«Borrell insulta al Parlamento Europeo con una misión que reconoce al chavismo»

«Borrell insulta al Parlamento Europeo con una misión que reconoce al chavismo»
El Alto Representante para la UE, Josep Borrell, en una intervención reciente. EFE
Comparte esta página:

Una misión secreta a Caracas que se ha hecho pública antes de comenzar. Un intento de mediación de la UE sin contar con una de las partes en conflicto y sin informar a la presidenta de la Comisión Europea. Un caso que enturbia el papel del Alto Representante para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad de la Unión Europea, Josep Borrell, a quien el Partido Popular Europeo pide explicaciones por la tentativa de negociación con el régimen chavista.

La misión se habría constituido el lunes después de una llamada del ministro venezolano de Exteriores, Jorge Arreaza, y del opositor Henrique Capriles, quien recientemente se ha desmarcado del gobierno interino liderado por Juan Guaidó que aboga por el boicot a las elecciones legislativas que quiere convocar el régimen chavista en diciembre de 2020. Es entonces cuando se cumple el mandato de la actual Asamblea Legislativa.

Borrell atendió la demanda de Arreaza y Capriles que querían explorar la posibilidad de posponer las elecciones legislativas hasta junio de 2021, siempre y cuando la Unión Europea luego les diera su aval con una misión de observación.

Para ello embarcaron rumbo a Caracas, vía República Dominicana Enrique Mora, director político y vicesecretario general para Asuntos Políticos, y Javier Niño, director de América del SEAE (Servicio Europeo de Acción Exterior). Aterrizaron este jueves, según fuentes venezolanas, en el aeropuerto militar de La Carlota, una señal de que cuentan con el beneplácito del régimen chavista.

Protesta del PPE

El Partido Popular Europeo ha puesto el grito en el cielo. Todos los países de la Unión Europea, salvo Chipre e Italia, reconocen a Juan Guaidó como presidente interino. Y el Parlamento Europeo fue la primera institución en brindarle su apoyo y considerar a Nicolás Maduro como ilegítimo. La coordinación con el gobierno interino, liderado por Juan Guaidó, habría sido a posteriori, tras despegar rumbo a la capital venezolana.

«Es un insulto al Parlamento Europeo lo que ha hecho Borrell al llevar a cabo una misión que supone el reconocimiento del régimen criminal de Maduro», explica el eurodiputado popular Leopoldo López, padre del disidente Leopoldo López, acogido en la embajada española en Caracas desde abril de 2019.

«Hay una gran indignación en Europa. Si el Parlamento Europeo ha sido capaz de expulsar a un comisario por violar la cuarentena, este pecado de Borrell es mucho más grave», añade López, confiando por un caso de coronavirus en su entorno.

Según Leopoldo López padre, sería como si el Alto Representante por un lado dijera que el dictador bielorruso, Alexander Lukashenko, ocupa ilegítimamente el poder y a la vez pretendiera negociar con él en lugar de hacerlo con la oposición.

Un último intento

La diplomacia europea asegura que el Alto Representante cuenta con el mandato del Grupo de Contacto y de los ministros de Exteriores para seguir adelante con esta iniciativa, según informa la agencia Europa Press.

Reconoce que es un «último intento» de dar la oportunidad a la negociación, al explorar la vía de Henrique Capriles, el único opositor destacado que mantiene contacto con el régimen de Maduro.

Capriles apuesta por retrasar los comicios con la esperanza de que así reúnan las garantías precisas en democracia, mientras que el G-4 opositor que lidera Guaidó rechaza la celebración de legislativas y reclama unas presidenciales limpias con un nuevo consejo nacional electoral.

El presidente del PPE, el alemán Manfred Weber, que fue su Spitzenkandidat, ha escrito en su cuenta de Twitter que esta misión de la UE es «inaceptable». Recuerda cómo un reciente informe de una misión independiente de la ONU ha encontrado pruebas de que Maduro habría cometido crímenes de lesa humanidad.

Varios eurodiputados del PPE, de Renew Europe (liberales) y algunos independientes exigen explicaciones sobre la misión. Quieren saber qué pretende, quién la ha autorizado y quién la financia.

Si tiene un mínimo de dignidad, Borrell ha de ordenar la vuelta y rendir cuentas»

LEOPOLDO LÓPEZ PADRE

El eurodiputado Leopoldo López dice que lo mejor que puede hacer ahora Borrell es llamar a la misión para que regrese lo antes posible. «Si tiene un mínimo de dignidad, ha de ordenar la vuelta, y rendir cuentas. Debería explicarnos qué pretendía y por qué lo ha hecho así», afirma López, quien aclara que una misión así no puede emprenderse aunque sea decisión del Grupo de Contacto.

Hace dos semanas el Grupo de Contacto reconoció que no se dan las condiciones para la celebración de elecciones legislativas en diciembre, pero recibió positivamente la reacción de Maduro que se mostró dispuesto a aceptar observadores. Como no sería posible desplegarlos en tan poco tiempo, se realiza esta misión exploratoria para ver si se pueden posponer.

Con esta decisión Borrell parece inclinarse por la vía de seguir apurando las posibilidades de negociar con el régimen de Maduro, como siempre ha defendido José Luis Rodríguez Zapatero, al contrario que el ex presidente Felipe González, quien cree que es una estratagema del chavismo para ganar tiempo.

A juicio de González, no pueden ser tomadas en serio las propuestas del chavismo mientras haya presos políticos en las cárceles y no haya cambios en el comité nacional electoral, mantiene González.

No se puede participar en unas elecciones en las que el dictador designa a sus oponentes»

FELIPE GONZÁLEZ

Suele recordar que Maduro, tras perder las elecciones legislativas de 2015, aseguró que no convocaría ninguna elección más para perderla. «No se puede participar en unas elecciones en la que el dictador designa a sus oponentes», mantiene el ex jefe del gobierno español. Así ha sido desde entonces.

Lo que duele a muchos venezolanos como el eurodiputado Leopoldo López es el momento en que se emprende esta iniciativa. Apenas hace unos días una misión independiente de la ONU daba esperanza a los miles de víctimas del régimen chavista al reconocer que se habían cometido crímenes de lesa humanidad.

Apuntaba directamente a la responsabilidad de Nicolás Maduro, el ministro del Interior, Néstor Reverol, y el titular de Defensa, Vladimir Padrino López.

Los casos no son aislados, sino que obedecen a un patrón de conducta del régimen que acalla a la disidencia con persecución, amenazas, torturas y en algunos casos la muerte.

Fuente: Ana Alonso – El Independiente

Comparte esta página: