Los oficiales de la Guardia Civil defienden a los investigadores del 8-M ante el silencio de Gámez

Los oficiales de la Guardia Civil defienden a los investigadores del 8-M ante el silencio de Gámez
Corrala interior del acuartelamiento de la Guardia Civil en Batalla del Salado. Guardia Civil
Comparte esta página:

«Calumniarles o injuriarles puede tener consecuencias graves. Llevaremos a la justicia a quien injurie o calumnie a los investigadores».

Las críticas habían empezado incluso antes de que la jueza del 8-M archivara el caso de manera provisional. Antes, incluso, de que todos los informes de la Policía Judicial fueran entregados a la magistrada que investigaba las responsabilidades penales del delegado del Gobierno al permitir la manifestación feminista en plena expansión del coronavirus. Pero ahora las críticas hacia los investigadores de la Guardia Civil se están realizando abiertamente y sin filtro.

Por ello, la Unión de Oficiales de la Guardia Civil ha salido en defensa de los investigadores de la Policía Judicial que realizaron los informes para la jueza Carmen Rodríguez Medel. Lo hacen ante los repetidos ataques en las últimas horas y ante el notable silencio de la directora general del Instituto Armado, María Gámez, quien no ha realizado una sola declaración para respaldarles, acreditando la independencia de los agentes en sus labores de investigación.

Este mismo lunes, era el propio delegado del Gobierno, José Manuel Franco, imputado hasta ahora en la causa, el que afirmaba sentirse decepcionado por la investigación, aludiendo a que, según él, el informe estaba plagado de «manipulaciones». 

«Hay quienes creen que pueden calumniar o injuriar a la Guardia Civil y sus integrantes sin mayores consecuencias, pero les recordamos que imputar la comisión de un delito es una acusación sumamente grave. Llevaremos a la justicia a quien injurie o calumnie a los investigadores», aseguran desde la asociación.

Errores en atestados

Por el momento, no se ha dado con un responsable penal de los hechos, tal y como indicó la jueza en el auto con el que archivaba la causa de manera provisional. Aún y todo, «que no se haya dado aún con un responsable, si es que lo hay, no invalida lo investigado hasta ahora y, por mucho que alguien lo pretenda con sus críticas, tenemos que decirle alto y claro que la Guardia Civil no es culpable de la gestión contra la propagación del Covid-19».

Los miembros de esta asociación, que están personados en la causa del 8-M y que interpondrán recurso tras el archivo de la causa, sostienen que quienes enarbolan la crítica estos días contra los investigadores del cuerpo lo hacen de un modo «tendencioso y con ánimo de desacreditar»: «Cualquier atestado, de la misma manera que una Sentencia, o el propio Boletín Oficial del Estado, puede contener errores que posteriormente son subsanados. Eso dista mucho de una manipulación o de una falsedad.

Los informes incluyen todo tipo de documentos «declaraciones íntegras de los testigos, que evidencian que de haberse producido algún concepto equívoco o error, ha sido de forma involuntaria».

La situación entre los curtidos investigadores de la Benemérita resulta extremadamente desagradable. Según las fuentes consultadas por EL ESPAÑOL, los autores de las indagaciones encargadas por la magistrada se sienten señalados.

Ese cuestionamiento, así como los ataques mediáticos que están recibiendo, les tiene preocupados. «No hemos escuchado ni una sola palabra de apoyo por parte del Ministro, Secretario de Estado, Directora General, ni de ningún representante del Poder Judicial, dado que los guardias civiles han actuado como Policía Judicial, en aras a defender su honorabilidad. No han hecho sino cumplir con el mandato de la Juez Instructora».

Fuente: Brais Cedeira – El Español

Comparte esta página: