Juan Carlos I se instala en Portugal acogido por la familia Brito e Cunha-Espirito Santo

Juan Carlos I se instala en Portugal acogido por la familia Brito e Cunha-Espirito Santo
El rey Juan Carlos I. (Reuters)
Comparte esta página:

La Casa del Rey -que no ha desmentido que Juan Carlos I se encuentre en Portugal- está a la espera del visto bueno del Emérito para informar de dónde se encuentra.

Juan Carlos I afronta su destierro formal instalado en Portugal. Según fuentes próximas a la familia real, el Rey emérito, tras comunicar por carta a su hijo, el rey Felipe VI, la decisión de abandonar España, emprendió un viaje en coche hasta la localidad portuguesa de Azeitao, donde ha sido acogido por la familia Brito e Cunha-Espirito Santo, con quien mantiene una relación fraternal desde que su familia permaneció exiliada en Estoril.

La Casa del Rey —que no ha desmentido que Juan Carlos I se encuentre en Portugal— está a la espera del visto bueno del Emérito para informar de dónde se encuentra, algo que puede suceder en las próximas horas.

Pese a no estar imputado en ninguna causa judicial, la deriva informativa sobre el origen de su patrimonio desconocido ha obligado a la Casa Real a activar este desenlace. Pese a los rumores sobre su destino, el Rey emérito siempre ha manejado un radio de acción próximo en caso de emprender este viaje. Es decir, países vecinos donde cuenta con apoyo familiar directo, como es el caso de Portugal (Alburquerque), Francia (Orleans) o Italia (Borbón).

El pasado fin de semana, Juan Carlos I informó a su círculo más próximo de la decisión que había tomado. Ya no había vuelta atrás, pese a su resistencia natural desde hace meses para que se llegara a este punto. En cualquier caso, su traslado no ha sido improvisado y ha sido el más lógico atendiendo a distintos factores, incluidos los referidos a la comodidad de un viaje sencillo y las garantías de atención sanitaria para su delicado estado de salud.

Sobre la figura de sus anfitriones, hablamos de una de las sagas aristocráticas más conocidas del país vecino. El cabeza de familia es Joao Manuel Brito e Cunha, Conde de Portugal de Faria (heredero de la familia Alburquerque d’Orey), amigo personal de Juan Carlos, con quien comparte edad (ambos nacieron en 1938) y una amistad fraguada a lo largo de toda su vida, y marido de Ana Filipa Espirito Santo, heredera de otra saga aristocrática portuguesa.

Aunque esta familia tiene su residencia original en Cascais, localidad próxima a Estoril, el complejo donde se ha instalado Juan Carlos I es la finca de los Brito e Cunha-Espirito Santo conocida como Casa Grande Quinta do Peru, ubicada en Azeitao, dentro del término municipal de Quinta do Conde, cerca de Setubal y junto al Parque Natural de Arrábida. Hasta futuros planes, esta será su residencia, tras descartar otros destinos más exóticos como República Dominicana Nueva Zelanda.

Fuente: Carlos Hernanz – El Confidencial

Comparte esta página: