El administrador de IU imputado también transfirió dinero a Neurona

El administrador de IU imputado también transfirió dinero a Neurona
Comparte esta página:

El responsable adjunto de finanzas de Izquierda Unida, Carlos García Ramos, también realizó transferencias a la investigada y chavista Neurona. Así lo ha concluido un informe de la Brigada Central de Investigación de Blanqueo de Capitales y Anticorrupción de la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) entregado al juez Juan José Escalonilla, que investiga la presunta financiación irregular de Podemos.

García Ramos fue imputado el pasado mes de octubre y llamado declarar al haber sido designado ante la Junta Electoral Central como administrador general en la coalición Unidas Podemos para las elecciones generales del 28 de abril de 2019. Junto a él las cuentas eran administradas por su homólogo en Podemos y también imputado, Daniel de Frutos.

La Policía ha descubierto ahora que no sólo era administrador mancomunado sino que, además, emitió transferencias en su nombre. El 20 de noviembre de 2019, Carlos García Ramos ordenó una transferencia por valor de 4.000 euros a la chavista Neurona Comunidad S.L. Así puede comprobarse en el informe policial al que ha tenido acceso OKDIARIO.

La Policía descubre que el administrador de IU imputado también transfirió dinero a la chavista Neurona
Extracto del informe policial

Además de esta operación, que ordenó en solitario, también aparece como partícipe en la transferencia de 363.000 euros que se realizó entre abril y mayo del mismo año. «Las transferencias son ordenadas por ambos apoderados, Daniel de Frutos Ramírez y Carlos García Ramos», se expone en el oficio.

García Ramos tendrá que declarar ante el juez Escalonilla el próximo 13 de noviembre a las 12:30 horas.

Echenique estaría tras una de las cuentas que transfirió fondos a Neurona según la UDEF

Echenique como apoderado

El informe involucra también al portavoz de Podemos en el Congreso de los Diputados y por aquel entonces secretario de Organización del partido, Pablo Echenique.

Echenique aparece como apoderado de una de las cuentas que transfirieron dinero a NeuronaEn el oficio, al que ha tenido acceso OKDIARIO, los agentes subrayan que han investigado «las cuentas electorales desde las que la coalición Unidas Podemos realizó la transferencia de dinero a la mercantil Neurona Comunidad SL», así como «la identificación de personas físicas autorizadas para disponer de los fondos en las cuentas bancarias señaladas y la identidad de las personas que en las citadas cuentas realizaron personalmente determinadas transferencias». Las cuentas investigadas por la UDEF pertenecen a las entidades Banca Caixa-Credit-Enginyers y la banca ética Triodos Bank.

Pablo Echenique aparece como apoderado de una de las cuentas de Podemos en Triodos Bank mediante la cual se realizó una transferencia a Neurona Comunidad SL el 28 de enero de 2020 por valor de 2.420 euros.

Pagos a Neurona

Podemos pagó 363.000 euros a la consultora chavista Neurona Comunidad S.L por supuestos trabajos para el partido en las elecciones generales de abril de 2019. Gran parte de este montante, sin embargo, terminaría en las cuentas de la filial mexicana a través de transferencias que no superaban los 50.000 euros para burlar las alertas del blanqueo de capitales.

La Tesorería General de la Seguridad Social remitió al juez Juan José Escalonilla un oficio en el que informa de que la consultora chavista creada en un pueblo de Sevilla, Neurona Comunidad S.L, no tuvo nunca un solo trabajador. El oficio de la Seguridad Social sobre Podemos, al que tuvo acceso OKDIARIO, reza lo siguiente: «Una vez consultada la base de datos de la Tesorería le informamos que no se ha localizado en los registros de dicha base de datos, ninguna empresa de razón social Neurona Comunidad SL con CIF: B90428772».

Expertos en Derecho Fiscal y magistrados de lo Mercantil consultados por OKDIARIO advierten de que esto significa que se trata de una sociedad instrumental o sociedad pantalla. Éstas son empresas creadas «con el objetivo de actuar en el tráfico económico interpuesto entre el mercado y el prestador de servicios, ocultando la realidad latente, y suelen utilizarse para fines delictivos, evasivos o elusivos». El Tribunal Supremo ha definido las sociedades instrumentales como empresas que pretenden evitar el rastreo de la propiedad y el origen de los fondos. Por su parte, la Circular 1/2016 de la Fiscalía General del Estado señala que las sociedades instrumentales son formalmente personas jurídicas, pero materialmente carecen de desarrollo organizativo.

Fuente:  TERESA GÓMEZ Y RAQUEL TEJERO – OKDiario

Comparte esta página: