Casado da por amortizada la fuga a Vox y se lanza a por 10 millones de votantes moderados para llegar a Moncloa

Casado da por amortizada la fuga a Vox y se lanza a por 10 millones de votantes moderados para llegar a Moncloa
Casado da por amortizada la fuga a Vox y se lanza a por 10 millones de votantes moderados para llegar a Moncloa EFE
Comparte esta página:

El líder del PP realizó una intervención en la moción de censura de Vox dirigida a abrirle las puertas del Gobierno en un futuro, según expertos como Narciso Michavila, Manuel Mostaza o César Calderón.

El discurso que pronunció Pablo Casado el pasado jueves en debate de la moción de censura ha marcado un antes y un después en esta legislatura. De la histórica intervención del líder del PP surgen diversas lecturas que coinciden, según diferentes expertos en análisis político, en una marcada ruptura con Vox que cierra el ciclo que comenzó con la foto de Colón. Casado, que se hizo casi contra todo pronóstico con las riendas de su partido en un momento complejo para este, tras haber perdido el Gobierno, da ya por amortizada la fuga de votos a la formación de Santiago Abascal y ha decidido lanzarse ahora a por 10 millones de electores moderados cuya confianza podría abrirle las puertas de La Moncloa.

“Casado ha presentado su candidatura a la Presidencia del Gobierno”, asevera el director de Redlines, César Calderón, que en declaraciones a Vozpópuli califica de “impensable” lo que ocurrió con la moción, pues “la ganó” el líder de los ‘populares’. El éxito de su discurso radica, de acuerdo con Calderón, en que “ha planteado dos nacional-populismos” a un lado y a otro, mientras él se ha posicionado en medio, “con las instituciones”. “Los partidos institucionalizados tienen mucha capilaridad”, advierte Manuel Mostaza, de Atrevia. 

Los analistas políticos contemplan la existencia de un nicho de alrededor de 10 millones de votantes, agrupado en torno al centro ideológico que históricamente ha permitido gobernar a “los partidos institucionalizados”. Aunque el extremo sea “más ruidoso”, es en el espectro centrado donde se sitúan “la mayoría” de los electores, explica Mostaza para hablar de la dificultad de que un partido gane unas elecciones si no está articulado sobre ese espectro, máxime para el PP, “con un Vox que está crecido”. “El grueso de votantes no está en la derecha, está en el centro-derecha”, insiste.

Una mayoría centrada

El número de votantes a los que Casado quiso dirigirse con su discurso es orientativo. Los expertos asumen que el electorado se reparte conforma de campana de Gauss: en una escala del 1 al 10, son muchos más los españoles que se definen con 4, 5 o 6 frente a los que se acercan a los extremos. Por tanto, la probabilidad de ganar unas elecciones aumenta conforme se obtiene la confianza de los votantes más centrados. En cualquier caso, ese reparto “no es una foto fija”, advierte Mostaza: “La gente mayor se va muriendo y los jóvenes van entrando”. 

Para Narciso Michavila, «hay más polarización mediática y en las elites políticas que en la calle», por lo que entiende que Casado acierta al dirigirse a los 10 millones de electores que pueden hacerle ganar

Además, el electorado no es ajeno al fenómeno de polarización política del que diversos estudios están alarmando. “Es verdad que hay polarización, aunque no es exclusiva de España, sino que es un fenómeno europeo y mundial”, matiza Mostaza, en la misma línea que Narciso Michavila, GAD3. “Está pasando en casi todas las sociedades”, destaca el analista, aunque matiza: “Hay más polarización mediática y en las elites políticas que en la calle, y lo hemos visto en las elecciones en Galicia y el País Vasco… Puede haber indignación, pero si se crispa políticamente es sobre todo porque desde arriba se está insuflando crispación”.

«El fin de la foto de Colón»

Para Narciso Michavila“no es tanto un tema de izquierda o derecha”, sino de “hablar claro” para “ir a por una mayoría social, si el PP quiere llegar al Gobierno”. Y es precisamente lo que según Michavila ha tratado de hacer Casado: “Antes era Abascal el que hablaba claro y ahora es el hermano mayor el que le dice al hermano adolescente que ‘hasta aquí hemos llegado’, y eso es lo que más me ha sorprendido”. “Ha sido bastante valiente, porque hasta ahora el PP le ha ido perdonando a Vox todo, salvo Feijóo, y a él al final le salió la jugada redonda”, apunta.

Narciso Michavila vaticina un escenario propicio para los ‘populares’ una vez que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos acuse el desgaste por la pandemia y termine su “luna de miel”

“El discurso de Casado llama la atención por la dureza, pero también es muy racional”, destaca Michavila: “Ha lanzado el mensaje de que el único que puede echar a Sánchez es el PP, porque ahora mismo eso es imposible para una derecha con tres opciones… Para la derecha es un desastre, en la derecha acabarán quedando solo dos partidos, como en la izquierda”. “Lo que hemos visto en el discurso de la moción de censura es el fin de la foto de Colón”, enfatiza el presidente de GAD3: “Desde ese momento, la izquierda empezó a movilizarse”. 

Casado, Rivera y Abascal, en la madrileña plaza de Colón.
 
Casado, Rivera y Abascal, en la madrileña plaza de Colón. EUROPA PRESS

Dos partidos a la derecha

Habrá que esperar, dice Michavila, a las elecciones catalanas para comprobar el sentido del cambio del voto, y más tarde en las autonómicas de Andalucía: precisamente, los primeros comicios en los que Vox obtuvo representación. El presidente de GAD3 vislumbra que el partido de Santiago Abascal no lo tendrá tan fácil la próxima vez: «El problema de Vox es el de los nuevos partidos, que han nacido con hiperliderazgo». Pone de ejemplos «el UPyD de Rosa Díez, el Ciudadanos de Albert Rivera» e incluso «la UCD de Adolfo Suárez».

«Santiago Abascal tiene mucho tirón en su espectro», reconoce Michavila. Destaca como ventaja de esos «hiperliderazgos» que son partidos «que suben muy rápido» porque «arrastran voto, pero el inconveniente es que, en cuanto se desgasta su líder, el partido desaparece». Y el presidente de GAD3 dice tener la impresión de que eso va a ocurrir, y es una amenaza tanto para Vox como para Ciudadanos. 

Además, Narciso Michavila vaticina un escenario propicio para los ‘populares’ una vez que el Gobierno de PSOE y Unidas Podemos acuse el desgaste por la pandemia y termine su “luna de miel”. De momento, el presidente de GAD3 no espera “grandes acuerdos de Estado”, más allá de pactos puntuales: “La estrategia de Moncloa es aprobar los Presupuestos con sus socios de investidura”.

Fuente: Leo Rama – VozPópuli

Comparte esta página: