El día que Alberto Garzón animó a Pablo Iglesias a exigir la presidencia de Bankia

El día que Alberto Garzón animó a Pablo Iglesias a exigir la presidencia de Bankia
Alberto Garzón y Pablo Iglesias.

José Ignacio Goirigolzarri presidirá el banco resultante de la fusión entre CaixaBank y Bankia a pesar de que nunca ha contado con el apoyo de los miembros de Unidas Podemos.

“Goirigolzarri fue puesto en Bankia por el Gobierno del PP. Y ahora nos toca a nosotros poner a uno en el que confiemos”, habían criticado en varias ocasiones desde la formación morada, sin que Pedro Sánchez se inmutase. El presidente del Gobierno ha venido apoyando la gestión de ‘Goiri’ en la entidad nacionalizada.

Hasta el punto de que Alberto Garzón, según ha escuchado estos días El Chivato a dirigentes de Unidas Podemos, llegó a animar a Pablo Iglesias a exigir la presidencia de Bankia durante las negociaciones para la investidura de Sánchez.

La posición de Garzón, y de parte de la ejecutiva de IU, era crítica entonces con la “obsesión” del secretario general de Podemos de entrar en el Consejo de Ministros.

Consideraba que se trataba de una exigencia que ponía en riesgo la formación de un gobierno de izquierdas y daba una oportunidad a la derecha.

El líder de IU pensaba que, más allá de la vicepresidencia o un ministerio, existían otros cargos más interesantes en un Gobierno y en la Administración que debían plantearse.

Citaba, por ejemplo, la dirección de la Agencia Tributaria, un puesto que, de hecho, ansiaba Pablo Iglesias. Añadía a esta lista “secretarías de estado, direcciones generales, y la presidencia de entes públicos”.

Pero por encima de todos ellos, El Chivato ha podido escuchar que Alberto Garzón tenía claro entonces cuál debía ser la principal reivindicación de Iglesias, a cambio de dar a Pedro Sánchez el gobierno: “Lo que deberías exigir es la presidencia de Bankia”, le trasladó Garzón al líder de Podemos en plenas negociaciones para la investidura.

Le recordó que Bankia “es un banco intervenido por el Estado” y, por tanto, “el Ejecutivo puede nombrar al gestor que considere oportuno”.

El líder de Izquierda Unida aseguraba que, con un presidente de Bankia elegido por Podemos, “habría un banco público de verdad y al servicio de la gente”. Ese plan se aleja ahora completamente si prospera en los próximos meses la fusión con CaixaBank. Un escenario que se “lamenta profundamente” estos días especialmente en ámbitos de IU.

Fuente: El Chivto – El Confidencial Digital

Comparte esta página: