El Bitcoin rompe máximos históricos… ¿volverá a desplomarse como en 2018?

El nuevo rally de la criptomoneda ha disparado su precio por encima del máximo registrado en 2017, aunque con un volumen de compra inferior en esta ocasión.

La euforia de los inversores en el mercado del Bitcoin ha llevado a la criptomoneda a un precio nunca antes visto, por encima de los 20.000 dólares. Este viernes, rozaba los 23.000, lo que supone una subida del 216% en lo que va de año y del 371% desde marzo, cuando el precio llegó a caer por debajo de 5.000. Sin embargo, en paralelo al rally de este activo especulativo con gran volatilidad, las dudas sobre una posible burbuja son constantes, especialmente con la sombra de la caída que experimentó el bitcoin en 2018, precisamente después de un boom sin precedentes en 2017.

El ecosistema del Bitcoin sigue siendo de alto riesgo porque “todavía es un instrumento incipiente, pero la volatilidad es mucho más baja que en 2017 y 2018″, afirma Javier Molina, portavoz en España del bróker eToro. La situación es, por tanto, diferente a la de hace tres años y “no va a acabar igual”. Una de las razones que explica un alza de precios distinto al anterior es la entrada de inversores institucionales. “El volumen no lo ha hecho el inversor retail, ahora están detrás inversores institucionales“.

Los expertos señalan un cambio significativo en ese sentido. “Ya no es sólo el dominio de los programadores de ordenadores y los defensores de fintech”, afirma Yoni Assia, CEO y co-fundador de la plataforma de inversión en multiactivos eToro, que también destaca cómo las instituciones financieras se han despertado al mundo de los criptoactivos “con muchos bancos y fondos de cobertura bien conocidos comprando bitcoin este año”.  Alejandro Zala, Country Manager de Bitpanda en España, considera que la tendencia es más estable en la evolución del Bitcoin. “El mayor impulsor de la actual subida de precios es, principalmente, el dinero institucional”, señala. 

Estos inversores han encontrado en esta moneda digital una “posible fuente de cobertura de los riesgos monetarios” que presenta el sistema macroeconómico actual, con políticas expansivas y los déficits fiscales en máximos. Pero, sobre todo, se han visto impulsados por la madurez del sistema, destaca Molina, que ya cuenta con mercado de futuros regulado y los principales jugadores tienen servicios de inversión.

En 2020, el Bitcoin ha dado pasos importantes para normalizarse como activo. Durante este año, las monedas digitales se han convertido en una opción a tener en cuenta y algunas empresas han decidido iniciarse en ese negocio. Recientemente Apple anunció que permitirá la compra de criptomonedas a través de Apple Pay, uno de los proveedores de pagos móviles más grandes del mundo y en España ha sido BBVA el primer gran banco que ofrece el servicio de compra, venta y custodia de activos digitales a sus clientes. Sin embargo, la entidad vasca empezará a operar con las criptomonedas desde Suiza porque la normativa del BCE impone ciertas restricciones a la operativa y tenencia de divisas digitales por los bancos, aunque el regulador europeo, ante el creciente interés en el dinero digital, se plantea crear su Euro Digital.

“Ahora, la gente de todo el mundo reconoce las formas en que se pueden adoptar los criptoactivos, ya sea como parte de una cartera de inversiones o utilizándolos para pagar una pizza”, afirma Assia. Otra señal de esta aceptación generalizada de las criptomonedas es la apuesta de los gestores de fondos, entre quienes, según la encuesta de gestores de fondos de Bank of America, el Bitcoin es el tercer activo más popular. Además, también destaca la compra de 100 millones de dólares en bitcoins por parte de la compañía de seguros MassMutual.

La normalización del Bitcoin como ‘asset class’ permitirá mantener la tendencia alcista, aunque Molina no descarta correcciones pero “cortas, fuertes y recuperaciones muy rápidas”. No obstante, esta criptomoneda, pese a intentar ser reserva de valor, todavía está lejos de sustituir al oro, ya que actualmente solo representa el 5% de su capitalización de mercado.

Además, el alza de esta criptomoneda tampoco va aparejado al de otras. Cada uno de los proyectos obedece a temáticas diferentes y, pese a que también se registran subidas, no son equivalentes al rally del Bitcoin. “El dinero institucional no está yendo a todo, como en 2017, es inteligente”, afirma Javier Molina. En ese sentido, los expertos piden cautela, especialmente por el efecto llamada que pueden provocar las fuertes subidas de los últimos días.

Fuente: María León Escribano – La Información

Comparte esta página:
0 0 votos
Calificación del post
Suscribirse
Notificar de
guest
0 Comentarios
Comentarios en línea
Ver todos lo comentarios