Pedro Sánchez cede al chantaje de los inmigrantes ilegales amotinados en Melilla: trasladará a 80 a la península

Pedro Sánchez cede al chantaje de los inmigrantes ilegales amotinados en Melilla: trasladará a 80 a la península
Comparte esta página:

El Gobierno anuncia el traslado a la península de 80 inmigrantes ilegales del CETI de Melilla apenas unas horas después de que los cabecillas del motín amenazaran al Ejecutivo de Pedro Sánchez con volver a los disturbios si no eran trasladados a la península. De esta forma, el Gobierno cede ante las amenazas de los indocumentados, aunque niega que esta evacuación tenga relación con el motín, que se saldó con 21 agentes heridos, dos inmigrantes lesionados, 31 amotinados detenidos y cuantiosos daños materiales en las instalaciones del centro.

En rueda de prensa, la delegada del Gobierno en Melilla, Sabrina Moh, ha informado de que las conversaciones entre los Ministerios de Interior y Migraciones están muy avanzadas y que se está trabajando para llevar a cabo un traslado de migrantes a la península. Unos trámites, según ha recalcado, que «nada tienen que ver con la situación que se vivió el miércoles en el CETI (con el intento de motín) sino que responden a una hoja de ruta en la que se lleva tiempo trabajando para descongestionar las instalaciones de la ciudad» ha indicado Moh.

«Se está trabajando -ha añadido- en el traslado de unas 80 personas pero estamos a la espera de los resultados de algunas pruebas». En este sentido, ha recordado que a los residentes se les practica pruebas de VIH, hepatitis, mantoux y de covid. Además, en algunos casos también de ADN para comprobar que se tratan del mismo núcleo familiar.

«Las pruebas ya están hechas y en breve se producirá el traslado», ha avanzado pero ha dejado claro que «se trata de personas que cumplen el requisito de salida y que no se va a producir ningún traslado como consecuencias de actitudes violentas o actos incívicos».

Ademas, Moh ha descartado que se vayan a buscar más emplazamientos para albergar a migrantes en nuestra ciudad. «En ningún momento se ha contemplado abrir ningún centro en ni un emplazamiento de la ciudad para albergar inmigrantes, en lo que se está trabajando es en salidas para descongestionar las instalaciones de la ciudad», ha aseverado.

Agradecimientos

Por otro lado, la máxima representante del Gobierno de la Nación en la ciudad española del norte de África ha trasladado su agradecimiento y reconocimiento a las mujeres y hombres que trabajan en el CETI. «Hacen una labor encomiable y ayer dieron una enorme muestra de entereza y de profesionalidad», ha reconocido.

También ha agradecido la actuación llevada a cabo por los profesionales de la Guardia Civil, de la Policía Nacional, la Policía Local y el servicio de seguridad del CETI «por su papel como garantes de la seguridad y los derechos de todos los ciudadanos». «Su rápida respuesta y su desempeño profesional evitó que la situación fuese a mayores», ha apuntado. Y, aunque tuvo la oportunidad de hacerlo personalmente durante la jornada del miércoles, les ha deseado públicamente a todos los agentes que resultaron heridos la pronta recuperación.

Por último, también ha dado las gracias a los profesionales del 061 que durante la jornada del miércoles estuvieron atendiendo las personas que resultaron heridas.

Amenazas

El motín en el CETI de Sevilla se ha parado… de momento. Y es que están surgiendo nuevos cabecillas (son unos 30) entre los inmigrantes ilegales del centro, que amenazan con que, si esta misma noche no hay movimientos respecto a su exigencia -ser trasladados a la península- volverán unos disturbios que este pasado miércoles dejó casi una veintena de agentes de Policía y Guardia Civil y profesionales de seguridad heridos.

El experto en política migratoria y jefe del gabinete de prensa de Vox en Andalucía, Rubén Pulido, señalaba en la mañana de este jueves que estos ilegales estaban volviendo a amenazar con nuevos disturbios, algo que ha podido confirmar OKDIARIO por fuentes policiales.

Ahora, con el anuncio del Gobierno, quizás hayan logrado, cediendo a su chantaje, aplacar los disturbios de los inmigrantes ilegales que exigen ser trasladados a la península.

Fuente: OKDiario

Comparte esta página: