25 años en que esos jóvenes ya voluntarios participarían en labores relacionadas con la seguridad, la defensa o la protección del medio ambiente.

Más prioritario que comprar armamento

Este es el modelo al que hace referencia quien fuera Jefe del Estado Mayor de la Defensa hace casi cuatro años. Sobre las propuestas planteadas para aumentar la Cultura de Defensa entre los jóvenes asegura que “avanzar en este campo sería más provechoso”, se entiende que para las Fuerzas Armadas, “y por lo tanto lo encuentro prioritario que obtener o sostener unidades o sistemas de combate de dudosa propiedad”.

Su reflexión apunta también que “las Fuerzas Armadas deben aspirar a ser modelo de desarrollo de sus valores y para ello nuestra gente debe ser lo más importante y su educación y formación en nuestro marco de valores (patriotismo): jerarquía, unidad y disciplina; valor, entrega, espíritu de servicio, espíritu de sacrificio, solidaridad, generosidad… debe ser siempre una capacidad necesaria y siempre mejorable”.

Añade que “no cabe duda que para defender nuestros valores necesitamos considerarlos y asumirlos mediante la educación, la formación y la información por lo que necesitamos profundizar en capacidades ya identificadas”.

Especialmente, insiste una vez más, es necesario potenciar la cultura de Seguridad de nuestra sociedad, “incluyendo la componente de responsabilidad individual muy importante en este campo donde se pone en evidencia que la seguridad es de todos, e introducir el cultivo de los valores en los programas educativos en todos los niveles de enseñanza, rematándolos con el desarrollo de un Servicio Nacional Universal”.

Recuerda que la Directiva de Defensa Nacional de 2020 ya señala que “no puede existir una Defensa eficaz sin el interés y la concurrencia de los ciudadanos”.

Plan de Cultura de Seguridad

Hay que recordar que el Gobierno de Pedro Sánchez está trabajando en un “Plan Integral de Cultura de Seguridad” que tiene como objetivo el mismo que señala el almirante general retirado Fernando García Sánchez: favorecer la implicación de más sectores de la sociedad en la seguridad y la defensa colectivas.

Fuente: Aurelio Ruíz Enebral – El Confidencial Digital