Un solo hombre para detener la hecatombe…

Un solo hombre para detener la hecatombe…
Comparte esta página:

Los dirigentes de todo el mundo están a la expectativa;  saben que la elecciones estadounidenses son un campo de batalla en el que se pelea, a cuchillo, entre izquierdistas enloquecidos y ciudadanos libres.

Seamos claros, presidente de los Estados Unidos no puede ser cualquiera… La Casa Blanca no es cualquier cosa fútil o  banal en la historia del mundo, de igual forma que el Imperio Romano no lo puedes borrar de la Historia humana,  ni puedes atreverte a decir que los chinos nunca existieron o que aparecieron, de pronto, de la nada…

La época que estamos viviendo es difícil de entender porque nadie la esperaba, tan de repente, tan desconcertante, tan tremendamente peligrosa, y sin previo aviso de nuestros “sabios”  tradicionales que, evidentemente, han sido comprados en su gran mayoría, o asesinados casi en su totalidad…

Si es usted medianamente inteligente, debería intuir y hasta comprender que el gran espectáculo global que se avecina es de extrema gravedad y que la vida está cambiando a una velocidad de vértigo.

Nunca antes se había vivido con un nivel de “aceleración” socio-política tan potente y con un empuje tan poderoso hacia el abismo. Si es usted de la República Dominicana, de Australia, de la Unión Europea, o de Canadá, debería saber que todos nos dirigimos hacia el caos sin que nadie pueda remediarlo.

Nuestras vidas peligran como las de nuestros antepasados ante la gran guerra de exterminio que arrasó medio planeta, ante la genocida matanza “industrial” de seis millones de judíos, ante la esclavización de decenas de millones de rusos, exterminados en los gulag soviéticos…

Los campos de concentración de prisioneros están esparcidos por China, por North Korea y por todo el Oriente asiático; eso solo es una pequeña muestra de que se están “representando” todas las pesadillas del pasado.

Pero debería saber que lo peor está por llegar…

Un buen observador de esta época que estamos viviendo, no debería ser tan simple, tan ciego y tan sordo como para creer que un hombre como Donald Trump es un ogro cargado de brujería dispuesto a desplegar toda su maldad contra todo el planeta y sus inocentes y desvalidos habitantes…

Así solo puede pensar un idiota irrecuperable… La corriente dominante en los Estados Unidos (es decir la mafia Democratic Party) ha creado esa “figura” como cualquier otra entidad manipuladora de los tiempos pasados desplegó el antisemitismo para tratar de explicar a sus engañados ciudadanos  que todo lo que iba mal en casa estaba causado por «fuerzas malvadas y poderosas del mal como los judíos»…

Así cualquiera gobierna a los pobres desgraciados,  y a los incultos… «El presidente de México es un santo y todos los problemas de México provienen de Washington y de los españoles colonizadores que nunca han pedido perdón por su despreciable acto de descubrir América»…

Es la vieja historia de siempre…

¿Ha pensado alguna vez por qué unas cansinas y vulgares elecciones a la presidencia estadounidense son tan importantes para todo el planeta?

¿Ha imaginado, al menos, cómo afectará al país donde usted vive, si gana o pierde Donald Trump?

¿Tiene alguna idea de qué ocurrirá si pierde Donald Trump y la Casa Blanca es ocupada por Joe Biden y Kamala Harris?

Bueno, lo va a comprobar en 48 horas… Déjeme que le dé un pequeño adelanto para que no le coja desprevenido.

Si Joe Biden sale elegido, el nuevo presidente estadounidense, con graves problemas de senilidad e incapacitado por la evidente degeneración progresiva de su cerebro, será sustituido inmediatamente por la frívola  traidora aliada del yihadismo y de la extrema izquierda de Antifa y Black Lives Matter.

Y entonces, la destrucción de la patria americana será un hecho. Todo se preparó hace mucho tiempo y el “plan” está diseñado por  Barack Hussein Obama…

El catolicismo y el judaísmo serán eliminados de la vida estadounidense con la bendición de Bergoglio, sí, el Obispo de Roma, el Papa argentino que está de acuerdo en secularizar a los cristianos y colaborar con China en la destrucción del catolicismo, del judaísmo, del budismo  y del islamismo.

Ya hay campos de concentración para erradicar a los creyentes. ¡Lo único que tienes que creer es lo que diga Kamala Harris, estúpido!…  Sus orgías sexuales serán inolvidables… Será una presidenta en celo,  más caliente que una sartén al rojo vivo…

«¡Ay de aquél que se niegue a besarle el papo a la presidenta Kamala!»

o «¡Ay de aquellas!»   porque a Kamala le encantan las lesbianas más multi-millonarias de Hollywood…

Matará dos pájaros de un solo tiro:  el clítoris de su pajarito y agrandará su cuenta corriente a escala estratosférica…

Todas las fronteras del mundo se abrirán para que todos los países desaparezcan en el caos; todos los ahitianos se irán a vivir a Santo Domingo, donde tendrán más oportunidades para trabajar  o para delinquir…

Se acabó la tranquilidad para la República Dominicana… Hay informes secretos de hacer desaparecer el Gobierno de Santo Domingo como tal, y difuminarlo en: «una sola isla, un solo gobierno» La Española será controlada por los que aplaudan y se arrodillen ante Kamala…

El clan  Biden-Kamala-Clinton-Obama ya tiene centenares de agentes empresariales en Puerto Príncipe, al pairo del criticado  Jovenel Moïse, no solo manejando el fondo de Petrocaribe sino alojando y protegiendo a las futuras “familias políticas” que gobernarán la isla entera…

Naturalmente, Estados Unidos será invadida por todos los enemigos odiadores,  que son muchos y de todas las etnias y colores,  que ya viven refugiados en U.S.A.  Lo dice Donald Trump abiertamente: muy pronto, la familia Obama, podría gobernar  La Española, ad vitam,  aeternam…

En todo el Caribe, la gobernanza estará en manos de la extrema izquierda “empresarial”; entiendan que la única forma de “lavar la cara”  de sus compinches narcotraficantes de Puerto Rico es el gran espectáculo político de las  corporaciones multinacionales.

Quiero decir que es perfectamente legal… ¿No es un milagro de la Santa sede? De ahí que el Papa argentino esté sometido a las altas presiones de un Democratic Party que claramente manda y ordena en el Vaticano…

El crimen organizado no descarta la bendición del catolicismo que -por cierto- tiene extraordinarios intereses en Ahití, y no necesariamente pastorales…

Si todo esto le parece a usted un delirio conspiranoico, se equivoca, porque la élite mundial tiene extraordinario interés económico en fusionar los dos estados soberanos de la «Hispayola» y Bergoglio lo apoya… Entérese de una vez: todos están contra Donald Trump…  Ahora resulta que el guionista estadounidense, Mario Puzo, tenía razón: la mafia necesita protección y cobertura del Vaticano…

Por eso te gusta tanto la película «El padrino» porque no te enteras de nada…

Como dato anecdótico, Puerto Rico, será declarado “Estado de la Unión” y será el centro mundial del dinero negro y del comercio más oscuro del crimen organizado: drogas, prostitución, tráfico de mujeres, de hombres y de menores de todo género y condición.

El viejo sueño de los Corleone, se hará realidad en dos días a partir de hoy… Estará capitaneado por Kamala Harris mientras Joe Biden es encerrado en un psiquiátrico.

¿Por qué rezamos por la victoria de Donald Trump?

Pues… porque ya lo dan por muerto y enterrado; porque lo amenazan de muerte y dicen que van a matarlo como hicieron con JFK… Porque su esposa Melania,  sus hijos y toda su familia tienen miedo de que le hagan daño al viejo Donald en el asalto a la Casa Blanca que han prometido los pirómanos asesinos de Black Lives Matter y ANTIFA,  si gana Donald Trump.

Porque nadie en Estados Unidos se ha atrevido a decir que  la gran república americana está podrida y corrupta por un gánster negro muy peligroso que ha logrado pasar desapercibido  escenificando una carrera “inocente” por la presidencia que lo hace “intocable” porque fue presidente 8 años…

Ahora, el mafioso conoce y maneja a los servicios de inteligencia estadounidenses  y a los altos cargos militares, a los que el mismo Obama condecoró y colocó en los puestos claves…

Solo tuvo que aliarse con los Clinton, que controlan la prensa, las televisiones y Hollywood… Todos los medios de comunicación demonizan al presidente de los Estados Unidos, elegido democráticamente.

¿Conocen ustedes mejor aparato de propaganda para mantenerse en el poder y hacer que la Casa Blanca sea hereditaria para las hijas de Obama?

Y ahora Barack Hussein Obama, ha tomado el control del país más poderoso y rico de la tierra… Derrocar a Donald Trump,  el día 3 de noviembre, es más fácil que aplastar a una cucaracha de un pisotón.

Solo Donald Trump…

Solo este hombre ha mostrado el instinto de cambiarlo todo,  porque todo está en manos de la mafia… No solo se hunde  Washington, se hundirá todo el continente americano y todos pueden ver cómo la Unión Europea está siendo invadida y atacada por yihadistas musulmanes. Todo se derrumba.

Los trabajadores estadounidenses adoran a Donald Trump. Todos saben que la reactivación económica, incluso bajo la pandemia, está dando sus frutos. Las leyes regulatorias de protección a la familia han sido un revulsivo para encontrar trabajo en un infierno en llamas provocado por la mafia.

El éxito de Donald Trump atacó de los nervios a la extrema izquierda que cada vez se hizo más violenta y amenazante. Todos los mass-media  más poderosos del mundo atacaron sin descanso, pero Donald se mantuvo en pie.

Usted, aquél y ese otro…  no hubiera aguantado 3 días en la Casa Blanca, pero el viejo Donald ha vivido lo suficiente y no le importa morir peleando por su país.  El pueblo sabe que ese tío ha elegido la mejor pelea y morir en el empeño.

Las redes sociales lo atacaron sin piedad, el deporte y todo lo demás que era “espectáculo”, escupía a la cara del presidente. La prensa libre y democrática, es marginal ahora, no existe el periodismo, mis amigos estadounidenses lloran porque ha desaparecido uno de los más bellos oficios, y casi todos los periodistas han optado por el propagandismo, como en la época de los nazis.

¿Quiere saber qué es lo que va a pasar?

Están ustedes viendo a un hombre bueno, solo ante el peligro, atacado por la gente malvada más poderosa del planeta, por los hombres y mujeres más adinerados del mundo, los multimillonarios más famosos, los artistas más glorificados y la gente más peligrosa del planeta pertenecientes a organizaciones transnacionales de carácter político y económico.

Todos están en pie de guerra acosando y acorralando, desde todo el planeta Tierra, al actual presidente de los Estados Unidos. Todos tienen u un enfermizo interés en que tropiece, se caiga, lo ataquen o lo maten en cualquier momento.

La patología política implantada por el magnate George Soros, ha dado resultados multimillonarios para destrozar a los Estados Unidos y llevarlo a las puertas del abismo.

Lo mismo hará con Europa, y hoy día, está destrozando España.  El propio Obispo de Roma colabora en la islamización de la Unión Europea y de los Estado Unidos.

Los moros siguen asesinando todos los días en Francia, en Alemania  y en todos los países europeos, degollando a los cristianos incluso en sus iglesias.

Los dirigentes de todo el mundo están a la expectativa;  saben que la elecciones estadounidenses son un campo de batalla en el que se pelea, a cuchillo, entre izquierdistas enloquecidos y ciudadanos libres.

No aceptarán la victoria de Donald Trump;  ni sus enemigos, ni en Europa, ni en el Vaticano… El pueblo estadounidense lo sabe. Tristemente se ha dado cuenta ahora. Es demasiado tarde.

Sepan ustedes que nuestro mundo judeocristiano lo están demoliendo, lo están echando abajo; lo están quemando todo, quieren hacerlo desaparecer en todo el planeta y George Soros tiene a todos los izquierdistas comprados, incluyendo a Jorge Mario Bergoglio…

Ya lo saben… es un solo hombre ante la adversidad. No es nada de otro mundo.  Todo lo que te han dicho de él, es falso.

Sus enemigos saben cómo destruirlo todo, saben cómo comprar a los traidores; saben cómo arruinar a tu país, y tienen todas las armas para matarte.

Solo por eso, Donald Trump, tiene todas las cartas para ganar…

-Alfonso M. Becker

Comparte esta página: