Sospechas del «fraude» en las primarias de Podemos por un ordenador con 13 votos

Sospechas del «fraude» en las primarias de Podemos por un ordenador con 13 votos
Un ordenador con 13 votos centra las sospechas del "fraude" en las primarias de Podemos Europa Press
Comparte esta página:

La candidata afín a Iglesias gana las primarias en La Rioja por 17 votos, pero ‘Vozpópuli’ desvela que desde un mismo ordenador salieron al menos 13 votos y uno de ellos fue de una política del equipo de la ganadora. También se han detectado votos realizados desde otras comunidades antes del fin del estado de alarma.

Las sospechas sobre las primarias autonómicas de Podemos corren como la pólvora en los chats del partido. En todas las comunidades han ganado los candidatos apoyados por la dirección de Pablo Iglesias. Pero para definir esa votación se difunden términos como “fraude”. Solo en La Rioja, donde la candidata pablista ganó por tan solo 17 votos votos, Vozpópuli desvela que 13 votos salieron del mismo terminal (con la misma IP), y que de ese ordenador salió la preferencia de una dirigente del equipo de la ganadora, Arancha Carrera. Concretamente, de Amaia Castro, concejal de Podemos en el Ayuntamiento de Logroño.

“Creemos que hay indicios de fraude”. Así de tajantes se muestran algunos en Podemos, que recalcan sus palabras tras el texto de la comisión interna de Antifraude encargada de analizar al detalle las primarias. Ese comité, que depende del partido, ha descartado irregularidades, pero los críticos hablan de “amaño” y “tongo”.

Las sospechas se centran en un ordenador. Detrás del mismo se encontraba la dirigente Amaia Castro. La comisión Antifraude de Podemos así lo detecta. Lo que no aclara es si realmente todos los 13 votos que se registraron con la misma IP se ejecutaron de manera legal. Fuentes de Podemos explican que, para demostrarlo, el partido tiene que contactar con las personas que supuestamente votaron desde esa terminal y preguntarles si así lo hicieron. La Comisión Antifraude defiende haber hecho las llamadas pertinentes, pero reconoce que la mitad de los encuestados no contestó a la llamada del equipo de control o dice desconocer que existía una votación interna.

Para algunos miembros de Podemos, el caso de este ordenador es solo una prueba, la más palpable, de que el proceso de las primarias no ha sido limpio. De hecho, siempre según la investigación interna, se detecta que en esa votación participaron personas desde fuera de la comunidad autónoma.

Persona «implicada en otro fraude»

De por sí ese voto no representaría un problema. Sin embargo, puesto que la votación se registró la semana pasada y antes de que finalizara el estado de alarma, para varias fuentes de Podemos ese extremo resulta cuestionable. La sospecha es que exista una usurpación de cuentas utilizadas para decantar la votación a favor de los dirigentes afines a Iglesias.

En este caso concreto, en Podemos sostienen que entre los votos registrados fuera de la región se encuentra el de una persona “que estuvo implicada en otro fraude en las últimas elecciones” y que estaba “señalada por sentencias judiciales”. Según varias fuentes de Podemos, y tal y como se desprende del documento final del comité de análisis antifraude del partido, ese organismo ha evitado examinar a fondo el asunto.

Para intentar desviar las acusaciones, el comité técnico antifraude afirma en el acta que en el caso del ordenador se ejecutó el mismo “procedimiento” que en casos semejantes, y que consiste en buscar patrones para comprender supuestos fraudes. Pero recalca que no se encontró ninguno.  

Irene Montero, Alberto Garzón y Pablo Iglesias
 
Irene Montero, Alberto Garzón y Pablo Iglesias EFE

Dirigentes locales piden un recuento

El temor de dirigentes y miembros de Podemos es que las primarias en ese territorio, pero también en otros (con Valencia, Cataluña, Castilla-La Mancha, entre otros), hayan sido “falseadas”. En La Rioja, así como en otras comunidades autónomas, dirigentes que han perdido las primarias, como Sara Carreño, han exigido oficialmente un recuento. 

Algunas fuentes aseguran que a nivel regional se está preparando una denuncia contra el partido por supuesto fraude, tal y como desveló en exclusiva Vozpópuli el lunes. De progresar la demanda, se daría una situación semejante a la investigación judicial sobre las primarias de Ciudadanos en Castilla y León del año pasado, que acabó con una investigación de la Fiscalía. El patrón puede coincidir, puesto que también en esa situación se detectaron unos 50 votos enviados todos a favor de un candidato desde dos terminales.

Falsedad documental y fraude electoral

En caso de delitos electorales, entrarían en juego artículos como el 31 bis del código penal, que apunta a la utilización impropia de datos personales por intereses ajenos, así como la falsedad documental, fraude electoral, usurpación de identidad y revelación de secretos.

Según fuentes de Podemos, el motín que se acerca en La Rioja estaría a punto de estallar también en otras comunidades. En Cataluña y Valencia el malestar es elevado, pero también en Madrid se detectan fuertes críticas a la gestión del proceso electoral por parte de la dirección nacional.

El peligro para Iglesias es que estalle un caso judicial que se sume a los ya en marcha. Entre ellos cabe destacar el del caso Villarejo, en el que el vicepresidente ha perdido la condición de “perjudicado” y que podría acabar en una investigación sobre él por la gestión de la tarjeta del móvil de su exasesora Dina Bousselham.

Fuente: Luca Costantini – Vozpópuli

Comparte esta página: