Obamagate

Obamagate

Antes de comenzar, dejo el enlace del primer hilo que realice sobre el #OBAMAGATE en donde se explica de que trata este escándalo y como comenzó, para quienes aún no lo han visto y para quienes deseen repasar la historia antes de leer esta continuación.

 

Como ya es de conocimiento público, un escándalo de grandes dimensiones sacude la gestión del ex-presidente Barack Obama y amenaza con su encarcelamiento por graves delitos federales cometidos con la finalidad de sabotear la elección y posterior asunción de Donald Trump.

Y es que desde que se dio a conocer el #OBAMAGATE, han salido a la luz pública nuevas acusaciones y contundentes pruebas que evidencian la participación de la administración Obama en una conspiración y manipulación gubernamental de magnitudes gigantescas.

Recordemos que el principal accionante de esta arremetida legal en contra de Obama y su gobierno no es ningún desconocido, es el general de los Estados Unidos Michael Flynn, quien fue el mayor cargo de la inteligencia militar estadounidense durante el gobierno de Barack Obama.

Las primeras pruebas contundentes de la manipulación del caso Flynn, se hicieron públicas el pasado 13 de mayo, cuando la periodista Catherine Herridge de la cadena CBS publicó un documento que compromete al entorno demócrata más alto y más cercano a Obama durante su presidencia.

Herridge, publicó un documento que revela los nombres de las personas que accedieron de forma ilegal e irregular al expediente clasificado de Michael Flynn antes y durante el proceso llevado a cabo en su contra. Un hecho que es prohibido y penado por las leyes de ese país.

Y vaya «sorpresa», entre los nombres de quienes accedieron y manipularon de forma irregular el expediente de Flynn en plenas investigaciones, están: Denis Mcdonough (Jefe de Gabinete de Obama) y Joe Biden (Vice-Presidente de Obama). Es decir, su secretario y su mano derecha.

Un acceso que ocurrió en múltiples ocasiones, incluso después de la toma de posesión y asunción al poder de Donald Trump. Si, Obama y su equipo continuaron manipulando y conspirando directamente en el caso Flynn incluso después de entregar el poder.

Pero esta prueba es sólo el comienzo de lo que se viene. El actual FBI desclasificó documentos que prueban una reunión privada y no supervisada entre Obama, Biden, James Comey (Director del FBI), Peter Strzok (Jefe de Contrainteligencia del FBI) y Sally Yates (Fiscal General).

Esta reunión ilegal por ser violatoria de las leyes estadounidenses, se dio el 05 de enero de 2017, pocos días antes de que Donald Trump asumiera el poder y tuvo como finalidad ajustar todos los detalles de lo que sería el plan ideado en contra de Flynn y la administración Trump.

Entre los documentos desclasificados se encuentra un manuscrito del propio Peter Strzok (Ex-Jefe de Contrainteligencia del FBI) en el cual se detallan paso por paso las indicaciones de Obama y Biden en esa reunión para terminar de armar los casos contra Flynn y Trump.

En el manuscrito de Strzok se puede leer como Biden pide usar el «Logan Act» contra Flynn, y tambien como Barack Obama les dice «Asegurense de como van a hacer las cosas, pongan a la gente correcta a cargo de esto». Acá pueden ver parte del manuscrito original y su transcripción.

También se puede leer en este manuscrito como Obama les pregunta: ¿hay alguna otra cosa de la que no debamos informar al equipo de transición de Trump? Evidencia clara no sólo de la conspiración, sino tambien de la intención expresa de sabotear la administración entrante.

En esta reunión ilegal también estuvo presente Susan Rice, quien para ese momento era la Asesora de Seguridad Nacional de Obama y quien hoy es ¿adivinan? la opción a Vice-Presidente de la fórmula presidencial de Joe Biden. ¡Puras Joyas!

El pasado 14 de mayo, en su más reciente entrevista, al ser interrogado sobre sus nexos con el caso de la conspiración contra Michael Flynn y Donald Trump, Joe Biden le dijo a CNN: «No estuve involucrado ni conocí nunca sobre la causa contra Flynn, mi cargo me lo prohibía».

Mientras que Biden miente descaradamente a los medios a pesar de las nuevas pruebas que lo incriminan, Trump se ha mantenido firme en sus declaraciones de apoyo hacia Flynn, asegurando que su gobierno llevará este caso hasta sus últimas consecuencias legales.

De demostrarse la participación de Obama en los hechos contra la administración de Trump, el Departamento de Justicia podría imputarle cargos de simulación de un hecho punible, abuso de poder y conspiración para desestabilizar un gobierno legítimo, los cuales se pagan con cárcel.

Los pasos de Trump en relación al #OBAMAGATE han sido pocas pero contundentes, de momento se ha iniciado el proceso de investigación correspondiente y la desclasificación de todos los documentos que puedan servir para exponer al partido demócrata y sus líderes.

Debido a esto y a la inminente judicialización que enfrentan, es que los líderes del partido demócrata han incentivado las protestas en todo los Estados Unidos, que han provocado incendios, destrozos y grandes pérdidas bajo el amparo de supuestas protestas anti-raciales.

Y es que el partido demócrata lo tiene muy claro, o hacen hasta lo imposible para desprestigiar la imagen de Trump y evitar su reelección en las venideras elecciones, o Trump tendrá 4 años más para investigar a fondo todos los crímenes cometidos por ellos en el caso #OBAMAGATE.

Debido a la actuación parcializada de Twitter que ha eliminado tendencias y tweets sobre este y otros casos similares, Trump firmó una orden ejecutiva que quita la denominación de red social y le otorga la de «medio de comunicacion» a toda red social que censure información.

Esto permite que cualquier empresa de redes sociales que se encargue de censurar información sea tratada como un medio de comunicación y, en consecuencia, pueda ser denunciada y juzgada como cualquier medio de comunicación que mantiene una línea editorial marcada. ¡Jaque!

Por los momentos, Flynn y Trump se anotan otro triunfo legal indiscutible, y es que el pasado 24 de junio una Corte de Apelaciones ha ordenado cerrar definitivamente el juicio contra Flynn, por lo cual el caso no podrá ser reactivado nuevamente por ningún otro juzgado.

Twitt original del hilo del autor: