Disparos y bronca entre cazadores y escoltas de Torra cerca de su nueva mansión

Los Mossos denuncian a un hombre que pegó dos tiros al aire tras ser reprendido por cazar cerca de la masía que ha alquilado el expresidente catalán.

Olor a pólvora en el retiro dorado de Quim Torra, el expresidente de la Generalidad inhabilitado. Su séquito policial se enfrentó a un grupo de cazadores que llevaba a cabo una batida de jabalíes cerca de su nueva casa, una imponente masía del siglo XVI incluida en el catálogo de patrimonio arquitectónico de la Generalidad.

Los escoltas de Torra reprendieron al grupo por cazar cerca de la mansión del expresidente, emplazada en una zona boscosa del municipio gerundense de Santa Coloma de Farners. Uno de los cazadores mostró su disconformidad pegando dos tiros al aire, acción que le ha costado una denuncia de los Mossos por uso indebido de arma de fuego, según ha informado el Diari de Girona. Los mossos, que iban de paisano, se sintieron «intimidados» por el cazador, según la versión del citado medio.

El periódico explica también algunas de las características del nuevo refugio de Quim Torra, que no quiere saber nada de Barcelona, ciudad que considera demasiado cosmopolita y poco afecta a las tesis independentistas. Así pues, Torra ha decidido instalar su oficina de expresidente en Gerona y su nueva residencia en la citada Santa Coloma de Farners, donde su familia es sobradamente conocida.

A tal efecto, Torra ha alquilado una masía del siglo XVI incluida en el inventario del patrimonio arquitectónico de Cataluña. La propiedad ha sido reformada dos veces, si bien conserva la estructura original.

Los Torra, una familia muy conocida

Los Torra son originarios de este municipio y muy conocidos en él. El padre de Quim Torra fue concejal de urbanismo por Convergència en los primeros años noventa y en la constitución del ayuntamiento tras las últimas elecciones municipales, la familia del entonces presidente de la Generalidad montó una bronca fenomenal para intentar evitar un pacto entre Junts per Catalunya y los socialistas. Una hermana de Torra llegó a descolgar el retrato del presidente que presidía la sala de juntas y se lo llevó debajo del brazo en señal del protesta.

Hay quien considera que los Torra se creen los caciques de Santa Coloma de Farners por comportamientos de este tipo o por el incidente entre los cazadores y la guardia personal del expresidente, quien también es conocido en la localidad por haberse dedicado a la producción casera de ratafía.

Fuente: Pablo Planas – Libertad Digital