Sergio Ramos recibió fuertes presiones del Gobierno para reunirse con Illa

Sergio Ramos recibió fuertes presiones del Gobierno para reunirse con Illa
Sergio Ramos

El capitán del Madrid no estuvo en la charla telemática de ayer con el ministro porque Sanidad se negó a que fuera en abierto y en directo.

Martes 2 de junio a las 13.00 horas. Ese era el hueco en la agenda que encontraron el ministro de Sanidad, Salvador Illa, la presidenta del CSD, Irene Lozano, y Fernando Simón, el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias, para departir por videoconferencia con los capitanes de los tres equipos más representativos de la Liga -Real Madrid, Barcelona y Atlético-, y también con el de la Real Sociedad, actualmente cuarta clasificadaEl objetivo de esta charla fue conocer de primera mano la opinión de los futbolistas sobre el regreso del campeonato, ahondar en los protocolos sanitarios puestos en marcha y agradecerles su esfuerzo y responsabilidad, pero esto no eran motivos suficientes para la presencia de Sergio Ramos, el único capitán que faltó a la cita.

Según ha podido conocer ABC, el Gobierno presionó de manera incansable al capitán del Real Madrid para que estuviera presente en la videoconferencia, pero Ramos declinó la invitación por considerarla un formato de blanqueo del Ejecutivo. Sergio trasladó al CSD y a Sanidad que la charla telemática debía realizarse en directo y en abierto, para que todo el que quisiera la pudiera ver in situ, pero el Gobierno se negó tajantemente a ello argumentando que la charla solo sería en privado para, a posteriori, hacérsela llegar a los medios con los cortes que el propio Gobierno quisiera remitir. Esas condiciones no las aceptó Sergio Ramos, a pesar de recibir durante más de una semana fuertes e insistentes presiones, «un día tras otro e incluso a horas intempestivas», como señalan distintas personas que saben de primera mano todo lo sucedido sobre este espinoso asunto, aunque desde el CSD niegan a este periódico que fuera así.

Ramos tenía intención de trasladarle al ministro Illa alguna de las preguntas que se hace en estos momentos la sociedad española tras dos meses y medio de pandemia y duro confinamiento, pero el CSD y Sanidad, ante el temor de perder el efecto publicitario de la charla, y también recelosos de lo que pudiera preguntar Ramos, rechazaron desde el primer momento hacer la conferencia con las condiciones de Sergio. El capitán del Real Madrid quería que esta charla fuera constructiva y sirviese para solucionar interrogantes que no tienen aún una respuesta clara por parte de las autoridades, y no solo que fuese simplemente una conversación de fútbol con una foto que al Gobierno le generara buena imagen.

Esta es la historia de una polémica en la que el Real Madrid siempre estuvo del lado de su capitán, pero que no quiso llevar a la confrontación total. Por eso, el club decidió que un internacional absoluto con España y futbolista de muchos años en la entidad, como Dani Carvajal, fuera el que ocupara el lugar de Ramos, aunque la realidad es que el lateral derecho también se identificaba cien por cien con la postura de su capitán y estuvo en la charla por respeto al Real Madrid y a los otros tres equipos, aunque como aseguran a este periódico distintas fuentes acudió «de aquella manera».

Fuente: Rubén Cañizares – ABC

Comparte esta página: