Abascal no se habla con Casado desde hace dos meses y descarta la unidad

Las relaciones entre VOX y el PP son gélidas, no acudirán juntos a las Elecciones pero no romperán sus pactos en las Comunidades Autónomas que desalojarían por ejemplo a Ayuso.

Santiago Abascal y Pablo Casado no se hablan desde el pasado mes de octubre. Ni un contacto, ni una reunión, ni una llamada después del agrio enfrentamiento que mantuvieron el pasado mes de octubre, durante el debate de la moción de censura presentada por VOX contra Pedro Sánchez para intentar desalojar de Moncloa al Gobierno de coalición de PSOE y Podemos.

En una entrevista de Juan Fernández Miranda en ABC, Abascal explica las gélidas relaciones existentes entre ambos partidos, resumidas en su revelación que no conversa con Casado desde aquel día aunque, hasta entonces, lo hacía habitualmente.

«Casado dio una patada a la esperanza de muchas personas que creían que sólo se podía construir una alternativa al Gobierno de socialistas, comunistas y separatistas con algún tipo de acuerdo entre el PP y Vox», se lamenta Abascal.

Pese a esa reflexión, el presidente de VOX descarta que la ruptura entre él y Casado vaya a tener consecuencias en los tres gobiernos regionales donde su partido ha facilitado la llegada al poder del PP, Madrid, Andalucía y Murcia:

«No tendrá consecuencias políticas para mí. Vox no va a cambiar sus planteamientos, va a actuar con responsabilidad. No va a actuar desde la vendetta política dejando caer gobiernos regionales. Sabemos quién es nuestro enemigo y qué es lo que están esperando millones de españoles: algún tipo de acuerdo para expulsar al Gobierno de socialistas y comunistas».

Sin España Suma

Donde sí va a tenerlas es en la posible alianza electoral de ambos partidos, clave según los especialistas en la Ley D’Hont para traducir mejor en escaños los votos logrados en las urnas por las dos formaciones. Algo que Abascal desmiente y rechaza por completo.

«Hay una tendencia a pensar que PP, Cs y Vox pueden obtener más votos yendo juntos. Yo tengo la tendencia a pensar exactamente lo contrario, incluso tenemos algunas pruebas de que ha sido mucho más eficaz. El caso andaluz es el perfecto», sentencia Abascal, en una línea en esto similar a la de Casado, que ha enfriado también la opción de «España Suma«.

Y añade: «Eso se ha demostrado en Andalucía y también en Madrid, donde tampoco estaba sobre la mesa que se mantuviera un Gobierno y ha cambiado el Ayuntamiento. Realmente eso ha sido eficaz. Si PP y Vox concurren separados hay más posibilidades de echar a Sánchez».

Fuente: Manuel Villa – EsDiario

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios