Sin las víctimas, pero con Bildu

Sin las víctimas, pero con Bildu
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska (d), saluda antes de intervenir este viernes en un mitin electoral en Portugalete (Bizkaia) junto a la secretaria general del PSE-EE y candidata a lehendakari, Idoia Mendia (i), y el alcalde de la localidad, Mikel Torres (c)./Foto: Miguel Toña/EFE
Comparte esta página:

Las principales asociaciones de víctimas no acudirán al «ejercicio de cinismo» que las homenajea en el Congreso. Critican el reconocimiento que el Gobierno ha dado a Bildu y harán su acto paralelo frente a la Cámara Baja o con una ofrenda floral.

Las principales asociaciones de víctimas del terrorismo no acudirán hoy al acto homenaje que cada año se celebra en el Congreso. Dejarán el mismo vacío que les ha causado la cercanía de un Ejecutivo capaz de «blanquear» a los que jalearon los atentados de sus familiares.

La Asociación Víctimas del Terrorismo (AVT) ha acudido cada 27 de junio al homenaje que la Cámara Baja organiza en memoria de todas las víctimas porque era el único reconocimiento que tenían algunas de ellas a lo largo de todo el año. Sin embargo, en esta ocasión estarán en frente de la escalinata de los leones para leer su propio manifiesto. La AVT asegura que hay que respetar la «Verdad, Memoria, Dignidad y Justicia» de las víctimas, a la que tienen derecho, y afirman que «dentro del Congreso, hay un Gobierno que no lo está haciendo». Hasta diez motivos esgrime la AVT, presidida por Maite Araluce, para no ir: entre ellos el «reconocimiento que por parte del Gobierno y de los partidos que forman parte de él, se ha dado a los herederos del brazo político de ETA», por permitir a Bildu exponer cada día un «relato falso» de lo ocurrido, por estar sustentado por Podemos que «ésta más preocupado de los presos» que de las víctimas. Además, recuerda la pasividad del Ejecutivo ante los homenajes etarras o las entrevistas a Otegi en una cadena pública.

Victimas terrorismo
Victimas terrorismo/Foto: La Razón/La Razón

El plantón de Dignidad y Justicia, se remonta a 2018. Su presidente, Daniel Portero recuerda que ya entonces «no fuimos porque Sánchez usurpó el poder de la mano de los herederos de ETA». Un año después también rechazaron la invitación. «No fuimos en 2019 por lo mismo y porque incumplió su palabra con las víctimas del terrorismo sobre los acercamientos de etarras y los beneficios penitenciarios». Por ello, este año tampoco acudirán y deja claro que no lo harán porque «el máximo responsable del Ministerio de Interior ha desafiado la independencia judicial y ha atacado a la Guardia Civil, colectivo con más víctimas de terrorismo de España». El 27 de junio, día de las víctimas, se cumplen 60 años del atentado que costó la vida al bebé Begoña Urroz y también sería el cumpleaños del padre de Portero, el fiscal jefe de Andalucía, que fue asesinado en el portal de su casa.

Contra el «blanqueamiento»

Tampoco asistirá la Asociación Navarra de Víctimas (Anvite) Así lo destaca Paz Prieto, miembro de dicha asociación. «Nosotros no vamos». Para recordar a las víctimas, han organizado una ofrenda floral en Pamplona, a las 12:00. Sin embargo, critica que ese mismo día, por la tarde, habrá una marcha de la izquierda abertzale proetarra «en apoyo de los asesinos de nuestros familiares, justo el día nacional de las Víctimas del Terrorismo». Los convocantes, que piden la «amnistía total» reconocen a través de las redes sociales que la delegación del gobierno no ha autorizado la marcha, pero aseguran en sus redes que «el movimiento Pro Amnistía mantiene la convocatoria». Prieto destaca que «si eso no supone una humillación añadida, explícita y consciente a las víctimas no sabemos qué más pueden hacer los amigos, justificadores y blanqueadores de ETA para que el Gobierno y Marlaska lo impidan, y para que la presidenta del Parlamento –de Navarra, María Chivite– no haga nada para impedir que, en la sede del Parlamento que nos representa a todos los españoles, se llame presos políticos a asesinos etarras convictos y confesos».

La asociación catalana de víctimas del terrorismo, (Acvot), tampoco irá. Su presidente, José Vargas dice no lo hará «por el protagonismo y pleitesía que el Gobierno le ha dado al brazo político de ETA, «por el blanqueamiento que se está haciendo de la banda terrorista» y «por haber pedido muchas veces que cesen de una vez los homenajes constantes de enaltecimiento de los asesinos terroristas, en el País Vasco y Navarra», sin éxito. Vargas destaca que, además, «el Ministro del Interior Grande-Marlaska, en varias reuniones que han mantenido con él «siempre nos ha mentido», cuando les aseguraba que no se acercarían terroristas con delito de sangre al País Vasco o cercanías «y lleva haciéndolo desde que accedió al cargo». Por ello, subraya que «no queremos que nos utilicen para regocijo de los Bilduetarras y para lavar la ignominia de este Gobierno con respecto a las víctimas». Además, rechazan «todas las maneras de que alguien, sea víctima o no, hable en nombre de ellas en sede Parlamentaria «mientras no cambie la forma de actuar del Gobierno».

Tampoco irá Covite, pero su ausencia se remonta a 2011. «Nunca hemos asistido por dignidad y coherencia». Su presidenta, Consuelo Ordoñez asegura que «homenajear a las víctimas del terrorismo en una institución en la que tienen representación partidos políticos que justifican la existencia de ETA y que no condenan la violencia terrorista es un ejercicio de cinismo». Asimismo, denuncia la indiferencia de la mayoría de fuerzas políticas ante la presencia de los herederos e ideólogos de ETA en la Cámara Baja. «Aunque ya no maten, ese odio sigue ahí. Las ideas que llevaron a ETA a matar siguen ahí, defendidas por EH Bildu y asumidas por una parte de la población del País Vasco y de Navarra. Desde el Congreso nunca se ha hecho el suficiente esfuerzo por deslegitimar esas ideas», lamentan desde Covite.

Fuente: C.S. Macías – La Razón

Comparte esta página: