Los demoledores gráficos de Oxford: así evoluciona de verdad la pandemia en España

Los demoledores gráficos de Oxford: así evoluciona de verdad la pandemia en España

Las estadísticas revelan que el Gobierno de España ha fracasado, otra vez, en su gestión de la pandemia de coronavirus. Si el Ejecutivo de coalición ya se empeñó en justificar su retraso en la detección del virus -desbocado a finales de febrero cuando para las autoridades sanitarias aún no era un problema- el nuevo escenario de rebrotes confirma que Sánchez y su equipo siguen sin una estrategia eficaz frente a la enfermedad. Los gráficos actualizados del proyecto Our World In Data, basado en la Universidad de Oxford, son contundentes. Y reflejan un panorama preocupante para nuestro país.

Porque estos gráficos sí muestran el dato clave que el Gobierno español intenta esconder, día tras día: el número de contagios reales. Diariamente, en sus balances, el Ministerio de Sanidad informa de los casos «diagnosticados el día previo». Este viernes, por ejemplo, fueron 1.895. Pero entre el jueves y el viernes, el cómputo global de infectados aumentó en 4.507. La cifra que refleja acertadamente Oxford. El dato es fundamental, porque Sanidad no incluye en la cifra que destaca ante los medios de comunicación aquellos casos que le han sido notificados con diagnósticos de días anteriores. Se limita a incluirlos en el total. De ahí que la cifra de casos diarios no sea una buena referencia.

Como se observa en el gráfico, esa circunstancia no es menor. El lunes, por ejemplo, Sanidad informó de 968 nuevos contagios por coronavirus. Pero, en comparación con el viernes -el fin de semana no se ofrece actualización- el cómputo total se elevaba hasta en 8.532 nuevos casos. Así lo recoge Our World In Data.

Fuente: https://ourworldindata.org/

Como se observa, nuestro país está lejos de vencer al coronavirus. Al contrario. Tras relajarse durante unas semanas, la curva vuelve a crecer. Ésta es la forma que tiene en España. En la actualidad son 314.362, tras el último dato actualizado este viernes. Como se observa, el repunte es mucho más acentuado desde hace unos días.

Fuente: https://ourworldindata.org/

España se sitúa a la cabeza de Europa en cuanto a los valores más preocupantes para medir la evolución de la pandemia. Uno de esos indicadores es el de la incidencia acumulada. Se sitúa en 79,82 por 100.000 habitantes, recogiendo los datos de las últimas dos semanas. Como reconoce el propio Ministerio de Sanidad según sus balances, es con diferencia la más alta de Europa. La siguiente es Rusia, con 49,2 casos por 100.000 habitantes.

«Auditoría independiente»

Datos como estos son los que han llevado a un grupo de expertos científicos e investigadores españoles a solicitar una «evaluación independiente e imparcial, por un panel de expertos internacionales y nacionales» sobre la gestión del coronavirus en España, según una carta publicada en la revista Lancet.

La investigación, según este grupo de veinte científicos, entre los que se encuentran Alberto García-Basteiro, Margarita del Val y Carles Muntaner, debe centrarse «en las actividades del Gobierno Central y de los gobiernos de las 17 comunidades autónomas», y debe incluir «tres áreas: gobernanza y toma de decisiones, asesoramiento científico y técnico, y capacidad operativa».

«Además -dicen- deben tenerse en cuenta las circunstancias sociales y económicas que han contribuido a hacer que España sea más vulnerable, incluidas las crecientes desigualdades».

Los investigadores firmantes creen que esta evaluación «no debe concebirse como un instrumento para distribuir la culpa. Más bien, debe identificar áreas en las que la salud pública, y el sistema de salud y asistencia social deben mejorarse».

España necesita una «evaluación exhaustiva de los sistemas de salud y asistencia social para preparar al país para nuevas oleadas de Covid-19 o futuras pandemias, identificando debilidades y fortalezas, y lecciones aprendidas».

En la carta, estos investigadores se preguntan cómo es posible que España, que «tiene uno de los sistemas de salud con mejor desempeño del mundo», esté ahora en la posición frente al coronavirus en la que se encuentra con más de 300.000 casos y 28.498 muertes, «más de 50.000 trabajadores de la salud infectados y casi 20.000 muertes en residencias de ancianos».

«Las posibles explicaciones apuntan a una falta de preparación para una pandemia», con sistemas de vigilancia débiles, baja capacidad para las pruebas de PCR, y escasez de equipo de protección personal y equipo de cuidados críticos, anotan en la misiva.

Pero también, añaden, a «una reacción tardía de las autoridades centrales y regionales, procesos lentos de toma de decisiones, altos niveles de movilidad y migración de la población, escasa coordinación entre las autoridades centrales y regionales, escasa dependencia del asesoramiento científico, envejecimiento de la población, grupos vulnerables que experimentan desigualdades sociales y de salud y falta de preparación en las residencias de ancianos».

Según los firmantes, «estos problemas se vieron exacerbados por los efectos de una década de austeridad que había agotado la fuerza laboral sanitaria, y reducido la salud pública y las capacidades del sistema de salud».

Los investigadores españoles indican que, aunque este tipo de evaluación no es habitual en España, varias instituciones y países, como la Organización Mundial de la Salud (OMS) y Suecia, han aceptado la necesidad de dicha revisión como un medio para aprender del pasado y prepararse para el futuro.

«Alentamos al Gobierno español a considerar esta evaluación como una oportunidad que podría conducir a una mejor preparación para una pandemia, prevenir muertes prematuras y construir un sistema de salud resiliente, con evidencia científica en su núcleo», concluyen.

Fuente: Luz Sela – OKDiario

Comparte esta página: