Pedro Sánchez salva a Noelia Posse, alcaldesa de Móstoles, pese a sus casos de enchufismo

Pedro Sánchez salva a Noelia Posse, alcaldesa de Móstoles, pese a sus casos de enchufismo
Noelia Posse, alcaldesa de Móstoles
Comparte esta página:

El PSOE solo impone una suspensión de militancia de nueve meses que ya ha cumplido a la polémica regidora.

Aquí paz y después gloria. Así puede resumirse el dictamen final del PSOE sobre Noelia Posse (madrid, 1978), la polémica alcaldesa de Móstoles, que acumula alrededor de una decena de casos de nepotismo en el segundo Ayuntamiento más grande de la Comunidad de Madrid.

Según ha podido confirmar ABC, Ferraz ha dado el visto bueno al dictamen del Comité de Ética del PSOE-M, en el que se considera que la política madrileña es «grave». A raíz de ese informe, el partido a nivel nacional es el que ha decidido la suspensión de nueve meses de militancia. Un castigo que ya habría cumplido, habida cuenta de que el partido tomó esa decisión, de manera cautelar, a finales del pasado octubre, como ha adelantado «El Mundo».

Como ha venido informando este periódico, la decisión del comité, que preside el alcalde de Alcalá, Javier Rodríguez, se ha ido postergando muchos meses. Primero, aducían, por la delicadeza del tema. Luego, por la inminencia de las elecciones generales de noviembre, y después por la crisis del coronavirus.

Sin embargo, de telón de fondo hay que buscarlo en Moncola y en la cercana relación que mantiene Posse desde hace años con Ivan García Yuncos, número dos del jefe de gabinete de Pedro Sánchez, Iván Redondo, y a quien se considera muñidor de esta operación de «salvación» de Noelia Posse.

La mayoría de los escándalos de Posse saltaron a partir de septiembre, con el nepotismo de telón de fondo: el caso de su hermana como responsable de redes sociales; ascendió a su tío a director técnico de Deportes; puso a su expareja un complemento salarial de 800 euros; a un amigo le hizo gerente del Instituto Municipal del Suelo; a una amiga, coordinadora del Gabinete de Alcaldía; a un militante, Jesús Espelosín, gerente de Urbanismo, nombramiento que ha sido tumbado por un juzgado; y a Carmen Rosas, que falseó supuestamente la experiencia laboral del anterior, Jesús Espelosín, la nombró coordinadora general de Urbanismo…

Cisma interno

A nivel interno, sus socios en el Ayuntamiento le han dado la espalda: Más Madrid-Ganar Móstoles y Podemos la reprobaron en el pleno de octubre. Se quedó gobernando en solitario. Y la oposición no se puso de acuerdo para presentar una moción de censura para desbancarla.

A todo ello, hay que sumar el malestar en la dirección del PSOE-M. El secretario general, José Manuel Franco, manifestó públicamente su incomodidad con la situación generada por Posse. Desde el partido, a nivel regional, se desmarcan de la sanción impuesta que, recuerdan, corresponde estrictamente a la dirección federal del PSOE.

Fuente: Carlos Hidalgo – ABC

Comparte esta página: