Iglesias no concibe ser imputado, dice que entrego a Dina la tarjeta en perfecto estado y que Sánchez le apoya

Iglesias no concibe ser imputado, dice que entrego a Dina la tarjeta en perfecto estado y que Sánchez le apoya
Pablo Iglesias Europa Press
Comparte esta página:

El vicepresidente no ve «viable» llegar a un acuerdo con Cs para pactar los PGE y apuesta por recuperar la mayoría de la investidura.

El vicepresidente segundo del Gobierno, Pablo Iglesias, ha defendido este viernes su condición de víctima en la pieza Dina del caso Villarejo, que investiga el robo del teléfono móvil de su exasesora Dina Bousselham, y ha asegurado que no concibe ser imputado. Además, ha afirmado que cuenta con el apoyo del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

«Vamos, sólo faltaría», ha afirmado en una entrevista en RNE en la que ha explicado que si guardó la copia de la tarjeta que le entregaron con el contenido del móvil de su exasesora durante un tiempo fue para no someterla a «más presión», y ha asegurado que la propia Bousselham «en ningún caso» ha dicho que la tarjeta tuviera «el más mínimo deterioro» cuando recibió dicha tarjeta.

A su juicio, no se entiende que se quiera trasladar ahora la idea de que Podemos y él mismo no son perjudicados por este caso. «¿Cómo que no somos perjudicados? ¿Quiénes son entonces? Lo que parece es que algunos quieren que Villarejo, Fuentes Gago y Pino, los responsables de una cloaca que ha quedado acreditada, se vayan de rositas», ha afirmado.

Asimismo, se ha mostrado dispuesto a comparecer en el Congreso para explicar este asunto, pero siempre que sea en una nueva comisión de investigación sobre las cloacas, en la que también comparezcan, entre otros, el ex presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, o su exvicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría, ya que fue durante su mandato cuando «su partido creó una cloaca policial y mediática para desprestigiar a los adversarios políticos».

No es «viable» llegar a un acuerdo con Cs

En esa misma entrevista, el vicepresidente ha asegurado que no es «viable» llegar a un acuerdo con Ciudadanos para pactar unos nuevos Presupuestos Generales del Estado y ha apostado por recuperar la mayoría de la investidura.

Iglesias ha dejado claro que el Ejecutivo puede llegar a «acuerdos puntuales» con la formación naranja. «Pero no hay que engañar a la gente: este Gobierno se construye sobre la base de un acuerdo programático progresista», ha añadido.

Esto, a su juicio, es «incompatible con algunos planteamientos» del partido liderado por Inés Arrimadas como el contrato único o la «mochila austriaca». Por todo ello, el vicepresidente se ha mostrado convencido de que «el bloque de la investidura va a ser el de los Presupuestos».

Con todo, Iglesias no vería con malos ojos que Cs prestase sus apoyos a la votación de unas cuentas públicas progresistas, de las que su partido no moverá ni una coma de lo suscrito en el acuerdo de investidura de Pedro Sánchez.

«Pero no soy ingenuo», ha insistido, para después recordar que los ‘naranjas’ «están gobernando con Vox y PP» en algunas comunidades como Andalucía o la Comunidad de Madrid, algo incompatible con las ideas de su partido.

Así, el vicepresidente del Gobierno ha insistido en la necesidad de acercar posturas con ERC. «Va a ser complicado, habrá tensión y presiones… pero los votantes son progresistas y creo que finalmente encontraremos un entendimiento», ha opinado.

Eso implicará, a su juicio, «hablar de muchas cosas». «Pero ojo: con ERC, y con Bildu también. Habrá que llegar a un acuerdo en cuestiones sociales como ya hemos llegado antes. Y creo que podremos llegar a un acuerdo con el PNV y con otros grupos mas pequeños. Un acuerdo de Gobierno como el que tenemos solo se puede construir en un contexto por la izquierda», ha zanjado.

Fuente: República/Agencias

Comparte esta página: