El fiscal Navajas podría quedar fuera del informe sobre Iglesias

El fiscal Navajas podría quedar fuera del informe sobre Iglesias
La Fiscal General del Estado, Dolores Delgado, con el teniente Fiscal, Luis Navajas./Foto: Europa Press/Ep
Comparte esta página:

«Esta vez se harán mejor las cosas» que con las querellas por Covid «y además se jubila»

La Fiscalía que dirige Dolores Delgado ya tiene en su poder la exposición razonada del magistrado de la Audiencia Nacional Manuel García Castellón en la que aprecia indicios de que el vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha podido incurrir en tres delitos relacionados con el «caso Dina»: revelación de secretos, daños informáticos y acusación o denuncia falsa.

Ayer, de forma inmediata a recibir la citada exposición razonada, la Sala de Admisión de la Sala Penal del Tribunal Supremo la envió a la Fiscalía para que emita el preceptivo informe sobre si entiende que hay que admitirla a trámite y abrir formalmente una causa contra Iglesias, o, por el contrario, considera que los indicios que señala García-Castellón no son suficientes para ello y aboga por su inadmisión.

Junto a la remisión para informe de la Fiscalía, la Sala ha designado ponente sobre la apertura o no de causa al magistrado Andrés Palomo del Arco.

La Sala de Admisión está formada por el presidente de la Sala, Manuel Marchena, y los magistrados Andrés Martínez Arrieta, Andrés Palomo, Ana Ferrer y Eduardo de Porres. Excepto De Porres, los otros cuatro magistrados formaron parte del tribunal que juzgó y condenó «el procés».

En el informe de la Fiscalía no puede intervenir en ningún modo la fiscal general del Estado, Dolores Delgado, ya que le imposibilita el haber pertenecido al Ejecutivo de Pedro Sánchez, y, por tanto, le invalida para los asuntos que afecten al Gobierno o a algunos de sus miembros.

Será, en principio, algunos de los fiscales jefes de la Sala Penal del Supremo quien emita el dictamen requerido; siempre que el teniente fiscal y número 2 de la Fiscalía, el controvertido Luis Navajas, decida asumirlo personalmente por tratarse de un vicepresidente del Gobierno. Esto sería mismo que sucedió con los informes sobre la veintena de querellas presentadas contra el Ejecutivo por la gestión de la pandemia del covid.

Sin embargo, no parece que en esta ocasión vaya a suceder lo mismo, sobre todo después de las duras críticas que recibió tras acusar a varios fiscales de estar «contaminados ideológicamente», en referencia a Consuelo Madrigal y Fidel Cadenas.

De hecho, fuentes fiscales dan por seguro que esta vez no será Luis Navajas quien se ponga en el «centro del huracán» y tenga que posicionarse en un asunto que afecta de lleno al Gobierno, después del contenido de su informe sobre las querellas del Covid-19. «Creemos que no, que esta vez se hará mejor», señalan al respecto sobre si será Navajas quien firme el informe.

Además, hay otro arguemento que avalaría que Navajas no suscribiese el dictamen de la Fiscalía, o al menos, no en solitario: en diciembre de jubila forzosamente, «y no tendría sentido que, si se abriese causa en el Supremo, tuviese otro fiscal que asumirla».

Una vez lo remita al Tribunal Supremo, será éste quien tenga la última palabra sobre si abre o no causa penal al vicepresidente segundo del Gobierno nombrándose en su caso al instructor.

Fuente: Francisco Velasco – La Razón

Comparte esta página: