La nueva cepa de la Covid detectada en Reino Unido acelera un 70% la transmisión del virus

Ante esta situación, Países Bajos, Bélgica e Italia han decidido este domingo prohibir el tráfico aéreo de pasajeros con el Reino Unido de forma inmediata.

La aparición de una nueva variante del coronavirus ha obligado a las autoridades británicas a establecer duras medidas restrictivas en gran parte del territorio ante la evidencia científica que indica que la nueva cepa acelera hasta un 70% más la transmisión del virus. Ante esta situación, Países Bajos, Bélgica e Italia han decidido este domingo prohibir el tráfico aéreo de pasajeros con el Reino Unido de forma inmediata, mientras que Francia y Alemania están valorando adoptar medidas.

El primer ministro británico, Boris Johnson, se vio forzado este sábado a modificar los planes de movimiento de la población para esta Navidad, con duras medidas restrictivas en gran parte del Reino Unido. El preocupante nivel de los contagios en Londres y en el sureste de Inglaterra obligó al Ejecutivo a situar a estas áreas a partir de este domingo en el nivel 4 de riesgo -grave-, con el cierre de tiendas que venden artículos no esenciales, gimnasios, cines, mientras que se pide a la gente que trabaje desde casa.

Además, las autoridades autonómicas de Gales han comunicado que todo este territorio estará a partir de esta medianoche en total confinamiento, mientras que las reglas flexibles de movimiento en días previos a la Navidad quedan canceladas con excepción del día 25.

En Escocia, la ministra principal, Nicola Sturgeon, ha anunciado que no estarán autorizados los viajes desde Escocia hacia otras naciones británicas y viceversa, mientras que el número de personas que podrán reunirse el día de Navidad estará limitado a ocho.

En Irlanda del Norte, las autoridades de esta provincia también anunciaron medidas de confinamiento que entrarán en vigor a partir del 26 de diciembre y se prolongarán durante seis semanas.

Cancelación de vuelos

Este domingo Países Bajos ha confirmado en un comunicado que un estudio realizado a principios de diciembre reveló que también circulaba un virus con la variante descrita por el Reino Unido, y, tras la alarma en Londres, las autoridades sanitarias se encuentran ahora analizando esta cepa, cómo se produjo el contagio de la persona afectada y si hay casos relacionados.

El Instituto de Salud Pública de Países Bajos (RIVM) pidió a Sanidad el control de los movimientos de pasajeros con el Reino Unido “tanto como sea posible” para limitar “la introducción de esta cepa de virus” en territorio neerlandés, por lo que el gabinete ha tomado la decisión cautelar de declarar la prohibición del tráfico aéreo de personas procedentes de las islas británicas hasta al menos el 1 de enero.

La prohibición no incluye el transporte de mercancías, ni la movilidad del personal sanitario, y se mantienen abiertos los diferentes puertos, entre ellos, el de Róterdam, así como el transporte ferroviario, por lo que aún es posible viajar en coche, tren y barco.

El Ejecutivo insistió en pedir a los ciudadanos que “no viajen al extranjero, a menos que sea estrictamente necesario” debido al “riesgo sustancial de propagación del virus que provoca la Covid-19”, y anunció que, tras su decisión unilateral de prohibir los vuelos, coordinará en los próximos días con el resto de los países europeos “la posibilidad de restringir aún más las importaciones del virus desde el Reino Unido”.

Bélgica también va a prohibir los vuelos y los viajes por tren procedentes del Reino Unido durante al menos veinticuatro horas a partir de la medianoche de este domingo, según indicó el primer ministro del país, Alexander De Croo, a la televisión pública flamenca VRT.

La medida se aplicará en un primer momento durante veinticuatro horas porque todavía se están realizando análisis científicos sobre la nueva variante de coronavirus. “No tenemos una respuesta concluyente”, dijo De Croo.

Bélgica, igualmente, está en contacto con Francia porque los trenes Eurostar procedentes del Reino Unido también pasan por ese país y los viajeros podrían después entrar en Bélgica. “Por eso también se realizarán controles preventivos en las carreteras”, precisó el mandatario belga.

Por su parte, el Gobierno de Italia ha decidido también suspender los vuelos con el Reino Unido según ha adelantado el ministro de Exteriores italiano, Luigi Di Maio. La decisión ha sido ya comunicada a las autoridades de Londres, explicó en las redes sociales el jefe de la diplomacia italiana.

“Como Gobierno tenemos el deber de proteger a los italianos y por esa razón, tras haber avisado al Gobierno inglés, estamos a punto de firmar una medida con el ministro de Sanidad para suspender los vuelos con Gran Bretaña“, explicó Di Maio.

Fuente: El Español/EFE

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios