Bonito rapapolvo en el Senado a Castells por el cargo de la mujer de Sánchez en la Universidad

Bonito rapapolvo en el Senado a Castells por el cargo de la mujer de Sánchez en la Universidad
Manuel Castells
Comparte esta página:

«El vicepresidente coloca a su pareja, el presidente a su cuchipandi de juventud. 23 ministerios para emplear cientos de asesores, decenas de nuevos puestos políticos, y como no llega ahí está la universidad pública para colocar a la mujer de su presidente»

Vídeo: El senador Vázquez Abad, durante su intervención – ABC

El senador del PP Jesús Vázquez Abad preguntó en el Senado al ministro de Universidades, Manuel Castells, sobre los requisitos académicos y/o méritos profesionales que considera que debe reunir una persona para dirigir una cátedra de una universidad pública, después de conocerse que la mujer de Pedro Sánchez es directora de una cátedra en la UCM sin cumplir con los requisitos para ello.

Según el senador y exalcalde de Orense, hasta la fecha los requisitos para dirigir una cátedra en la universidad pública atienden a dos tipos: tener una brillante carrera académica o una carrera profesional de reconocido prestigio. «¿En cuál de las dos se ajusta la candidata Begoña Gómez?», cuestionó.

 

«Una carrera académica exige un doctorado, claro que original y escrito por el autor, comprende publicaciones en revistas especializadas, no portadas en revistas ni entrevistas en prensa, implica sesiones de trabajo difícilmente conciliables con la vida familiar de quienes no tienen un séquito de personas a su servicio y requiere estancias en otras universidades en el extranjero y no visitas en Falcon a a bodas y conciertos. Eso como poco», dijo. 

«Una carrera universitaria es sólida y dura, no gaseosa y sustancial como el vapor que sube como el champán. Dígale ahora a los profesionales universitarios que lo brillante de una carrera académica no son los méritos, sino quien los firma con el perfil adecuado, como ser la pareja del presidente del Gobierno, que les adelanta por la vía rápida cuando ni siquiera debe jugar ese partido. Hay que ver qué facilidad tiene la izquierda para adelantar por la derecha», sentenció Vázquez Abad.

«Dígale a las universidades que su ministro asiste impávido a su transformación en agencia de colocación de afines. Dígale a sus simpatizantes que su eslogan de igualdad de oportunidades significa oportunidades solo para los suyos. A las feministas, que las oportunidades de las mujeres son solo oportunidades para las mujeres de los suyos. Bonito feminismo el que promociona, da igual un ministerio que una codirección de una cátedra, en base a méritos tan misteriosos como secretos de estado. Viva el Gobierno de la luz y los taquígrafos».

Y prosiguió: «Si es que ni siquiera, señor Castells, sigue usted la política verde de su gobierno: usted nos pone a todos colorados. El vicepresidente coloca a su pareja, el presidente a su cuchipandi de juventud. 23 ministerios para emplear cientos de asesores, decenas de nuevos puestos políticos, y como no llega ahí está la universidad pública para colocar a la mujer de su presidente».

Vázquez Abad concluyó, tajante, su intervención: «La flamante codirectora manifestaba dirigirse a empresas que busquen el incremento del estado de bienestar. De eso saben mucho, desde luego, pues anda que no ha mejorado el estado de bienestar para sus parejas, para sus amigos y para sus afines. Del resto, a saber. Entiendo ahora por qué han quitado ustedes la ética del currículum».

El ministro de Universidades, Manuel Castells, defendió que la designación de Begoña Gómez, la mujer del presidente del Gobierno, como directora de una cátedra, corresponde a la propia universidad, en este caso, la Universidad Complutense de Madrid (UCM), según recoge la Ley Orgánica de Universidades (LOU).

«A partir del art. 2 de la LOU, las universidades, en función de su autonomía, pueden desarrollar figuras colaborativas con otras entidades públicas o privadas, fundaciones, empresas, etc., entre las cuales están las cátedras extraordinarias; la ordenación y designación de los cargos en estas cátedras corresponde por entero a las universidades en función de esa autonomía y se rigen por los estatutos de la universidad exclusivamente», señaló Castells.

Fuente: S.E. – ABC

Comparte esta página: