La OCDE sitúa a España a la cabeza del desplome económico mundial

La OCDE sitúa a España a la cabeza del desplome económico mundial

El organismo supranacional prevé una contracción del 14,4% en 2020, con un paro que rondará el 19,2%.

 

España se encuentra a la cabeza del desplome económico mundial en 2020, según las previsiones de la OCDE, que avisa de que la deuda pública podría llegar al 130 por ciento si hay un rebrote de Covid-19.

En su último informe, el organismo calcula que el PIB español se ha hundido un 23,3 por ciento desde el inicio de la crisis provocada por el coronavirus. La OCDE prevé que el PIB de España se contraerá hasta un 14,4% en 2020 si hay un rebrote. Para 2019, prevé que el PIB caiga un 11,1%.

España es, además, el segundo país más castigado en empleo, pues prevé que el paro ronde el 19,2% en 2020 y se mantendrá en el 18,7% en 2021.

Las previsiones de la OCDE están en sintonía con las del Banco de España, que alertaba esta misma semana de un desplome en la economía española, con una contracción del PIB que podría alcanzar el 15,1 % en el peor escenario, debido a la epidemia de coronavirus.

El director general de Economía y Estadística del Banco de España, Óscar Arce, presentó este lunes una actualización de las proyecciones macroeconómicas de la institución hasta 2022, que vaticinan una crisis en forma de «uve muy asimétrica», con tasas de paro por encima del 17 % hasta 2022 y elevados niveles de déficit y deuda durante «algún tiempo”.

Este mismo miércoles, el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, minimizaba la incidencia del escenario que presentaba el Banco de España.

“Estamos en un entono en que las previsiones son de utilidad muy limitada”, ha dicho Escrivá en una entrevista con los Desayunos de Televisión Española, “ni los mercados ni los inversores ni los que evalúan nuestro rating de solvencia están considerando que tengamos un problema”.

En cuanto a los hechos, Escrivá, ha señalado que entre mayo y lo que va de junio unos 700.000 trabajadores han salido de expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE), a los que se suman 200.000 afiliaciones de personas que perdieron su empleo.

Sin embargo, el último dato de paro, si bien fue un respiro, supuso un nuevo hito en la senda de destrucción de empleo en la economía española. El número de personas afiliadas a la Seguridad Social en el último día de mayo fue de 18.584.176, lo que supone que el sistema registró un aumento de 187.814 afiliados desde el inicio a final de mes, un 1 % más. Sin embargo, si comparamos con los 19.250.229 afiliados de febrero, todavía hay 666.053 afiliados menos a la Seguridad Social que antes de la crisis.

Recesión mundial

La economía mundial vive su peor recesión desde los años 30 con una caída de la actividad del 6 % en 2020 en caso de que no se produzca un rebrote de la pandemia, y del 7,6 % si eso sucediera de aquí a finales de año.

Este es el doble escenario que dibuja la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) en su informe semestral de perspectivas publicado este miércoles, marcado por una incertidumbre excepcional y en el que la zona euro aparece como la región que sale peor parada.
 
Fuente: El Imparcial
Comparte esta página: