Los partidos prevén un pacto de mínimos sobre reconstrucción en julio

Los partidos prevén un pacto de mínimos sobre reconstrucción en julio
El líder del PP, Pablo Casado, y la portavoz del grupo, Cayetana Álvarez del Toledo, durante la última sesión de control al Ejecutivo. (EFE)
Comparte esta página:

Acuerdan un formato que permite mantener vivas las enmiendas de cada partido, aunque no se incorporen al texto final que apruebe el pleno del Congreso.

La comisión de reconstrucción del Congreso está recibiendo a expertos muy interesantes. Uno de ellos, José María Martín Moreno, catedrático en Valencia, doctor por Harvard y exdirector general de Salud Pública cuando Ana Pastor fue ministra de Sanidad, dejó este viernes el diagnóstico de cómo la sociedad española, y con ella los partidos, han pasado por lo mismo que sufren las personas a las que les diagnostican una enfermedad grave. «Negación, ira, negociación, depresión y aceptación».

Los partidos han pasado de ignorar el covid, a atizarse con la cacerola, a ir aceptando lo ocurrido y ahora prevén cerrar acuerdos de mínimos sobre reconstrucción para que se aprueben en el pleno del Congreso a finales de julio. A pesar de las discrepancias y los enfrentamientos públicos, los partidos creen posible que de la Comisión de Reconstrucción que trabaja en el Congreso puedan salir esos acuerdos.

Creen que es posible por la voluntad de acuerdo de los grupos, por la necesidad política que tienen algunos de ellos y también porque se ha aprobado un formato para las conclusiones que lo favorece, porque permite sacar adelante un texto de mínimos, con enmiendas vivas de todos los grupos hasta el final del trámite. Una especie de votos particulares donde se expresen las discrepancias y que saldrá de la comisión.

Por el momento, los cuatro grupos de trabajo creados están escuchando a expertos que comparecen para explicar su posición en cada uno de los temas. Los grupos se refieren a política sanitaria, economía, Europa y Política Social.

Luego cada partido presentará un borrador con sus concusiones para cada uno de los grupos. Esos borradores estarán muy alejados entre sí, porque serán una especie de propuesta de máximos. El 2 y el 3 de julio se votarán las conclusiones en la comisión y en la última semana de julio está previsto que vayan al pleno para su aprobación.

Fuentes del PP explican que su voluntad es alcanzar acuerdos y que de la comisión salgan resoluciones pactadas. La propuesta de llevar la negociación al Congreso fue de Pablo Casado y, por eso, explican que necesitan justificar esa decisión, aunque inicialmente discreparan del formato impuesto por el PSOE.

Además, en las últimas semanas hay vías de diálogo abiertas entre Gobierno y PP. Casado designó como interlocutoras con el Gobierno a Ana Pastor para asuntos sanitarios y Elvira Rodríguez para los económicos.

Esas vías están sirviendo para que el PP apoye la próxima semana la convalidación del llamado decreto de la nueva normalidad, según la previsión del Gobierno.
Fuentes del PP explican que Casado necesita en este momento acuerdos. Tiene la presión de empresarios y, sobre todo, de barones regionales partidarios de moderar el tono y pactar.

Ya lo ha hecho en Castilla y León Alfonso Fernández Mañueco, con un acuerdo en que ha incluido a PSOE, Unidas Podemos, Ciudadanos y PP, con 86 medidas, algunas de ellas muy concretas y referidas también a Sanidad, economía, política social y Europa.

El PP tendrá que renunciar a incluir en el acuerdo final, algunas de sus propuestas de máximos como la bajada de impuestos. El PSOE también necesita el acuerdo, para cerrar el periodo de sesiones en el Congreso, a la espera del inicio del curso en septiembre con la negociación de los Presupuestos.

Ciudadanos es artífice de acuerdos e Inés Arrimadas siempre explica que la idea de los grandes acuerdos partió de una iniciativa suya presentada al presidente del Gobierno. Por eso, tiene especial interés en el acuerdo sobre la reconstrucción.

Y fuentes de Unidas Podemos explican que en sus propuestas mantendrán su programa de máximos, como impuesto para grandes fortunas o reforma laboral, pero añaden que son conscientes de que no podrán estar en el acuerdo final. En el caso del partido de Pablo Iglesias, lo fundamental también es la voluntad de acuerdo.

Otros partidos como PNV, ERC o Vox son escépticos sobre la posibilidad de acuerdo, pero explican que son conscientes de que si lo hay será porque lo cierren PSOE y PP.

Fuente: Fernando Garea – El Confidencial

Comparte esta página: