El zorro bracea en la jaula de Orwell

El zorro bracea en la jaula de Orwell
Pedro Sánchez (i) y su jefe de gabinete en Moncloa, Iván Redondo. (EFE)
Comparte esta página:

El Gobierno está en lo que lleva dos años y medio; esto es, en la autoafirmación, la propaganda, instalados en la mentira encadenada una tras otra.

Al Gobierno le importa una higa que la administración del Estado esté manga por hombro, además de en quiebra. La Seguridad Social ni atiende las llamadas, ni da citas. Un aparato con más de tres millones de funcionarios (o asimilados) incapaz de dar mínima satisfacción a los contribuyentes que han optado por asimilar el ya manido «vuelva usted después del covid» con resignación, silencio y desesperación carcomida.

El Gobierno está en lo que lleva dos años y medio; esto es, en la autoafirmación, la propaganda, instalados en la mentira, encadenada una tras otra, que al fin y a la postre es la sublimación de lo ‘fake’. «En Moncloa manda Redondo… Su jefe le deja hacer y los ministros (del PSOE) saben que antes de nada tienen que pasar el filtro del jefe del Gabinete, que es el que decide», sostiene una fuente incrustada en el corazón del poder presidencial.

Lecciones de Orwell para entender a Pedro Sánchez

¿Quién es Iván? ¿Sobre qué presupuestos ideológicos decide Redondo? ¿Qué principios político/éticos básicos obedece el otrora consultor de dirigentes periféricos del PP? ¿Qué idea tiene acerca del país sobre el que manda?

«Es el mago de las volutas de humo, unas veces colorado, otras gris, negro en ocasiones… Y ahí se queda. Te equivocas si vas buscando sustancia, por eso le ha cogido la medida al presidente. El Estado le queda grande, inmenso, pero está feliz en el poder»,  sostienen las mismas fuentes.

A Redondo, Iglesias le permitirá seguir expandiendo su humo por doquier a salvo de miradas curiosas y espíritus críticos

La idea del ‘Ministerio de la Verdad‘ no es suya. Viene directamente inspirada por Pablo Iglesias, que para eso presume de ADN leninista. A Redondo le permitirá seguir expandiendo su humo por doquier a salvo de miradas curiosas y espíritus críticos. Asustado ante la avalancha provocada por almas asustadas, ya ha convencido a veteranos militantes de la Brunete mediática progubernamental para que intenten blanquear una iniciativa, insisto, surgida directamente de las calderas podemitas. Por ejemplo, ventean que el objetivo final de la Comisión formada por espíritus puros es parar los pies a Putin. La carcajada se ha podido oír en San Petersburgo (antes Stalingrado/Leningrado).

Naturalmente, donde no les inquieta nada es en RTVE. Esos chapotean desde el inicio mismo en las entrañas del Ministerio con júbilo. Tampoco en el grupo, otrora referente, que come de las manos de Ana Patricia Botín, mientras sus inversores y accionistas en el Santander se esfuerzan por echarle ante el desastre de gestión que tampoco es algo nuevo en el currículum de la heredera cántabra.

El director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo. (EFE)
El director del Gabinete de la Presidencia del Gobierno, Iván Redondo. (EFE)

Ángel Ortiz, director de ‘El Norte de Castilla’, que conoce bien al personaje de sus tiempos como director de ‘Hoy’ en Badajoz, publicaba un artículo luminoso: «Habría que reírse si no fuera por la gravedad de lo que, en el fondo, se plantea aquí». Que el tipo que creó cientos de cuentas falsas en Twitter cuando trabajaba para Monago para zaherir a Fernández Vara, «ahora va a pilotar una suerte de miniministerio de la verdad: el mismo Iván Redondo. Poco más queda añadir».

Antonio Tinoco, otro gran conocedor del inabarcable estadista, remata: «Quizás Redondo resulte ser el mejor director posible de un organismo sobre los bulos: los conoce como nadie».

Fuente: Graciano Palomo – El Confidencial

Comparte esta página: