El escándalo de la escolta de Puigdemont en Waterloo activa la ofensiva de la oposición

El escándalo de la escolta de Puigdemont en Waterloo activa la ofensiva de la oposición
Lluís Escolà, a la izquierda, guardaespaldas de Carles Puigdemont.
Comparte esta página:

La publicación ayer en ABC de la exclusiva con la que se detallaba el funcionamiento de la trama secreta para dotar de escolta y vigilancia en Bélgica al fugado Carles Puigdemont usando personal y medios de los Mossos d’Esquadra generó la inmediata reacción de los partidos de la oposición, que anuncian iniciativas parlamentarias y también probablemente judiciales para arrojar luz sobre el asunto.

Entre otras revelaciones, este diario daba cuenta ayer de cómo mandos del grupo de escoltas de la Policía autonómica alteraban los cuadrantes de libranzas para que un grupo de entre 17 y 18 agentes pudiese alternarse en las labores de vigilancia en Waterloo. También, de cómo se usaron medios materiales para ello, así como de la creación de la llamada Área de Seguridad Institucional (ASI), un subgrupo especializado de vigilancia dependiente de Presidencia y no de la jefatura de Mossos que en realidad, con el supuesto conocimiento de Quim Torra y el exconsejero Miquel Buch, funcionaba como una tapadera para desviar medios a Bélgica.

Puigdemont, en 2018, junto al cabo Lluís Escolà, con bufanda, responsable de su seguridad/ VÍDEO: La policía secreta de Waterloo – EFE/ ABC

Tras la publicación ayer de estos datos, desde el grupo parlamentario de Ciudadanos se señaló con claridad que el de los escoltas de los Mossos para Puigdemont es uno «de los escándalos de corrupción que afectan al separatismo». Al respecto, desde el partido naranja se recuerda que fueron ellos «los primeros en denunciar cómo se estaba usando el dinero de los catalanes para pagar una escolta al fugado de Waterloo». «Gracias a esta denuncia, hace unas semanas vimos como el exconsejero de Interior Miquel Buch tuvo que declarar ante el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña por este caso de contratación fraudulenta de un mosso como asesor que en realidad actuaría como escolta del fugado Puigdemont». Alude Cs a Lluís Escolà, quien ayudó a Puigdemont a fugarse, supervisó su seguridad en Waterloo y acabó contratado como asesor de Interior –luego sería cesado–, motivo por el que está siendo investigado junto al exconsejero Buch.

Explicaciones en el Parlament

«Desde el Grupo Parlamentario de Ciudadanos vamos a pedir información y comparecencias sobre la noticia publicada por ABC y no descartamos ampliar la denuncia interpuesta contra Buch e incluir a nuevos responsables. Esperamos que pronto se depuren responsabilidades y que Puigdemont no pueda seguir usando el dinero de todos para pagarse un escolta», se anunció ayer desde este partido.

En parecidos términos reaccionó el Partido Popular, que siempre ha denunciado el desvío de fondos y medios a Bélgica. «En abril del 2019, cuando se creó la ASI ya dijimos que dudábamos del uso de esta nueva plantilla de escoltas: no sabemos si es para Torra o para cubrir a un fugado de la Justicia como es Carles Puigdemont», apunta a ABC la diputada popular en el Parlament Esperanza García. «Criticamos que la ASI dejase de pertenecer orgánicamente al área de escoltas. En mayo se puso en funcionamiento y en julio pedimos su supresión mediante una moción en el pleno. Nos quedamos solos (PSC no votó a favor, Cs tampoco porque se abstuvo). Las informaciones desveladas apuntan a irregularidades muy graves, algunas incluso presuntamente delictivas», añade García.

Al respecto, y al igual que Cs, el PPC pretende que el Gobierno catalán se explique en el Parlament, incluyendo la consejera de Presidencia –la ASI depende funcionalmente de ella–, la cúpula de los Mossos, el responsable de escoltas y de la ASI.

SCC: «¿Quién para el tinglado?»

Desde Sociedad Civil Catalana, su presidente Fernando Sánchez Costa instó a aclarar «quién y cómo ha pagado todo este tinglado y hasta qué punto se han vulnerado los princios básicos de la función pública y su neutralidad para beneficiar al prófugo Puigdemont»

Torra, contra su policía

La exclusiva publicada ayer por ABC es reveladora también de la complejidad y de las tensiones internas dentro de un cuerpo donde una mayoría de agentes que cumple escrupulosamente con la ley convive con otro grupo que actúan como agitadores independentistas. El alineamiento con la ley de la mayoría de mandos y agentes choca igualmente con personajes como Quim Torra, que desde la Presidencia se ha enfrentado a su propia policía por, es solo un ejemplo, actuar contra los violentos que ahora hace un año incendiaron Barcelona tras la sentencia del 1-O.

Ayer precisamente, el propio presidente de la Generalitat afirmaba que «en un momento de desobediencia, debes aceptar también que la represión incluso puede venir de ámbitos como es de la propia de la autonomía», apuntó enVilaweb en alusión por ejemplo a la figura de los interventores o de la Policía catalana.

Fuente: Alex Gubern – ABC

Comparte esta página: