El Gobierno prevé «una situación difícil» si Europa no da un anticipo del rescate

El Gobierno prevé «una situación difícil» si Europa no da un anticipo del rescate
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez EFE
Comparte esta página:

Necesita que la Unión Europea agilice los procesos y le adelante parte del dinero cuanto antes.

El Gobierno va a pedir a la Comisión Europea un anticipo de los 140.000 millones de euros que le corresponden del fondo constituido para capear la crisis del coronavirus, ya que si no recibe el dinero a principios de 2021 advierte de que la situación será «difícil». 

«Es clave para España que haya un anticipo de fondos. El año que viene necesitamos recibir fondos anticipados en cantidades suficientes para poder ponernos a andar con las inversiones y ejecutar el presupuesto, porque sino vamos a tener una situación difícil«, admite el director de Asuntos Económicos de Moncloa, Manuel de la Rocha. 

El responsable de los números del gabinete de Pedro Sánchez considera que el Parlamento Europeo tiene una «burocracia onerosa y lenta que debe mejorar». Entiende que los países tienen que rendir cuentas antes de recibir los fondos que financiarán las reformas, pero cree que Bruselas «tiene que desembolsar con agilidad». 

Se refiere a que los planes nacionales de reformas de cada país tienen que ser presentados, negociados, aprobados por la Comisión y después aprobados por el Ecofin, antes de que se libere el dinero. Fuentes cercanas a la Comisión Europea han explicado a Vozpópuli en más de una ocasión que no se liberarán los fondos hasta que se compruebe la ejecución de las reformas y se cumplan hitos, pero desde el Gobierno de España piden a Bruselas que se agilicen los plazos. 

Sin esa liquidez, España tendrá que recurrir a los mercados para poder financiar las reformas acordadas, lo que engordará aún más la abultada deuda pública del país.

España alegará reformas ya realizadas

Durante las negociaciones de julio, España -junto a otros países- ya consiguió que la Comisión Europea tuviera en cuenta las reformas que se han realizado en los estados desde febrero 2020, por lo que el Gobierno ya trabaja en un documento en el que alegará ante Bruselas que ya ha iniciado el proceso de reformas (por ejemplo, la del cambio climático) por la que sería merecedora de parte del dinero. El objetivo es que ese desembolso llegue cuanto antes. 

De los 140.000 millones asignados a España, un total de 72.700 millones se recibirán en forma de transferencias -que no tendrá que devolver- a cambio de destinarlas a la financiación de reformas que son prioritarias para la UE, como la transformación digital o la lucha contra el cambio climático, así como medidas que Bruselas lleva años pidiendo al país.

Cuando haya un incumplimiento flagrante de un país en la ejecución del fondo de recuperación, cualquier otro país podrá solicitar un debate político en el seno del Consejo Europeo, pero será la Comisión quien tenga la capacidad de ejecutar el fondo.

Gastará el dinero en la mitad de tiempo

La Unión Europea dará un plazo de seis años a cada país para ejecutar el fondo -de hecho, en 2027 los países empezarán a aportar más al Presupuesto europeo-, pero el Ejecutivo tiene previsto comprometer la mayor parte del dinero en los primeros dos años. 

«Nosotros nos hemos comprometido a ejecutar en los dos, tres primeros años el grueso del fondo. Es un gran reto administrativo pero estoy seguro de que lo vamos a conseguir», asegura De la Rocha. 

Aunque el Gobierno no ha detallado por qué necesita recibir el anticipo cuanto antes, la evolución de la pandemia y su impacto en la economía invita a pensar que la tensión de las cuentas públicas va en aumento. 

Fuente: Alejandra Olcese – Vozpópuli

Comparte esta página: