Caimán

Caimán
Comparte esta página:

«El Busilis»

¡Debemos estar alerta! Si no, nos terminará devorando a todos. Cándidos, seguimos viviendo como si nada pudiera ocurrirnos. No es fácil darse cuenta. Existen demasiados intereses, pero cuando menos lo esperemos, cuando más distraídos estemos, ¡zas!, nos terminará devorando.
 
Imperceptiblemente, las cosas van cambiando. Es muy difícil darse cuenta de ello. Incluso, para los más avezados.
 
No se debe bajar la guardia. Lo dicen los evangelios. El ladrón no avisa. Nos va mucho en ello. Por nosotros y por los nuestros. Por nuestra patria.
 
Nadie dijo que las cosas fueran fáciles. Ya lo decía el eslogan: Contamos contigo. 
 
Porque nadie es prescindible.
Comparte esta página: