Sanidad compra 40 millones de guantes, pese a no haber entregado 163 millones

Sanidad compra 40 millones de guantes, pese a no haber entregado 163 millones
Material de protección contra el coronavirus

Desde el principio de la crisis solo se han enviado a las comunidades 38,7 millones de unidades, el 19 por ciento de lo contratado hasta mayo.

Las incógnitas que rodean la compra de material de protección sanitaria por parte del Gobierno de Sánchez y la falta de entrega a las comunidades se multiplican según avanzan las semanas. A los problemas y dudas sobre la adquisición y recepción de mascarillas se suma ahora la escasez de guantes de nitrilo y la confusión sobre el destino de los más de 201 millones de unidades compradas entre marzo y mayo.

Con fecha de 1 de junio, la Dirección del Instituto Nacional de Gestión Sanitaria (Ingesa) adjudicó un contrato para la adquisición de otros 40 millones de guantes de nitrilopor 3,88 millones de euros, para equipamiento médico como protección ante el Covid-19, con un plazo de entrega de diez días

 desde la realización del primer pago establecido. Hasta ahí todo podría parecer normal, si no fuera porque hasta ese momento Sanidad había firmado ya contratos, desde el principio de esta crisis sanitaria, para adquirir 201 millones de guantes con urgencia, de los cuales solo ha entregado a las comunidades autónomas un total de 38 millones, el 19 por ciento del total.

En concreto, desde que se activaron las alertas por la pandemia el Ministerio de Sanidad ya tenía comprados un total de 201.759.000 guantes, de los que ha entregado a las comunidades autónomas 38.728.738 unidades, según los datos del Departamento que dirige Salvador Illa. ¿Dónde está el resto? ¿Por qué no se han entregado 163 millones de guantes, cuando las comunidades lo están demandando desde el principio de la crisis del coronavirus para proteger a los sanitarios? ¿Y por qué se ha firmado otra compra de 40 millones, si no se han entregado esos 163 millones?

Precisamente, en un contrato previo al de los últimos 40 millones de guantes, fechado el 14 de mayo, se firmó la compra de 52 millones de unidades para el Covid-19por un importe de 5,56 millones de euros y un plazo de entrega de diez días naturales desde la firma. En otros contratos anteriores, desde marzo, ese plazo se ampliaba hasta los dos meses, pero en cualquier caso muchos de ellos ya estarían superados. Una vez más se constata el desfase que hay entre el material comprado por el Gobierno y las entregas a las comunidades.

Falta de transparencia

Desde la oposición se ha solicitado al Gobierno toda la información y documentación relacionada con los contratos de material de protección sanitaria, incluido el proceso de adquisición, las fechas exactas de entrega y el destino de todos los elementos. De momento, siguen a la espera de una respuesta y lamentan la «falta de transparencia» del Ejecutivo.

En su última comparecencia parlamentaria, Salvador Illa reconoció que los guantes de nitrilo son el único producto de protección sanitaria con «escasez», ya que no hay fabricación nacional y existe «dificultad» para obtenerlo en el mercado internacional. «Las comunidades autónomas nos han pedido que compráramos. Se necesita mucho más, pero estamos en esa acción de compra. Está en vías de solución», aseguró.

Como ya informó ABC, desde Sanidad se subraya que los suministros de material sanitario contratados por el Ministerio «a nivel nacional e internacional siguen produ- ciéndose de forma regular». «Dado que las comunidades ya han normalizado su acceso al mercado y han aumentado su capacidad de compra, el Ministerio ha modificado la fórmula de reparto para responder a las solicitudes semanales de cada comunidad», afirman fuentes de Sanidad, que aseguran que hay un sistema de distribución «planificado». Desde Sanidad se señala también la necesidad de conformar una reserva estratégica nacional, que podría resultar fundamental en el caso de que se produjera un rebrote de la pandemia.

Desde el Partido Popular ven con enorme recelo todo el proceso de adquisición de compra de material sanitario por parte de Sanidad, sobre todo porque una buena parte, como ocurre con los guantes de nitrilo, «no se ha entregado». Fuentes populares tienen dudas incluso de que ese material haya llegado a destino tras su compra. «La compra urgente de 40 millones de guantes demuestra que no están recibiendo los ya pagados, hay mucha compra fallida», denuncian en la oposición.

Fuente: Mariano Calleja – ABC

Comparte esta página: