Casado y Sánchez retoman el diálogo tras la moción de censura de Vox

Casado y Sánchez retoman el diálogo tras la moción de censura de Vox
Casado y Sánchez hablan por videoconferencia durante la pandemia. David Mudarra (PP)

El presidente del Gobierno y el líder de la oposición vuelven a hablar por teléfono para intentar cerrar la renovación del GCPJ y el Tribunal Constitucional. La última vez que conversaron fue hace tres meses.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el líder del Partido Popular, Pablo Casado, han vuelto a retomar el diálogo con el objetivo de cerrar la renovación del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) y, a ser posible, también la del Tribunal Constitucional TC), según ha adelantado El Mundo sin que desde Génova se desmienta dicha información a preguntas de Vozpópuli.

Esta conversación telefónica se produce después de la moción de censura que Vox ha anunciado que presentará en algún momento de septiembre y que tanto ha incomodado a la formación de Casado. El propio portavoz del PP en el Senado, Javier Maroto, ha pedido este domingo a Vox que no «engañe» a la gente con la moción de censura que ha anunciado contra el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos porque sabe que «está fracasada antes de anunciarla«.

Tras asegurar en una entrevista a Europa Press que si «fuese una herramienta estaría presentada desde el primer día por el PP«, ha recalcado que la moción de censura «se gana en las próximas urnas» porque entonces tendrán «suficientes diputados para poder construir una alternativa a Pedro Sánchez».

Pedro Sánchez y Pablo Casado en Moncloa
 
Pedro Sánchez y Pablo Casado en Moncloa

Sánchez y Casado no hablaban por teléfono desde el 4 de mayo con motivo de la última prórroga del estado de alarma que apoyó el PP durante la pandemia del coronavirus. Desde entonces, fueron pasando las semanas sin que desde La Moncloa se levantase el teléfono para sorpresa del equipo de Casado. 

Desde Génova se criticó en su momento que Sánchez no aceptase la mano tendida de Casado para pactar un ‘plan B’ jurídico tras el estado de alarma o algunas medidas surgidas de la Comisión para la Reconstrucción en el Congreso de los Diputados. El PP se avino a negociaciones que no fructificaron y que siempre estuvieron al nivel de segundos espadas sin que Sánchez intentase desbloquear los escollos con Casado.

Ahora, casi tres meses después de su última conversación, el jefe del Ejecutivo y el líder del principal partido de la oposición retoman la interlocución al más alto nivel. Todo ello después del movimiento de Vox con su anuncio de una moción de censura en menos de dos meses.

«Frente al radicalismo»

El PP lleva varias semanas insistiendo en que Casado se ha consolidado «como alternativa frente al radicalismo del tándem Sánchez-Iglesias», según un argumentario interno de finales de julio al que tuvo acceso este periódico.

«Nuestras políticas son las que siempre han sacado a España de la crisis, y eso lo saben los ciudadanos que están viviendo las consecuencias de un gobierno que ha malgastado los réditos conseguidos por el anterior gobierno del PP y por una pésima gestión de la pandemia, caracterizada por las mentiras constantes», se indicó en un mensaje enviado a los principales dirigentes populares.

Desde Génova se insistió en que la filosofía de Casado «es ganar no cultivando fobias, sino afectos y propósitos compartidos» mediante un proyecto «reformista centrado en solucionar los problemas reales de los españoles».

Otro punto del documento dejó claro que el PP ha tenido la «mano tendida» al Ejecutivo mediante «hechos y no palabras«. Por ejemplo, Casado ha apoyado al Gobierno «en los momentos más difíciles, sin pedir nada a cambio», al tiempo que se recordó que el principal partido de la oposición refrendó las tres primeras prórrogas del estado de alarma.

«Hemos dado el ‘sí’ a ocho decretos del Ejecutivo, al Ingreso Mínimo Vital, a la denominada nueva normalidad, a la candidatura de Nadia Calviño al Eurogrupo, a la negociación europea de fondos o a la comisión de reconstrucción en el Congreso», resumió el PP hace unos días.

11 pactos de Estado a Sánchez

Además, Casado ha ofrecido a Sánchez un conjunto de acuerdos, englobados en la propuesta de ‘Activemos España’, para alcanzar pactos sanitarios como el denominado Cajal de la Sanidad, un plan de choque económico y otro jurídico para establecer un plan B de ‘desescalada’ que permita controlar los rebrotes del coronavirus sin necesidad de aplicar el estado de alarma.

Antes de ello, el líder del PP ofreció al presidente del Gobierno un total de 11 pactos de Estado para mejorar la gobernabilidad del país tras la moción de censura de hace dos años. Nunca hubo respuesta desde La Moncloa, aunque ahora se está más cerca de conseguir uno con la renovación del CGPJ y el TC.

Fuente: Antonio Rodriguez – Vozpópuli

Comparte esta página: