Donald Trump visita Kenosha en medio de las tensiones raciales

Donald Trump visita Kenosha en medio de las tensiones raciales
El presidente estadounidense, Donald Trump, visita zonas devastadas tras disturbios y protestas contra los abusos policiales y el racismo en Kenosha, Wisconsin, el primero de septiembre de 2020. © Reuters/Leah Millis

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, llegó este martes a Kenosha, Wisconsin, escenario de protestas tras la agresión policial contra Jacob Blake, el 23 de agosto. El mandatario visitó zonas destruidas por los disturbios en medio de la tensión racial al descartar un encuentro con la familia del afroamericano, respaldar a las fuerzas del orden, responsabilizar a los demócratas de lo ocurrido e insultar al gobernador del estado, Tony Evers.

Este primero de septiembre el mandatario estadounidense, Donald Trump, recorrió las áreas afectadas por los disturbios en Kenosha, Wisconsin, en rechazo a la brutalidad policial con tintes raciales y declaró que la violencia es «impulsada por los demócratas».

Poco después de llegar a la ciudad, pese a las objeciones de las autoridades locales, Trump visitó inmuebles devastados por algunas de las protestas que empañaron la mayoría de manifestaciones pacíficas.

El presidente se entrevistó con los dueños de una tienda de muebles que quedó destruida, pero no incluyó en su agenda algún encuentro con la familia de Jacob Blake, el afroamericano que quedó con parálisis en sus piernas luego de que un policía blanco le disparara siete veces por la espalda el 23 de agosto, un episodio que volvió a despertar la furia de quienes exigen el fin de los abusos policiales.

 

Con un país polarizado, el mandatario apeló a su base de partidarios blancos mediante un mensaje de «ley y orden» y también acudió a un centro de comando improvisado para elogiar a las tropas de la Guardia Nacional, que están reforzando a la Policía local.

 

«Esto terminó en una hora», dijo Trump, refiriéndose a la relativa paz que siguió a la llegada de los agentes del orden federal. «Tienes que ser decisivo, tienes que ser duro, tienes que ser fuerte y tienes que estar dispuesto a atraer a la gente», agregó.

El presidente se atribuye el mérito de restaurar la paz en Kenosha desde que se enviaron refuerzos de la Guardia Nacional y las fuerzas del orden federal. Aunque el gobernador de Wisconsin, Tony Evers, convocó a más tropas por su propia cuenta.

Simpatizantes del presidente Donald Trump intercambian palabras con defensores del movimiento "Black Liv20es Matter", en Kenosha, Wisconsin, Estados Unidos, el 1 de septiembre de 2020.
Simpatizantes del presidente Donald Trump intercambian palabras con defensores del movimiento «Black Liv20es Matter», en Kenosha, Wisconsin, Estados Unidos, el 1 de septiembre de 2020. © Reuters/Kamil Krzaczynski

El jefe de Estado fue recibido por manifestaciones tanto a favor como en contra de su Gobierno, en las que una vez más se enfrentaron partidarios del mandatario con defensores del movimiento ‘Black Lives Matter’, aunque sin incidentes violentos, según las autoridades locales.

Trump respalda a las fuerzas de seguridad e insulta a las autoridades demócratas

Justo antes de partir hacia Kenosha, el presidente calificó de «tonto y estúpido» al alcalde de la ciudad, el demócrata John Antaramian.

«Vamos a saludar a las fuerzas del orden y a la Guardia Nacional (en Kenosha). Todo se detuvo de inmediato con la llegada de la Guardia Nacional, es tan fácil de parar. Anoche estos anarquistas radicales intentaron irrumpir en la casa del alcalde y muchas cosas malas le están pasando a este pobre tonto, un alcalde muy estúpido», dijo Trump.

«No sé cómo es alcalde, no tengo ni idea, pero todo lo que tiene que hacer es llamar y en diez minutos el problema estará resuelto», añadió el mandatario.

 

En Kenosha, Trump ofreció una rueda de prensa en la que prometió un millón de dólares para las fuerzas del orden de la ciudad, cerca de cuatro millones de dólares para apoyar a las pequeñas empresas que han sufrido por los desmanes y más de 42 millones para apoyar la seguridad pública en todo el estado.

En la víspera de la visita del republicano, el gobernador demócrata de Wisconsin, Tony Evers, le envió una carta a Trump en la que le pidió mantenerse alejado, por temor a ahondar aún más las tensiones.

«Me preocupa que su presencia solo retrase nuestro trabajo para superar la división y avanzar juntos», escribió Evers, pero Trump desafió las solicitudes.

El presidente descarta encuentro con la familia Blake

La Casa Blanca señaló que la agenda del mandatario no incluye una reunión con la familia de Blake y, al ser cuestionado sobre este asunto, respondió: «todavía no sé, veremos, estamos determinándolo».

El presidente Donald Trump se reune con propietarios de negocios que resultaron devastados, tras los disturbios y las protestas en contra de los abusos policiales y el racismo. En Kenosha, Wisconsin, Estados Unidos, el 1 de septiembre de 2020.
El presidente Donald Trump se reune con propietarios de negocios que resultaron devastados, tras los disturbios y las protestas en contra de los abusos policiales y el racismo. En Kenosha, Wisconsin, Estados Unidos, el 1 de septiembre de 2020. © AP/Evan Vucci

«No necesitamos más dolor y división de un presidente decidido a hacer avanzar su campaña a expensas de nuestra ciudad (…) Necesitamos justicia y alivio para nuestra comunidad», dijo Justin Blake, uno de los tíos de Jacob Blake.

En la víspera de su visita, Trump defendió a un adolescente republicano que está acusado de disparar fatalmente a dos hombres en una manifestación en Kenosha la semana pasada.

El mandatario se negó a denunciar los asesinatos y sugirió que el sospechoso de 17 años, Kyle Rittenhouse, actuó en defensa propia.

Según la versión policial, después de un enfrentamiento en el que le disparó fatídicamente a un hombre, Rittenhouse se cayó mientras era perseguido por personas que intentaban desarmarlo. Entonces, una segunda persona fue asesinada a tiros.

«Estaba tratando de alejarse de ellos, supongo, parece, y se cayó. Y luego lo atacaron muy violentamente. Estaba en un gran problema. Lo habría sido, probablemente lo hubieran matado», dijo Trump el lunes durante una rueda de prensa.

Las tensiones raciales, centro de la batalla electoral 

Las disputas raciales se han convertido en uno de los ejes de batalla electoral y Wisconsin es uno de los estados más disputados en esta contienda. En este contexto, Trump ha arremetido contra los gobernadores y alcaldes de zonas lideradas por demócratas, mientras se presenta como el candidato de la «Ley y el orden».

 

El mandatario acusa a sus adversarios políticos de la violencia por su presunta permisividad con los atacantes, al tiempo que supuestamente respaldan recortes financieros a la Policía.

«Simplemente no quieren que entremos y luego ocurre la destrucción (…) Estos gobernadores no quieren llamar y los alcaldes no quieren llamar (a las fuerzas de seguridad)», aseguró Trump sobre las autoridades locales.

Los asesores de Trump creen que la postura dura contra el crimen lo ayudará con los votantes y que cuanto más protagonismo tenga el discurso nacionalista sobre cualquier otra cosa que no sea la pandemia, en la que Estados Unidos resulta el país más perjudicado, mejor es para el presidente. En una entrevista con Fox, Trump insistió en que, si él no fuera presidente, «habría disturbios como nunca antes».

 

Por su parte, el candidato presidencial del Partido Demócrata, Joe Biden, ha atacado a Trump por las protestas violentas que han surgido durante su mandato, pero el líder republicano sigue expresando su apoyo a la aplicación de la fuerza.

«No quiere arrojar luz, quiere generar calor y está avivando la violencia en nuestras ciudades. No puede detener la violencia porque durante años la ha fomentado», dijo Biden en un discurso el lunes desde Pittsburgh, Pensilvania.

La Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color (NAACP) indicó este martes que ninguno de los candidatos debería visitar Wisconsin mientras se mantengan las tensiones. El equipo de Biden ha considerado una visita a Kenosha y ha indicado que un viaje a Wisconsin sería inminente, pero no ha ofrecido mayores detalles.

Fuente: France 24

Comparte esta página: