El PP despide a los más estrechos colaboradores de Álvarez de Toledo

El PP despide a los más estrechos colaboradores de Álvarez de Toledo
Cayetana Álvarez de Toledo junto a Pablo Casado en el Congreso de los Diputados Europa Press
Comparte esta página:

La formación de Pablo Casado prescinde del ‘aznarista’ Alfredo Timermans, patrono de FAES, y de la ‘dircom’ que fichó la exportavoz parlamentaria, quien denuncia que el partido intenta ahora silenciarla.

El Partido Popular ha prescindido de Alfredo Timermans, jefe de Gabinete de Cayetana Álvarez de Toledo y hombre muy próximo a José María AznarMaje Sáez, la directora de comunicación de la exportavoz popular en la Cámara baja; así como de la secretaria de Álvarez de Toledo, según informaron fuentes del grupo parlamentario del PP a Vozpópuli.

Los tres ceses se hicieron efectivos este lunes, último día de agosto, y todos ellos ya se han despedido de sus respectivos equipos de trabajo en el Congreso de los Diputados. Desde Génova, la sede nacional del PP, se minimizan estas salidas y se enmarcan dentro la normalidad cuando un portavoz parlamentario deja su puesto.

Sin embargo, las citadas fuentes se han mostrado sorprendidas por estos despidos ya que el partido siempre intenta recolocar al personal de confianza de sus dirigentes. Sáez, por ejemplo, había trabajado con Rosa Díez en los noventa y dejó hace menos de un año una consultora en el País Vasco tras la llamada de Álvarez de Toledo para acompañarla en su nueva etapa en el PP.

Además, consideran que posiblemente se hubiera producido un cuarto despido, el del máximo responsable del área jurídica del grupo parlamentario hasta hace unas semanas, el también ‘aznarista’ Gabriel Elorriaga, pero este último fue elegido diputado en julio al correr la lista con la marcha de la exministra Isabel García Tejerina al sector privado. Y eso le salvó.

A Elorriaga y Timermans les une el hecho de que ambos son patronos de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales (FAES) que preside Aznar. Sus fichajes a comienzos de año se interpretaron como el claro ejemplo de que el PP de Casado volvía a confiar en los ‘hombres’ del expresidente del Gobierno.

Alfredo Timermans junto a la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.
 
Alfredo Timermans junto a la presidenta de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

Timermans fue número dos de Carlos Aragonés -hoy uno de los ‘cerebros’ de estrategia como adjunto a la Presidencia del PP-, cuando éste ocupó el cargo de director del Gabinete de la Presidencia de Gobierno de Aznar, desde marzo de 1996 hasta la primavera de 2002. Ese año el exjefe del Ejecutivo popular le nombró secretario de Estado de Comunicación en el que sería su último gabinete hasta la derrota electoral de marzo de 2004.

Nada más abandonar el PP el poder, y sustituido Aznar en La Moncloa por el socialista José Luis Rodríguez Zapatero, Timermans no se quedó con Rajoy a ejercer la oposición al PSOE, sino que desapareció de la política y pasó a la empresa privada. En 2005 cruzó el ‘charco’. El entonces presidente de Telefónica, César Alierta, le nombró delegado de la compañía tecnológica en América del Norte con residencia en EEUU, cargo que ocupó durante años.

Timermans ocupó, a principios de este año, el puesto de director de Gabinete de Álvarez de Toledo en el Congreso que dejó vacante la diputada Pilar Marcos cuando esta última fue nombrada portavoz adjunta en la dirección del grupo -por expreso deseo de la primera- como coordinadora de Ciudadanía y Libertades, un área que era de nueva creación.

Marcos ha sido ahora otra ‘víctima colateral’ de la caída en desgracia de Álvarez de Toledo ya que fue sustituida como portavoz adjunta por Marga Prohens en la última remodelación interna del PP de Casado a mediados de agosto.

Quejas de Álvarez de Toledo

La ya exportavoz del PP en la Cámara baja denunció este martes en esRadio que su partido la está intentando silenciar. En concreto, se quejó de que su entrevista del domingo en El Mundo -que coincidió con la de Casado en La Razón ese mismo día- no se incluyó en el resumen de prensa que Génova entrega cada mañana a sus dirigentes.

Además, su entrevista en los micrófonos de esRadio no apareció en la agenda que el PP envió a los medios la víspera, aunque desde Génova se subraya que Álvarez de Toledo ha ido por libre con las entrevistas en las últimas semanas sin recabar el visto bueno de sus superiores. Hay que recordar que sus palabras a mediados de agosto en El País, donde abogó una vez más por un gobierno de concentración en el que estuviese el PP y tildó de «error» la salida del país de Juan Carlos I, fue el pretexto de Casado para proceder a su cese como portavoz parlamentaria del PP.

En este tira y afloja, Álvarez de Toledo se descolgó el martes con unas duras declaraciones contra el nuevo portavoz nacional del partido, José Luis Martínez-Almeida, después de que este último mostrase su extrañeza de que ella no conozca qué margen de maniobra tiene un diputado de base tras haber pasado cuatro legislaturas en el Congreso.

«Todavía no he averiguado hasta dónde llega la libertad de una diputado de base. Lo que voy averiguando es para qué fue nombrado Almeida y que es portavoz contra mí misma«, aseguró en el programa de Federico Jiménez Losantos.

Cayetana Álvarez de Toledo
 
Cayetana Álvarez de Toledo Europa Press

La exportavoz no se mordió la lengua y criticó a Almeida por haber pasado «de alcalde de todos los españoles» durante la pandemia del coronavirus «a portavoz contra la exportavoz» en la actualidad. «Me parece que no tiene mucho sentido. Es un magnífico político y gestor y este papel no es el que le corresponde», dejó claro.

Álvarez de Toledo lamentó también que desde su partido haya voces que la piden que deje el acta de diputada por Barcelona. «O eres un obediente sumiso o estás fuera del Parlamento. Tienes que elegir entre largarte del Congreso o someterte», dijo al respecto.

Casado, incómodo

A la misma hora, en otra entrevista en Antena 3, Casado se mostró muy incómodo cuando se le preguntó si prefería que Álvarez de Toledo hubiera abandonado el PP en las últimas semanas. «Con la que está cayendo, no voy a dedicar ni un minuto a hablar de cuestiones internas del partido. Jamás revelo conversaciones privadas y mucho menos, de una compañera», indicó.

El líder de los populares quiso subrayar que todos los diputados del PP son libres y que ella lleva «diez años de diputada», tiempo en el que «siempre ha ejercido su libertad sin necesidad de hacer valoraciones que vaya en contra de su grupo».

Fuente: Antonio Rodriguez – VozPópuli

Comparte esta página: