Gobierno y PP retoman la negociación para un reparto al 50% del CGPJ

Gobierno y PP retoman la negociación para un reparto al 50% del CGPJ
Pablo Casado saluda a Pedro Sánchez tras ser investido como presidente. EFE
Comparte esta página:

Volverían a las condiciones de julio, cuando estuvieron a punto de cerrar un pacto, para que PSOE proponga a diez vocales y el nombre del presidente y el PP, a otros diez. Las conversaciones también se orientan a la renovación del Tribunal Constitucional

Los acercamientos entre el Gobierno y el principal partido de la oposición, el Partido Popular, para llegar a un acuerdo de renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) están ya en marcha y se espera que lleguen a buen puerto en las próximas semanas. Las dos partes de la negociación se habrían puesto como tope la fecha en que se cumplirán dos años desde que el órgano de Gobierno de los jueces cumplió su mandato. Es decir, tienen que llegar a un punto en común antes del 4 de diciembre.

Según trasladan fuentes conocedoras de dichas aproximaciones a El Independiente, el acuerdo, que también se retoma para la renovación del tercio (presidente, vicepresidenta y dos magistrados) que está de salida en el Tribunal Constitucional, irá por la misma senda que el que estuvo a punto de cerrarse entre julio y agosto: el Gobierno, a través del PSOE, propondría a diez vocales del CGPJ y también pondría sobre la mesa el nombre del presidente del órgano y del Tribunal Supremo, mientras que el Partido Popular propondría a otros diez vocales.

Entre los vocales propuestos por el PSOE se incluiría el nombre de un vocal propuesto a su vez por PNV y dos vocales de tendencia progresista, opción con la que contentarían a Podemos, que no participaría en la negociación directamente.

Tras los avisos de Europa

Han tenido que llegar dos avisos de las instituciones europeas, tanto del presidente del Grupo de Estados Contra la Corrupción (GRECO) perteneciente al Consejo de Europa como del comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, para que Pedro Sánchez admitiera retirar este jueves la propuesta de PSOE y Unidas Podemos para reformar la Ley Orgánica del Poder Judicial (LOPJ) presentada el día 13 en el Congreso de los Diputados con el consiguiente revuelo en el mundo judicial, que se mostró dispuesto a «plantar batalla» contra ésta por «antidemocrática», «contraria a la Constitución» y que ataca la división de poderes, base de los Estados de Derecho de la Unión.

La propuesta, que pretende que se elija a los miembros del órgano de Gobierno de los jueces con una mayoría absoluta en una segunda vuelta si no se llega a los 3/5 de las Cámaras exigidos actualmente por ley en una primera, se presentó como una proposición de ley por parte de los grupos parlamentarios en lugar de como proyecto de ley por parte del Gobierno. De esta manera, se evitaba el informe consultivo del propio Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), el Consejo Fiscal y el Consejo de Estado.

Precisamente uno de los estándares principales exigidos a los estados miembros de la Unión Europea es que cuando reforman su sistema judicial deben hacerlo «en consulta con las partes relevantes», como establece la la Comisión de Venecia, el órgano asesor del Consejo de Europa sobre cuestiones constitucionales, democracia y derechos humanos.

De ahí que el comisario europeo Reynders telefoneara este miércoles a la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, y le pidiera explicaciones de la propuesta de reforma legal que le dijo siguen «de cerca» en la Comisión. Por su parte, el GRECO también recordó al Gobierno en una carta remitida al Ministerio de Justicia que «ha insistido repetidamente en que las autoridades políticas no deben involucrarse, en ninguna etapa, en el proceso de selección del turno judicial». El sistema actual de elección de los vocales del CGPJ, por tanto, no está bien visto por el GRECO, que también ha pedido explicaciones sobre la reforma planteada por los partidos del Gobierno que llevaría a que el Congreso intervenga aún más en el proceso. El órgano recordó en su misiva que los estándares europeos «estipulan que al menos la mitad de los miembros del Consejo deben ser jueces elegidos por sus pares de todos los niveles de la judicatura».

Miembros del Gobierno se sienten más cómodos

Tras estos avisos, y aprovechando el talante conciliador y «antipopulismos» del líder del PP, Pablo Casado, durante la fracasada moción de censura de Vox que le ha ratificado como líder de la oposición en el centro del tablero político, según han interpretado la mayoría de medios de comunicación del país, Sánchez vuelve a tender la mano para el desbloqueo de los órganos constitucionales.

El Partido Popular puso como línea roja de la negociación que Podemos no forme parte de ésta y en el Gobierno recuerdan que ningún representante del partido morado ha estado sentado en la misma mesa que Casado por este asunto.

Algunos miembros del Gobierno reciben con agrado la recuperación de las conversaciones porque no se sentían cómodos con la reforma propuesta por PSOE y Podemos. Sí lo están si se mantiene el sistema actual de elección por 3/5. En todo caso, si tienen que defender la propuesta de PSOE y UP para reformar la LOPJ ante Europa, aludirán al doble sistema de elección que contempla, requiriendo de una mayoría absoluta en una segunda vuelta. La compararán con otros sistemas de elección que consideran menos garantistas aún en Francia, Italia, Holanda o Alemania.

Fuente: Carmen Lucas-Torres – El Independiente

Comparte esta página: