Pedro Sánchez: La insoportable vileza de un cobarde moral

Pedro Sánchez: La insoportable vileza de un cobarde moral
Comparte esta página:

La declaración, nada velada por cierto, hecha por el presidente del Gobierno según la cual  la destitución del coronel Pérez de los Cobos se enmarca dentro de una remodelación del Ministerio de Interior para evitar una «Policía patriótica» -expresión patentada por Pablo Iglesias- es de una gravedad tal que podría decirse que el Ejecutivo socialista ha alcanzado la cumbre de la indecencia moral.

La «Policía patriótica», según la teoría conspiranoica del líder de Podemos y que ahora hace suya Pedro Sánchez, se refiere a la supuesta presencia de grupos policiales al servicio de la derecha y en contra del Gobierno. Es decir, elementos golpistas dentro de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado. Que la destitución de Pérez de los Cobos se enmarque, según la falsaria declaración  de Sánchez, en los intentos del Gobierno de limpiar la Guardia Civil de esa supuesta «Policía patriótica» significa acusar a un coronel de la Guardia Civil de impecable trayectoria de un delito gravísimo. No cabe mayor indecencia ni mayor ignominia.

El presidente del Gobierno de España acusando a sectores de la Benemérita de estar promoviendo una suerte de golpe de Estado. Y todo para cubrir a un ministro de Interior, Fernando Grande Marlaska, que se ha revelado como un mentiroso contumaz, un conspicuo cercenador de derechos y libertades y ya veremos si un prevaricador.

A Pérez de los Cobos corresponderá defenderse como crea conveniente de la bajuna insinuación de presidente. Pero desde un punto de vista estrictamente político, lo que ha Sánchez no tiene perdón. El socialcomunismo ha cruzado un peligrosísimo umbral: ha acusado a la mismísima Guardia Civil de incumplir su papel de garante de las libertades y convertirse en una «Policía patriótica» al servicio de espurios intereses.

Comparte esta página: