Defensa probó con éxito una ‘vacuna aérea’ contra el coronavirus en el confinamiento

Defensa probó con éxito una ‘vacuna aérea’ contra el coronavirus en el confinamiento
Defensa probó con éxito una 'vacuna aérea' contra el coronavirus en el confinamiento. Foto de archivo. EFE/Ballesteros

El ensayo se llevó a cabo en un hotel de Madrid y las pruebas se validaron en laboratorios del Ministerio que dirige Margarita Robles.

El Ministerio de Defensa probó con éxito un sistema para acabar con el coronavirus en espacios cerrados. Las pruebas se realizaron durante el confinamiento decretado tras la aprobación del estado de alarma.

Desarrollado por la empresa española Tayra, está basado en la llamada Ionización Bipolar por Plasma Frío, y consiste en la instalación de una máquina o ionizador que se adapta a la máquina de ventilación, calefacción o aire acondicionado existente. El sistema purifica el ambiente con iones capaces de acabar con virus y bacterias, entre ellos el coronavirus, tal y como ha validado Defensa.

«Con fecha 30 de abril de 2020, por parte de la empresa Soluciones de Aire y Agua Tayra S.L. se solicitó alDpto NBQ de la SDGSISTTER el apoyo para la realización de diferentes ensayos al objeto de evaluar la actividad germicida de la tecnología de ionización bipolar por plasma frío para su aplicación en la descontaminación de ambientes interiores», explica el documento oficial en el que se detalla el contenido del ensayo, al que ha tenido acceso en exclusiva Vozpópuli.

El documento apunta que «el objeto del presente informe es la evaluación de la actividad germicida de la tecnología de ionización bipolar por plasma frío sobre el bacteriófago MS2 y la bacteria Escherichia coli, aplicada en ambientes interiores (habitación de un hotel)». El citado bacteriófago MS2 es un virus simulado del coronavirus.

La ionización es una tecnología que produce una carga de iones en interiores, incrementando su volumen y atacando la membarana de los virus para liberar su ARN. El resultado es que el virus muere»

aul Gerard, director técnico de Tayra e ingeniero experto en climatización además de investigador de la Universidad Tecnológica de Dublín

El lugar elegido para la realización de la prueba fue el establecimiento hotelero B&B Hotel Madrid Aeropuerto T4 ubicado en San Sebastián de los Reyes. El resto de los ensayos se llevaron a cabo en el laboratorio de Defensa Biológica del INTA-Campus La Marañosa. El proceso se realizó durante los primeros días del pasado mes de mayo, en pleno confinamiento, durante uno de los momentos más duros de la pandemia del covid-19.

Primera página del informe sobre la prueba con la 'vacuna aérea' probada con éxito por el Ministerio de Defensa
 
Primera página del informe sobre la prueba con la ‘vacuna aérea’ probada con éxito por el Ministerio de Defensa

Las conclusiones del informe de Defensa respecto a la investigación son contundentes. «Se ha observado una reducción bastante significativa en las muestras del impactador sólido recogidas entre los 5 y 10 minutos después de la nebulización (muestras S5-S8). Aunque se obtuvo valores incontables durante los primeros 5 minutos de muestreo, que corresponden al tiempo de nebulización, lo que es justificable ya que la cantidad de bacteriófagos que se está dispersado en el aire es bastante alta. Es de gran importancia destacar que se obtuvo una reducción de más de 2 logaritmos del bacteriófago solo con un tiempo de exposición a la ionización bipolar de 10 min. Respecto a las superficies analizadas muestreadas mediante hisopo, se obtuvo una reducción en el orden de 0,70-0,85 log ufp/cm2. Al igual que en el ensayo control, no se encontró valores del bacteriófago en la columna de impactación ni en el área del retorno de aire».

La valoración de Tayra

El informe está firmado por el teniente coronel Juan Carlos Cabría, responsable del Área de Defensa Biológica del Ejército; Paloma Lorenzo Lozano, miembro de la Unidad de Defensa Biológica; y las doctoras Marcia Oliveira Sousa y Matilde Gil García, esta última además funcionaria de escala de Científicos Superiores de Defensa.

Desde Tayra hablan de su sistema contra la covid-19. «La efectividad en la inactivación del virus del coronavirus y otras bacterias es del 99% en tan sólo ocho minutos si hablamos del aire, y de un 80% en el caso de mesas, suelos y paredes. Es un avance muy importante si se tiene en cuenta, además, que la OMS reconoce que el virus es aerotransportado. Es una vacuna aérea que puede ayudar a la vuelta al trabajo en oficinas y el regreso seguro de los niños a los colegios, así como la apertura de teatros, cines, salas de espectáculos y la vuelta a la normalidad en la capacidad de los aviones», explica Paul Gerard, director técnico de Tayra e ingeniero experto en climatización además de investigador de la Universidad Tecnológica de Dublín. En el ensayo también colaboraron investigadores de la Universidad Pública de Navarra (UPNA) y de la Universidad de León.

«La ionización es una técnica de la naturaleza. Si vamos al bosque o vamos al mar tenemos una carga de iones de unos 3 ó 5 iones por centímetro cúbico. El objetivo es reproducir el ambiente natural dentro de un edificio. En los espacios interiores se generan ambientes artificiales, enfermizos, perfectos para el desarrollo de todo tipo de patógenos. La ionización es una tecnología que produce una carga de iones en interiores, incrementando su volumen y atacando la membarana de los virus para liberar su ARN. El resultado es que el virus muere», explica Gerard. Desde Tayra aseguran que el precio de cada equipo es de entre 500 y 600 euros y que la vida útil del mismo es de unos siete años. Además, puede adaptarse a cualquier espacio: trenes, aviones, coches, autobuses…

Fuente: Marcos Sierra – Vozpópuli

Comparte esta página: