El juez pide al Supremo la imputación de Iglesias por daños informáticos, revelación de secretos y denuncia falsa

El juez pide al Supremo la imputación de Iglesias por daños informáticos, revelación de secretos y denuncia falsa
Pablo Iglesias Europa Press
Comparte esta página:

En un auto de 63 folios, el magistrado solicita que se investigue igualmente a Dina Bousselham y Ricardo sa Ferreira.

El titular del Juzgado Central de Instrucción Número 6 de la Audiencia Nacional, el juez Manuel García Castellón, ha solicitado al Supremo que investigue al vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias por denuncia falsa o simulación de delito, revelación de secretos «con agravante de género» y delitos de daños informáticos cometidos en el caso Dinainforman fuentes jurídicas a Vozpópuli. El magistrado considera que Iglesias usó de forma fraudulenta este proceso para intentar lograr algún tipo de ventaja electoral.

En un auto de 63 folios, el magistrado ha elevado una exposición razonada a la Sala de lo Penal del alto tribunal que preside el juez Manuel Marchena atendiendo a la condición de aforado de Iglesias. En este escrito solicita que se investigue igualmente a su ex asistente Dina Bousselham y la expareja de esta Ricardo sa Ferreira. Además, pide que se investigue también por estos hechos a la dirigente de Podemos Gloria Elizo y a los abogados de la formación Raúl Carballedo y Marta Flor Núñez. Elizo es además vicepresidenta tercera del Congreso de los Diputados.

A Iglesias le sitúa como presunto responsable de los delitos de daños informáticos, revelación de secretos y denuncia falsa. A Bousselham y su ex los considera autores de falso testimonio. Todos estos hechos tienen que ver con una de las piezas del caso Villarejo que partió del robo del móvil de Bousselham a finales de 2015 y cuyo contenido acabó publicado en la prensa en el verano de 2016. Durante la instrucción, ha quedado acreditado que el líder de Podemos recibió la tarjeta del móvil a principios de 2016 y no se lo dijo a su propietaria y que más tarde se la devolvió en estado inservible.

Al menos esa es la primera versión que dio ante el juez Bousselham sobre el estado de la tarjeta del teléfono si bien luego cambió de opinión. Remitió un escrito al Juzgado días después matizando que en realidad sí pudo acceder a ella en un primer momento, pero después dejó de funcionar. Una empresa de recuperación de datos con sede en Gales analizó el dispositivo y concluyó que estaba inservible. Por su parte, un informe policial atribuyó los daños físicos sobre la tarjeta a los trabajos de la empresa de Gales para tratar de acceder a su interior.

«Tomé la decisión de quitarle presión»

Pablo Iglesias, negó en el mes de julio que Bousselham afirmara que la SIM le fuera devuelta -tras ser robada- con daños que impedían acceder a su contenido original: «En ningún caso ha dicho que tuviera el más mínimo deterioro». Sin embargo, fue la propia Dina Bolusselham quien reconoció en sede judicial que la tarjeta estaba inservible en el que momento en el que la recuperó de mano de Pablo Iglesias, quien a su vez la consiguió a través del director del Grupo Zeta, como ha confirmado él mismo durante la entrevista.

En cambio, Iglesias no desmintió que fuera él mismo quien inutilizó la SIM, como sospecha el magistrado a cargo del caso, Manuel García-Castellón. A este respecto, Pablo Iglesias dijo que tardó en devolverle la tarjeta para «quitarle presión» a Bousselham. «Le supuso a Dina una presión enorme», remarcó el líder de Podemos, recordando que el móvil contenía información «íntima» de una joven «de veintipocos años».

El juez de la Audiencia Nacional toma esta decisión de elevar la cuestión al Supremo después de que la Sala de lo Penal de la propia Audiencia le obligase a dejar las pesquisas que afectasen a Pablo Iglesias por ser aforado. Esa decisión se adoptó tras el recurso presentado por el propio Iglesias. Sin embargo, la Sala de lo Penal no tuvo en cuenta la declaración del ex abogado de Podemos, José Manuel Calvente, quien calificó como un «montaje» urdido por la cúpula del partido la estrategia de presentarse como víctimas de Villarejo a partir del robo del móvil de Dina Bousselham.

En otro auto, el juez acuerda continuar el procedimiento por estos hechos contra el ex comisario Jose Manuel Villarejo, el ex director de la revista Interviu, Alberto Pozas y el periodista Luis Rendueles por delito de descubrimiento y revelación de secretos. En su escrito, el magistrado rechaza las diligencias que habían solicitado la defensa de Dina Bouselham y el Ministerio Fiscal y añade que pueden plantearse a partir de ahora ante el órgano competente, la Sala de lo Penal. A partir de ahora el fiscal y las acusaciones personadas disponen de 10 días para solicitar la apertura de juicio oral o el sobreseimiento de la causa.

Fuente: Alejandro Requeijo/Tono Calleja – VozPópuli

Comparte esta página: