Vox se querella contra Iglesias y Bousselham por estafa procesal en el caso Villarejo

Vox se querella contra Iglesias y Bousselham por estafa procesal en el caso Villarejo
Dina Bousselham y Marta Flor - J.R. Ladra

Presenta un escrito en la Audiencia Nacional que podría abrirle las puertas del procedimiento.

La formación política Vox ha presentado una querella ante el Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional contra el vicepresidente del Gobierno Pablo Iglesias y su exasesora Dina Bousselham por un elenco de delitos que van desde la denuncia falsa hasta la estafa procesal en el contexto de la pieza separada sobre el robo del móvil que denunció ella en 2015 y que se investiga en el caso Villarejo.

Según informa el partido en un comunicado, el escrito, firmado por la vicesecretaria jurídica Marta Castro, parte de las «contradicciones de las declaraciones de los implicados hasta llegar a la ocultación y manipulación de la información ofrecida por los querellados al Juzgado«, dice, »para obtener diferentes réditos«.

Si la querella se admite a trámite, abriría las puertas de Vox como acusación en esta pieza separada del caso Villarejo que se abrió porque el contenido del móvil sustraído a Bousselham en 2015 apareció entre los archivos del polémico policía.

«Bousselham ocultó al juez haber compartido las capturas de pantalla en las que Iglesias realizaba una serie de comentarios machistas sobre Mariló Montero. La línea era culpar a Villarejo, sin embargo, más tarde la Policía Nacional acreditó que había mentido y tuvo que reconocer que las había pasado a terceros», argumenta Castro.

Se detiene también en los cambios de versión de ella acerca del estado en que Iglesias le devolvió la tarjeta y destaca que en el caso del vicepresidente, su actuación ha obedecido a la intención de «victimizarse para obtener rédito político».

No obstante, la querella también va dirigida contra uno de los fiscales de Anticorrupción a cargo de la causa, Ignacio Stampa, y la abogada de Podemos Marta Flor, habida cuenta de los chats del equipo legal del partido morado en los que ella daba a entender, por un lado, que tenían una relación más próxima de lo profesional y, por otro, que le ‘sacaba’ información secreta de la causa. Este último asunto está siendo investigado por la Fiscalía Provincial de Madrid.

Vox pide que se tome declaración a los cuatro, que se requiera copia íntegra de los chats y se recabe y contraste la información publicada al respecto. Ve delitos de denuncia falsa, falso testimonio y simulación de delito y estafa procesal, pero también de tráfico de influencias y revelación de secretos.

Fuente: ABC

Comparte esta página: