El deporte es sometido por «el pensamiento único»

El deporte es sometido por «el pensamiento único»
Quinn Simmons, ciclista norteamericano suspendido por el Trek-Segafredo
Comparte esta página:

Polémica después de que el equipo Trek apartara al ciclista Simmons por reconocer que es simpatizante de Trump

Una sola palabra y un emoticono en redes sociales le han costado al estadounidense Quinn Simmons, que es en la actualidad el campeón mundial de ciclismo en ruta en categoría júnior, la suspensión por parte de su equipo, el Trek-Segafredo de EE.UU. La polémica, que ha estallado en plena campaña electoral, se armó ayer porque Simmons, que tiene 19 años y por lo tanto nunca antes ha podido votar en unas elecciones presidenciales, insinuó en sus mensajes en Twitter que simpatiza con el actual presidente del país, Donald Trump.

La periodista deportiva holandesa José Been, experta en ciclismo, dijo en Twitter el miércoles, después del primer debate presidencial de esta campaña: «Mis queridos amigos estadounidenses, espero que

esta horrible presidencia acabe pronto para vosotros. Y para nosotros como (¿antiguos?) aliados también. Si me sigues y apoyas a Trump, puedes largarte. No hay excusa alguna para apoyar o para votar a ese hombre vil y horrible». Resulta que entre los seguidores de la periodista estaba el joven Simmons, quien respondió cuatro horas después.

La respuesta del ciclista, motivo de su suspensión, es un simple «Adiós» junto con un emoticono de una mano que se despide, de alguien de raza negra. Después, un usuario, de nombre John Mutter, le dijo a Simmons: «Al parecer, un trumpista», a lo que Simmons respondió: «Es correcto», junto a otro emoticono, este de la bandera estadounidense. El miércoles por la tarde, el Trek-Segafredo comunicó la suspensión, primero al propio ciclista y después en un anuncio difundido en sus redes sociales en el que justifica la drástica medida, tomada sin una investigación previa.

Debate en las redes sociales

Estas son las razones que da el equipo: «Lamentablemente, el ciclista del equipo Quinn Simmons hizo declaraciones en internet que consideramos divisivas, incendiarias y perjudiciales para el equipo, el ciclismo profesional, sus seguidores y el buen futuro que esperamos ayudar a crear para el deporte. En consecuencia, no seguirá compitiendo con el Trek-Segafredo hasta nueva orden. El club y sus socios trabajan de forma conjunta para decidir los siguientes pasos y tendrán a los seguidores y al público informados sobre futuras decisiones».

Ayer en redes sociales quedaban las dudas de sia Simmons se le ha suspendido solo por apoyar a Trump, quien al fin al cabo es el presidente de EE.UU. y a quien en 2016 votaron 63 millones de personas, o por eso y además usar un emoticono con una mano de raza negra. Desde luego, la indignación prendió en las redes sociales por ambas cosas, y hubo periodistas especializados en ciclismo y activistas de todo tipo acusándole directamente de racista, sin más motivo que ese mensaje en Twitter. «Has usado una mano negra, y eso es como pintarse la cara de negro, y ya sabes lo que eso significa, ¿no?», le espetó un usuario en Twitter que publica con el pseudónimo «Diversidad en el Ciclismo».

En los siglos XIX y XX actores blancos, sobre todo en el sur de EE.UU., se pintaban la cara de betún para interpretar a personajes de raza negra que por lo general eran meras caricaturas racistas. Es una práctica en desuso y que ha sido ampliamente repudiada por la sociedad estadounidense. En la reciente ola de disturbios raciales, tras la muerte de varias personas negras a manos de la policía, se ha vuelto a condenar y varias cadenas de televisión generalista, como la NBC, han retirado de sus plataformas y servidores episodios en que aparecían personas maquilladas de ese modo en espacios satíricos.

Pero Simmons, desde luego, no se ha pintado nada de negro. Sólo ha usado un emoticono, y de una mano, además. Simplemente ha dicho, sin injuriar o criticar a nadie, que apoya al presidente de EE.UU. en plena campaña electoral. Lo cierto también es que la periodista que abrió esta crisis lamentó lo ocurrido en otro mensaje de Twitter, en el que dijo que se siente «muy mal por lo ocurrido». Después borró su cuenta de Twitter, que ayer estaba inactiva.

La suspensión de hecho supone que Simmons no puede competir en las Clásicas de las Ardenas, que en 2020 tiene lugar en esta fecha del año tras ser aplazada por la pandemia de coronavirus. El ciclista nació en 2001 en Colorado y hasta ahora ha sido toda una estrella en ciernes. En 2018 ganó el Campeonato de Estados Unidos en Ruta Junior y al año siguiente, entre otros, el Campeonato de Estados Unidos en Contrarreloj Junior y el Campeonato Mundial en Ruta Júnior. En 2020 había ingresado en profesionales de la mando del Trek-Segafredo, equipo que compite en la primera categoría del ciclismo en ruta masculino a nivel mundial. Su contrato es, de momento, por dos años.

Pocos apoyos a Trump

Son muy pocos los famosos en el deporte o las artes en EE.UU. que se atreven a manifestar públicamente su apoyo al presidente o a otros republicanos precisamente por este tipo de represalias, muy comunes. En las anteriores elecciones, el presidente logró el apoyo explícito del baloncestista retirado Dennis Rodman, el boxeador Mike Tyson y el quarterback Tom Brady, ambos amigos personales de él desde antes que se metiera en política. En estos comicios han mantenido todos un perfil bajo.

Trump lleva años polemizando con varios jugadores profesionales de fútbol americano de raza negra que hincan la rodilla cuando suena el himno, en señal de protesta contra lo que consideran el racismo institucional de este país. El presidente ha dicho en numerosas ocasiones que no cree que en EE.UU. haya racismo institucional, y denuncia que arrodillarse en lugar de llevarse la mano al pecho cuando suena el himno es antipatriótico.

Fuente: David Alandete – ABC

Comparte esta página: