Dicen que son de izquierda y que lo quemarán todo…

Dicen que son de izquierda y que lo quemarán todo…
Comparte esta página:

Opinión de :

La grandiosidad de la república estadounidense brilla siempre y reluce como solo lo hacen las más hermosas y bellas flores que se han plantado nunca en una colina.

Ninguna guerra comienza o termina como usted esperaba que ocurriera, o hubiera  imaginado que sucedería..  El abanico especulativo es tan grande, que cualquiera de los más sublimes iniciados en geopolítica  se perdería en los recovecos de la venganza geográfica;  esa espectacular maldición que la historia ofrece para emborronar los mapas.

Los callejones y los pasillos geopolíticos del siglo XXI  ya no pueden ocultar nada.  Al igual que las conversaciones entre bastidores, el murmullo de la calle ya ha desparramado un conocimiento seguro y claro de que la socialdemocracia esta pervirtiendo nuestra cultura judeocristiana desde adentro,  y destruyendo nuestra forma de vida desde el exterior, colaborando con los enemigos.

Estados Unidos está librando una guerra que  -según Beltway-  es como todas las guerra periódicas que está obligado a librar.  Son conflictos que comienzan en el acogedor hogar de todas las democracias que dejan sus puertas abiertas a las migraciones legales de todas las culturas y creencias.

Washington ha lidiado siempre con estos problemas, ya que no todos los que entran en Estados Unidos vienen de buena fe,  o tienen el alma limpia, pues le das a un miserable, asilo y la oportunidad de vivir en un gran país,  y resulta que entró para intentar destruirlo.

Inicialmente lo sufrieron con la peor ralea de asesinos musulmanes; y ahora con el Partido Comunista Chino. Parecen disfrutar de un orgasmo aliándose todos con quien haga falta para destruir Estados Unidos, la Unión Europea, o España, por ejemplo…

En Washington se han quedado de piedra,  absortos, contemplando las frenéticas declaraciones de un ex-presidente español, es decir, un supuesto aliado,  gritando con cara desencajada, por tele-conferencia,  que «hay que poner todo tipo de zancadillas a Estados Unidos»  y que lo mejor que Venezuela puede hacer es «aliarse con China y ofrecerle una base militar en Caracas para joder a los americanos»…

El muy traidor, José Luis Rodríguez Zapatero,  llama a poner a Estados Unidos en «una situación imposible».  Tamaña felonía solo puede salir de la boca de un asqueroso socialdemócrata… Venderse al enemigo, es su propuesta. ¿Cuánto estará cobrando ya este sujeto?

Se han dedicado estos nuevos nazis, del puño y la rosa  -según el Departamento de Defensa-   a un gran proyecto de acumulación de poder para someter a las masas mediante el aborrecible crimen dictatorial de amenazar gravemente a los ciudadanos manipulando todo, absolutamente todo, pandemia incluida, de la forma más aberrante y abyecta. 

Está perfectamente documentado en Washington.

Tanto  el pervertido “predicador”  Jeffery Shaun King, co-fundador de Black Lives Matter, como el peligroso asesino en ciernes, Mark Bray, que lidera, junto con otros perturbados,  los sistemas de control socialdemócrata  universitario del grupo terrorista ANTIFA… todos tienen una bala reservada para su cabeza…

¿Que no ha sido declarado oficialmente grupo terrorista?  Dice usted bien, pero no importa… ya hay voluntarios en U.S.A. para matarlos. Repase un poco la historia de los Estados Unidos. Estamos hablando de maníacos asesinos que no tienen arreglo.

Shaun King  jura que destruirá todas las religiones con un Dios blanco… Todo lo que sea blanco, incluso la Casa Blanca debería llamarse Negra… Mark Bray, es para echarle de comer a parte, el hijoputa muerde y es un gran depredador. Jura que destruirá los Estados Unidos por su racismo “sistémico”…

Si un cadáver del cementerio no le gusta al cabronazo porque el muerto participó en la batalla de Guadalcanal, pues se desentierra y se tiran los restos en un puñetero estercolero aunque la familia del muerto se muera de pena llorando por el crimen promovido y cometido por un  «frapero de mierda»  con delirios bolivarianos  para revolucionarios de salón.

No sé a dónde vamos a llegar… Por cierto, en América trastocaron el logo socialdemócrata globalizado  y dejaron el puño de un negro,  y mandaron al carajo la rosa porque según el terrorista americano multimillonario,  Jeffery Shaun King,  la rosa es una mariconada socialista típicamente española…

«¿No es “pa” matarlo?» -dijo Camarón de la Isla desde su tumba.

En Washington avisan seriamente de que la socialdemocracia está destruyendo Europa y España no se va a librar, si se descuida…

Se están cargando el orden o estado natural de los cosas con un nuevo catecismo de aberraciones sexuales, víricas, bacteriológicas, climáticas, apocalípticas, de placas solares baratísimas que están de oferta y de molinos de viento que «nada tienen que ver con el maricón de Don Quijote al que llaman “supremacista blanco”».

Sin olvidarse de destruir las creencias y adoraciones milenarias de la gente decente. Dice la sabiduría popular en España que todo esto pasa por hacerse tantas pajas con el mantra del laicismo.

Según la psicología de masas, es una suerte de masturbación ideológica que machaca el cerebro de los pusilánimes de la diversidad como si fuese un tratamiento “legal” que te atiborra de hormonas. Aunque seas un camionero de pelo en pecho,  te vuelves loca del trasero, guapa…

Es la “transición” propuesta por profesores transgénero a sus alumnos menores de edad en los Estados Unidos,  y si su madre no está de acuerdo, enseñan al niño a amenazar con suicidarse…

Por si usted no lo sabe, a eso se le llama en ciencias sociales sodomización intelectual para que la clase dominante te  viole como a una damisela y te convierta en un puto zombi, macho o hembra…¿Qué más da?

Si quieren un ejemplo de las aberraciones socialdemócratas desplegadas y extendidas por la república estadounidense, léanse vida y obra de Hillary Clinton… No tiene desperdicio.

La masturbación dialéctica desenfrenada de su basura política corrompida, conlleva siempre orgasmos ideológicos que antaño se diagnosticaban a los perturbados mentales que odiaban todas las creencias, menos la suya…

Y hogaño porque le sale de los huevos a un patético majadero de provincias, un canijo del diablo con complejo de Che Guevara que se la chupaba a Nicolás Maduro, porque podía ganar algo de dinero para su narco-revolución española…

Todo ello,  a la indiscutible moda de una nueva Sodoma y Gomorra, posmoderna,  a la que llaman territorio de la diversidad, diversa, valga la redundancia;  en la era del aumento de las temperaturas globales, o viceversa…  

Porque cuando venga la glaciación, será distinto, o quizás  igual…   Dicen los escritores de los suburbios de Washington, amigos míos periodistas,  que  «el frío insoportable del siguiente cambio climático, ojalá  los mate a todos y hagamos una fiesta de pijamas».

Parece más bien un deseo… Es decir, un festejo bien montado en el dólar, como Black Lives Matter pero con su basura dirigente en la cárcel;  algo divertido. 

Un entrañable potlatch a la moda del cambio de sexo, de género, o de cambio de camisa para que la taxonomía, de la que se llama izquierda,  abarque toda la basura supuestamente revolucionaria del espectro político, pero con el toque gracioso de la orgía social.  

Algo realmente bonito,  si no te atacan estos mafiosos… Si lo hacen, hay que ir a por ellos. No valen una mierda. Lo saben en Washington y esperan su momento…

Gracias a Dios que Ernesto Che Guevara está muerto  -todo hay que decirlo- porque si te oye decir que quieres cambiarte el miserable  pene de bonobo que tienes  por el clítoris de una gorila en celo, te pega un tiro sin pensarlo, idiota socialdemócrata de la diversidad…

Estamos en la era de la perversión climática generada por las poderosas corporaciones empresariales con el visto bueno de la basura política que se atrinchera en los gobiernos.  Son malos tiempos los que corren porque son gente mala… pero bueno, tampoco es “pa” tanto que diría el sabio de Camas.

Si acaso al lector no le parece perverso que la clase dominante esté destruyendo el planeta y le echen la culpa a usted, que no tiene donde caerse muerto, pues vote mejor a un asesino en serie que a esta mierda de gente.

¿No se da cuenta que lo culpan a usted, descaradamente,  porque está cambiando el clima con su abanico de mierda, idiota proletario desgraciado del diablo?…

No sé que pensará cuando vaya a votar, con la asquerosa mascarilla puesta,  porque si no, el polizonte climático te multa con cien euros. ¿De verdad le dará usted su voto a estos incultos payasos que no sirven ni para un patético vodevil en un circo de pringaos?

En Estados Unidos ya es una alarma general, y advierten a Europa que la socialdemocracia está podrida y dispuesta para liderar una dictadura maquillada especialmente para sus borregos, amantes de un líder supremo que los someta.

Ojo… avisa nuestro aliado por una razón muy seria: porque nos harán la vida imposible mientras lo roban todo… No es una broma. Esta basura se creen los guardianes de la moral y dueños de todos los adjetivos calificativos.

Asaltarán la monarquía parlamentaria, le harán la vida imposible al viejo rey hasta matarlo de un sofoco cardíaco. Y todo porque se ha follado a una princesa alemana que es una delicada mujer entregándose al deseo y haciendo el amor como solo puede hacerlo una princesa…

De hecho le partió la cadera al rey Juan Carlos con tanto meneo frenético de su precioso monte de Venus.  Dios… qué belleza germánica,  la de la princesa Corina, qué ojos azules más bonitos para echarle un polvo en la sabana africana…

Dicen las malas lenguas que cuando le viene el orgasmo a la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, su preciosa vulva entra en erupción aristocrática, se pone más caliente que el asfalto,  y ella gime como una loca walkiria que quiere más y más… Hasta que le partió la cadera al rey.

¿Qué se puede esperar de un payaso bolivariano envidioso que solo podrá acceder, en su vida, al chocho de una plebeya lleno de garrapatas… La envidia es muy mala.

Pero estos enfermizos de la política para macarras con avioneta  y zorras bolivarianas, no se quedarán ahí… La envidia los retuerce por dentro y presentarán como prueba un maldito elefante muerto que le dejaron allí al lado de la cama mientras el rey Juan Carlos le comía el papo a la princesa Corina…

Tienen mala leche y son peligrosos. No vote a esta mierda. Son ladrones de tumbas, destruirán tus monumentos, tus símbolos,  tus creencias religiosas, derribarán la estatua de Don Pelayo, la del Cid Campeador y la de Cristiano Ronaldo; todos supremacistas blancos… Quemarán y cambiarán tu bandera.

Toda esta locura es un auténtico drama que estamos viviendo.  Pero es bueno que aprendamos de esa gran república estadounidense. Que no te roben el sentido del humor porque es simplemente, patrimonio de la gente muy inteligente.

Van a matar a muchos socialdemócratas  en los Estados Unidos.  Se ajustarán cuentas desde el punto de vista legal; y se ajustarán otras en privado porque las familias  Bonano, Colombo, Gambino y Genovese  quieren la cabeza del hijoputa que ha derribado la estatua de Cristobal Colón y la tiró al mar…

«Ha sido el peor crimen que puede padecer  la Cosa Nostra»… Como dejó escapar el alcalde de New York, Bill de Blasio, mientras Andrew Cuomo, Gobernador de New York State, intentaba controlar la maldita pandemia en una reunión con el Sindicato de Sepultureros, y  se reía como un condenado, porque hay crímenes que entre los italianos no se perdonan…

No estoy exagerando cuando describo claramente que hoy,  The New York Times y The Washington Post, son el más claro ejemplo para los patriotas  estadounidenses, de corrupción periodística generalizada  que habrá dañado para siempre a la prensa de los Estados Unidos y a la libertad de expresión. 

Es una pena que las cotorras del periodismo español sigan creyendo en estos “catecismos” neoyorquinos de un supuesto  cuarto poder americano,  a sabiendas de que son  de la mafia.

Si el viejo Donald Trump cae, o le hacen daño, habrá tiros y los tiradores serán los del We the People of the United States, que habrán salido a la calle armados para defenderse de los supremacistas negros.  Barack Obama sería la pieza más cotizada  para cazar… Antes, o después, los “justicieros” harán su trabajo…

La socialdemocracia no podrá derribar a un gobierno legítimo sin que aparezca el más grande escándalo internacional.

El Pentágono, como si no pasara nada en las calles de América,  advierte que está preparado para destruir a Irán, o a China si se entromete en Oriente Medio. El surrealismo lo abarca todo.  Lo que está ocurriendo en casa no ha paralizado la gigantesca máquina militar de los Estados Unidos.

No, amigo… Estados Unidos no se derrumba. Y para colmo, está de mala leche.

La grandiosidad de la república estadounidense reluce como solo lo hacen las más hermosas y bellas flores que se han plantado nunca en una colina.

Todos sus enemigos deberían saber, por la cuenta que les trae, que esas flores seguirán creciendo en la tierra de los hombres libres y valientes.

Muy  a pesar del estiércol que vierten sobre ellas todos los socialdemócratas   que han traicionado a la patria desde dentro, y todos los enemigos de este mundo  que se han propuesto derribarla.

En realidad, todo sigue igual.

Comparte esta página: