«Estado fallido»: la prensa mundial comienza a ver a España como tal

«Estado fallido»: la prensa mundial comienza a ver a España como tal
Comparte esta página:

Los mercados europeos dudan de la capacidad de España para gestionar los fondos europeos.

Los mercados europeos comienzan a ver a España como un «Estado fallido» y dudan de la capacidad del país para gestionar los fondos europeos que reciba de la unión para hacer frente a las consecuencias económicas derivadas de la pandemia. «La pregunta es si el país está lo suficientemente preparado para la considerable entrada de fondos europeos», se pregunta Friedrich Leopold Sell, presidente del Consejo Asesor Científico del Instituto de Investigaciones Económicas de Halle y profesor de Economía en Múnich, antes de concluir que «esto ha de ser puesto en duda».

En un artículo recientemente publicado en el Neue Zürcher Zeitung, diario de referencia del sector financiero suizo, Sell cuestiona la eficacia de la ayuda financiera europea a España, dado que «políticamente, la situación es demasiado inestable». «Puede ser necesario que el Banco Mundial o el FMI identifiquen inicialmente proyectos significativos que merezcan financiación», aconseja, apuntando que, «si bien la atención de la Comisión de la UE, así como del gobierno alemán y el público en general, se concentra por completo en Polonia y Hungría en lo que respecta al estado de derecho y la democracia, hay tremendos sucesos en la quinta economía europea más grande, España», para los que pide atención internacional.

Sell alega, para justificar la valoración como «Estado fallido», a la Crisis constitucional, en la que incluye el separatismo catalán, la presión sobre la Monarquía y la dependencia al presidente del Gobierno del «chantaje» de partidos de izquierda radical. Anota también la incapacidad para hacerse con un presupuesto regular, el enfrentamiento entre administraciones, la crisis de los jueces y la pandemia fuera de control. Recuerda que «hablamos de Estado fallido cuando ninguno de los tres poderes de un Estado constitucional democrático sigue cumpliendo lo que la Constitución y el pueblo esperan de ellos: legitimado democráticamente y con comprensible funcionalidad». «España está plagada de Covid», constata, antes de concluir sin embargo que «una llegada rápida y masiva de fondos de Bruselas no será responsable».

Otros diarios financieros, como Financial Times, se han hecho eco también de que «La respuesta española al Covid ha sumido al país en el caos», título de un artículo firmado por Andrew Jack, en el que advierte sobre una «crisis de gobernabilidad que ha acompañado a la pandemia en España» y duda de una próxima mejora debido a «la falta de consenso político sobre cómo manejarla». «Si bien España, Francia y el Reino Unido están experimentando un segundo aumento en las infecciones después de aflojar las restricciones de bloqueo, Italia ha mantenido la enfermedad bajo control», compara, «los funcionarios cumplen una vigilancia eficaz de rastreo de los casos para rastrear y cuentan con una alta aceptación pública de las restricciones, respaldadas por una guía clara y una aplicación estricta».

Desde el diario salmón alemán Hadelsblatt, la corresponsal en Madrid Sandra Louven asocia también la situación política e institucional al fracaso en la gestión de la pandemia, diagnosticando por su parte que «las trincheras políticas evitan la gestión de la crisis» en España, que en su opinión «está tomando un tren dramático». «La élite política en España no está en situación de implementar una política racional que merezca ese nombre», afirma, junto a un pie de foto que recuerda que el presidente español quiere gastar 72.000 millones del Fondo de Reconstrucción europeo en los próximos tres años y pasando a detallar la crisis institucional, económica y sanitaria. «La crisis en la cuarta economía más grande de la zona euro está adquiriendo dimensiones tales que el país apenas puede ayudarse a sí mismo», informa.

El semanario The Economist, con gran influencia entre los inversores internacionales, ha publicado el reportaje titulado «La política venenosa de España afecta a la pandemia y a la economía», que parte de la situación del «hospital Infanta Leonor de Madrid, en el que 402 de sus 480 médicos han firmado una carta advirtiendo del estado pre-colapso del centro sanitario» y que extrapola este estado pre-colapso al país entero. «Esto es solo parte de un fracaso nacional mucho más amplio», afirma la información, que recoge con cierto asombro cómo «el pasado 5 de julio el presidente de España Pedro Sánchez proclamó que «hemos vencido al virus y controlado la pandemia». Esta afirmación entrecomillada es ilustrada con un apoyo infográfico el que pueden apreciarse los puntos negros de infecciones omnipresentes que plagan el mapa de España».

La agencia estadounidense Asociated Press también apunta a España en su análisis sobre la «incapacidad de Europa» para afrontar la segunda ola, debido, afirma, a la «fatiga generalizada de las instituciones». «Algunos países aún carecen de la capacidad de pruebas, rastreo y tratamiento para hacer frente a una segunda ola de pandemia cuando la primera ola nunca terminó realmente», declara para AP Martin McKee, profesor de Salud Pública Europea en la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. «Deberían haber estado aprovechando el tiempo para implementar sistemas de soporte de ‘búsqueda, prueba, rastreo y aislamiento’ realmente sólidos. No todo el mundo lo hizo», reprocha McKee, «si lo hubieran hecho, entonces podrían haber identificado los brotes a medida que estaban surgiendo y haber buscado las fuentes».

Fuente: Rosalía Sánchez – ABC

Comparte esta página: