Sánchez y Casado estallan en reproches mutuos por el bloqueo de la Justicia

Sánchez y Casado estallan en reproches mutuos por el bloqueo de la Justicia
Comparte esta página:

-El presidente del Gobierno acusa a los populares de no cumplir la Constitución como sí hace Podemos

-El líder de la oposición advierte al jefe del Gobierno que su partido no es una «muleta» y le acusa de buscar su «rendición incondicional»

 

Primera sesión de control al Gobierno en el Congreso tras las vacaciones de verano, en pleno distanciamiento entre el jefe del Ejecutivo, Pedro Sánchez, y el líder de la oposición, Pablo Casado, con los nuevos Presupuestos y la falta de renovación de los órganos judiciales de fondo.

Un cara a cara que se ha saldado con un estallido de reproches entre uno y otro en el que Sánchez ha acusado a los populares de no cumplir la Constitución al negarse a renovar los órganos judiciales mientras participe en el acuerdo Unidas Podemos. Un partido que el líder socialista ha reconocido que defiende postulados que van contra la Carta Magna pero que, a su juicio, cumple ésta a diferencia de lo que hacen los populares.

Casado, por su parte, ha culpado a Sánchez de la falta de entendimiento y acuerdos entre ambos al acusarle de buscar únicamente la «rendición incondicional» del PP «para seguir gobernando impunemente sin oposición». Y su partido, ha advertido, no es ninguna una «muleta».

La segunda ola de la pandemia ha propiciado otro choque entre ambos. El presidente de los populares ha echado en cara al socialista que «el coronavirus sigue matando, ayer a 78 personas, y contagiando» a pesar del discurso triunfalista que Sánchez lanzó en julio, antes de irse de vacaciones «a tomar el sol a Lanzarote».

Siguiendo este hilo, Casado ha recordado los ERTEs, los 1,5 millones de parados o las 130.000 empresas destruidas para concluir que el Gobierno ha abandonado a las familias «en la caótica vuelta a los colegios» y «a los sanitarios». «¿Va a asumir alguna responsabilidad por mentir masivamente a los españoles?», ha querido saber.

La pregunta de Casado ha quedado sin respuesta. Sánchez se ha aferrado a recordar que España doblegó la curva de marzo gracias al esfuerzo de toda la sociedad, con un «ejercicio de unidad y cogobernanza inédito», que quiere mantener en esta segunda ola que definió como «menos letal».

Desde ahí, el líder socialista cargó con contundencia contra el PP al que acusó de «no arrimar el hombro en nada». «El PP ha decidido no hacer nada para ayudar ni a este Gobierno ni al conjunta de la sociedad», sostuvo. «He propuesto a la oposición unidad en la lucha contra el virus, para los Presupuestos y para renovar las instituciones. Es lo que le propuse y recibí un «no absoluto», recriminó a Casado. Éste negó la mayor: «deje de atacarnos, llevamos seis meses tendiendo la mano».

«El peor gobierno de los últimos 80 años»

El control al presidente ha continuado con la intervención del presidente de Vox, Santiago Abascal, que tampoco hoy ha querido dar detalle alguno sobre la presentación de su moción de censura, a pesr de que Sánchez le ha pinchado más de una vez recordándole que anunció esta iniciativa hace ya 42 días.

Al respecto, el líder de Vox se ha limitado a asegurar que presentará su moción dentro de este mes como anunció. «Yo no miento», advirtió al jefe del Ejecutivo. Abascal centró su intervención en denunciar lo que volvió a considerar como la gestión ruinosa que el Gobierno ha hecho de la pandemia.

Además, consideró que el líder socialista «se ha dedicado a enfrentar a los españoles con viejos odios y peleas ideológicas», además de «condenar» a los «más desfavorecidos» y hundir la economía. «Son una catástrofe con patas para España. Preside el peor gobierno de los últimos ochenta años», subrayó.

Una aseveración que dio pie al jefe del Gobierno para acusar a Abascal de añorar la dictadura franquista y hacer «teatro» en vez de «política». «Lo que quieren es polarizar y sembrar el odio en la sociedad española» le espetó antes de sostener que el patriotismo de Abascal se reduce «al odio y al miedo».

Fuente: Ana I. Sánchez – ABC

Comparte esta página: